[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Arte & Diseño

Manolo Gallardo: un ejemplo de pasión por el arte


Considerado como un referente del realismo en Latinoamérica, produjo obras que desataron polémica.

foto-articulo-Arte & Diseño

Si algo caracterizó la obra de Manolo Gallardo (1936-2021) fue que no pasó inadvertida. Sus piezas provocaban una mezcla de admiración y controversia. El artista, quien falleció el domingo 3 de octubre, deja tras de sí un legado de pasión por el arte, propia de quien se entrega con autenticidad. 

La fuerza del sentir

Rudy Cotton, director del Museo Nacional de Arte Moderno Carlos Mérida, afirma: “Fue un referente no solo por el manejo de sus técnicas, sino porque era una persona extrovertida que llegó a provocar polémica con muchas de sus obras. Él demostró siempre esa búsqueda, esa presencia como artista. Plasmaba lo que sentía”. 

“Creo que a veces él mismo no se daba cuenta de que lo que sentía era tan profundo que despertaba pasiones”, señala el curador y crítico de arte Guillermo Monsanto. “Cuando le mostraba a uno cada obra era como un papá mostrando a su bebé. Era muy emotivo. La suya no es una obra fría, sino que expresa mucho de lo que había en él”, agrega.

Monsanto recuerda cómo en 2013 la galería El Attico le dio cabida durante dos años a No al femicidio, una escultura que se había planificado colocar en la plaza central del Centro Cultural Miguel Ángel Asturias, pero que fue rechazada por el gobierno de entonces, porque se dijo que la mujer representada estaba crucificada. En la actualidad se encuentra en la Escuela Nacional de Artes Plásticas Rafael Rodríguez Padilla. 

El artista José “Pepo” Toledo señala: “Su obra refleja el descontento social. Es una constante denuncia por la falta de valores, la hipocresía y el comportamiento de la clase política. Manolo era sarcástico, irreverente y a veces ofensivo…”. 

Entre las obras que menciona Toledo se encuentran ‘Golpe tras golpe’ (1983), en la que representó a Mejía Víctores luego de derrocar a Ríos Montt. “La más emblemática es ‘Epopeya pictórica’ (1986), a la que el autor llamó ‘Diez años de Guernica en Guatemala’. Para él, Guatemala es un reflejo del mártir pueblo de Guernica, en España, representado por Picasso. La obra se encuentra en el Banco de Guatemala”, explica Toledo.

“Su obra más enigmática fue ‘El señor presidente’ (1991), donde el personaje central es Jorge Serrano. A decir del artista, ‘la pintura anduvo como judío errante en casa presidencial’. Decían que transmitía vibraciones negativas y que alguna de sus imágenes se movía”, cuenta Toledo.

“Era un artista muy valiente y decía lo que pensaba sin importarle las consecuencias”, asevera Monsanto. 

Más allá de las modas

Cotton asegura que Gallardo “llegó a ser uno de los realistas más importantes de Latinoamérica”. Las muestras de su talento se encuentran en colecciones tanto públicas como privadas. Al Museo Nacional de Arte Moderno donó tres piezas de gran formato: ‘La Sentencia’, ‘Judas’ y ‘La autopsia’

Monsanto indica que Gallardo “era un artista de taller, es decir, que dedicaba tiempo a cada obra. Era muy disciplinado”. Añade que “a pesar de ser un artista académico, la respuesta a su obra siempre era contundente. Existiendo otro tipo de artistas que buscaban otros lenguajes (para manifestarse), él con ese lenguaje académico consiguió siempre estar en el ojo del huracán”.

Al hablar de su técnica, Toledo refiere: “Gallardo siguió firme en el realismo académico, casi fotográfico, similar a la corriente hiperrealista. Esto lo hizo caminar en forma independiente de las nuevas tendencias de la pintura. Las modas van y vienen. El realismo ha existido siempre… Su forma de expresarse libremente la encontró en el surrealismo. Desarrolló una técnica impecable. Su trazo es firme y refinado. La pulcritud de su dibujo impresiona. No compite con su pintura, sino que se amalgama con ella”. 

Expresar y compartir

Al artista que se formó académicamente en la ENAP y en academias de España, como la famosa de Bellas Artes de San Fernando. Le fueron otorgados más de 50 reconocimientos; entre ellos, la Orden del Quetzal, la Orden del Arrayán, el grado de Emeritissimum en la Universidad de San Carlos.

Otra de sus facetas fue la de docente. En la ENAP impartió clases y no se limitaba a compartir sus conocimientos, sino que proveía de materiales a algunos de sus alumnos. 

Era, según afirman sus colegas, un hombre generoso. Monsanto recuerda que hace 34 años fue el padrino de la galería El Attico.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Ferdy Montepeque/elPeriódico
Guatemala sin aplicar cien mil vacunas diarias como ofreció Giammattei
noticia AFP
Schwartzman eliminado de Acapulco

El argentino Diego Schwartzman no pudo hacer válida su condición de favorito en el Abierto Mexicano de tenis-2021, que se juega en el balneario de Acapulco, tras caer el martes en primera ronda ante el juvenil italiano Lorenzo Musetti en tres sets (6-3, 2-6 y 6-4).

 

 

noticia Claudia Jo Ríos* / Estado de derecho y economía
El “buen juez”

Un juez no debe permitir que en su decisión intervengan factores políticos o ideológicos.



Más en esta sección

Diputados eligen mañana a su nueva Junta Directiva

otras-noticias

Defensa personal: cómo empoderar a mujeres víctimas de violencia en Panamá

otras-noticias

Ejército de Nicaragua desplegará 15 mil efectivos para resguardar elecciones

otras-noticias

Publicidad