[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Arte & Diseño

Diez años sin Efraín Recinos; diez piezas para entenderlo


Obras en espacios públicos, ganadoras de certámenes y figuras emblemáticas forman parte del legado del artista.

foto-articulo-Arte & Diseño

Sus convicciones, su manera de ver la vida e incluso su sentido del humor quedaron plasmados en muchas de las obras de Efraín Recinos, de quien el 3 de octubre se conmemoran diez años de fallecido. He aquí una recopilación de algunas de sus piezas más emblemáticas:

1)   El Centro Cultural Miguel Ángel Asturias

Por sus dimensiones y la proyección social de sus funciones, puede considerarse a este complejo arquitectónico como la obra más emblemática del Maestro. Además, de uno de los más altos logros de integración plástica a la arquitectura de la región centroamericana. Una de las más fuertes convicciones de Recinos era que la obra pública debía reflejar al país, a la cultura y el paisaje. Por eso, el diseño de este complejo armoniza las formas y colores con el paisaje que lo rodea, e incluye elementos que hacen referencia a la cultura maya. Recinos debió respetar las bases que Marco Vinicio Asturias, quien fue el primer arquitecto del proyecto, había dejado antes de morir en un accidente en 1965. Sobre estas bases Recinos creó esta fusión de escultura y arquitectura que se inauguró el 16 de junio de 1978.

Foto: Wikipedia

2)   Los difusores acústicos del Conservatorio Nacional de Música Germán Alcántara

Entre los años 1930 y 1960 la tendencia arquitectónica mundial era eliminar los palcos en los auditorios. Así fue construido el Conservatorio Nacional de Música Germán Alcántara. Con el tiempo, músicos y expertos se dieron cuenta que la música no se escuchaba tan bien como en los escenarios de antaño. Los expertos en acústica explicaron que todo se debía a la falta de estos palcos. En 1992, cuando se le encargó a Efraín Recinos la restauración del edificio, se dio cuenta que ni el espacio ni el dinero alcanzaban para agregar esos elementos.  . Sin embargo, pensó en ofrecer una solución y colocó lo que llamaba “palcos de mentira”, los cuales servirían como difusores acústicos. Esta mejora técnica, que él mismo afirmaba era mínima, fue transformada en un mural en el que se rinde tributo a 89 personalidades del arte.

Foto: Archivo/elPeriódico

3)   Un artista y nueve estorbos

En esta obra, Recinos plasmó tanto su admiración como su sentido del humor al retratar a sus colegas Ramón Ávila, Rodolfo Abularach, Manolo Gallardo, Roberto González Goyri, Dagoberto Vásquez, Marco Augusto Quiroa, Víctor Vásquez Kestler, Luis Díaz y Elmar René Rojas. A cada uno lo representa con elementos que distinguen su trabajo. A todos les colocó en las manos brochas gordas, mientras que en su autorretrato se pintó con un fino pincel.  Esta pieza se encuentra en el Museo Nacional de Arte Moderno Carlos Mérida.

4)   La Guatemalita

Recinos tuvo la idea de crear una tira cómica con un personaje que representara a Guatemala. Realizó bocetos de La Guatemalita. A principios de los años 1970, cuando se iba a inaugurar la hidroeléctrica Chixoy se le encargó una obra para la sala de máquinas, y él vio la oportunidad de realizar la imagen en madera. Al tenerla lista, decidió que no era ese el lugar apropiado para esa obra porque no iba a poder ser observada por el público. A partir de ahí, comenzó a incluirla como personaje principal o como complemento en muchas de sus piezas. En una entrevista de la tesis del diseñador Pedro Luis Dominguez, Recinos contó: “De la forma de nuestro mapa se puede como por ejemplo lograr una forma de figura humana infantil, agregándole manos y pies, y para que no hubiera problema con Belice, del otro lado del mapa le solté la cabellera a la muchachita de tal manera que, si viene un beliceño y pregunta donde esta Belice, pues está detrás de la cabellera y del viento”.

5) Murales de la fachada Poniente del Crédito Hipotecario Nacional

El edificio fue construido en 1964 y a Efraín Recinos se le encargó trabajar el mural de la fachada Poniente. Este está dividido en cinco paneles de 6 x 2 metros. Los temas que plasmó ahí fueron El trueque o cambio, La industria, El ahorro, La Agricultura y La Cultura. Son bajo relieves construidos con cemento, hierro y granito de piedra mármol, como hace constar la tesis Catálogo de Recopilación de Obras Arquitectónicas y Escultóricas del Maestro Efraín Recinos, de Valerie Robledo Monroy.

6) Monumento a la Industria y otras obras en el Parque de la Industria

El Monumento a la Industria es una escultura monocromática de 20 metros de alto, construida en 1961 en el Parque de la Industria. En sus formas sobresalen figuras acuáticas como náyades y siren

as, además de figuras femeninas y pequeños monumentos al amor. Es considerada como una obra muralística integrada a un espacio abierto. Entre otros elementos, alrededor de esa escultura destaca también la cascada. En este mismo parque se encuentran, entre otras obras, los murales de los salones antiguos, realizados en hierro, cobre y aluminio. El primero representa a Guatemala abriendo sus puertas al comercio; el segundo, un romance entre la luna y el paisaje.

Foto: Facebook Fotos Antiguas de Guatemala

7) Fachada de la Biblioteca Nacional de Guatemala Luis Cardoza y Aragón

El arquitecto Rafael Pérez de León diseñó el edificio de la Biblioteca Nacional con un estilo racionalista. Tenía enfrente una escalinata con una inclinación muy pronunciada. A Efraín Recinos se le encargó replantear la estructura frontal y se decidió colocar las gradas a los lados. Esto permitió la colocación de un mural que sirviera de apoyo a la escalinata. Recinos plasmó una denuncia contra la violencia y las injusticias sociales, al representar a diversos grupos sociales. A propósito del mural, Pepo Toledo cuenta una anécdota en el documento Murales censurados de Efraín Recinos: “Semanas antes de finalizarlo, el Ministro de Comunicaciones y Obras Públicas amenazó con llevar un tractor para botarlo la mañana siguiente. El valiente escultor hizo guardia frente a su obra desde las seis de la mañana. El ministro no cumplió su amenaza; pero al estar terminada la plaza tuvo que presidir el acto. Declaró que inauguraba la obra pero no así el mural que estaba frente a ella”.

Foto: Ministerio de Cultura y Deportes

8) Murales en el Aeropuerto Nacional La Aurora

Estos son 18 paneles de concreto y mármol suspendidos en las ventanerías laterales del segundo nivel, lugar donde ingresan los pasajeros a la terminal aérea. Cada mural se refiere a distintos temas, como la humanidad, su capacidad tecnológica y el deseo de volar, señala el estudio de Robledo Monroy.

Al describir las características de los murales, este estudio indica: “No son rígidos porque, aunque cada pieza está en un rectángulo, el diseño particular de cada mural, las aristas o partes que sobresalen, las líneas que crean una dinámica en la serie, los sutiles cambios en la textura con que fue tratada cada pieza, otorgan al conjunto una sensación de ligereza, de volúmenes casi aéreos que equilibran el peso visual”.

9. Música Grande

La recién restaurada obra del Maestro que acaba de volver a la vista pública, es otra de las muestras de su compromiso con la denuncia. En el acto de entrega de la obra restaurada al Museo Nacional de Arte Moderno, Lorena Recinos hija del Maestro afirmó: “En 1970, el Maestro quiso hacer una marimba normal con marimbistas normales. Pero la guerra interna era cada vez más dura y día a día caían amigos y desconocidos, así que poco a poco la marimba se fue transformando en un tanque de guerra”. La obra, que ganó el Premio de Escultura del Certamen Permanente Centroamericano 15 de septiembre de ese año, fue trabajada en madera de plywood de pino. Sus dimensiones son de 3 x 1.50 y tiene una altura de 2 metros.

10. Caballero Quetzal revestido de guerra

Otra de las obras del maestro que se encuentran en el Museo Nacional de Arte Moderno Carlos Mérida es esta escultura hecha de hierro, que se complementa con repuestos de automóviles, chatarra, tuercas, tornillos, pernos y tachuelas. Es una figura estilizada, que sostiene un machete en sus manos. Fue una crítica la violencia generada por el Conflicto Armado Interno. Muestra una expresión trágica y desesperada. Sus dimensiones son de 2 x 0.5 metros.

También te puede interesar:

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Paris Saint Germain busca reivindicarse

Tras su sorprendente (3-2) derrota el fin de semana contra Lorient (18º), el París SG (3º) está obligado a reaccionar el miércoles ante el colista Nîmes si no quiere que se le complique aún más un título con el que ahora sueñan Lille y Lyon, primero y segundo de la Ligue 1.

 

noticia Jaime Arimany
Jueces corruptos (parte 4)

Hemos recibido información de personas que han sido detenidas sin ser juzgadas y que ya llevan meses e inclusive años de estar en la cárcel.

noticia Rony Ríos/elPeriódico
Salud firma contrato para adquirir 2 millones de vacunas

Las dosis de AstraZeneca se recibirán en septiembre, asegura el gobierno.



Más en esta sección

Celtics, con gran triunfo

otras-noticias

Solskjaer, en la cuerda floja

otras-noticias

Cronología: Décadas de ataques y amenazas a elPeriódico

otras-noticias

Publicidad