[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Literatura

Guillermo Barquero, Premio Monteforte Toledo 2021


Con la novela Horca, el escritor y fotógrafo se inscribe en la lista de los autores galardonados con este reconocimiento.

foto-articulo-Literatura

Una mujer atrapada en un desierto es la protagonista de Horca, la obra del costarricense Guillermo Barquero Ureña (San José, 1979) con la que se hizo acreedor al Premio Monteforte Toledo a Novela 2021. El anuncio de su logro se hizo este  jueves 9 de septiembre.

La novela del escritor y fotógrafo se impuso ante otras 161 obras que llegaron provenientes de Centroamérica y Panamá al concurso. Este año, el certamen se realizó gracias a la alianza estratégica entre la Fundación Paiz para la Educación y la Cultura y la Fundación Mario Monteforte Toledo, y entregó Q50 mil al ganador. Además está el ofrecimiento de la editorial Piedra Santa para la publicación y difusión de la novela.

El jurado calificador estuvo integrado por los escritores Valeria Cerezo, ganadora del Premio Monteforte Toledo en 2005; Carlos Humberto López Barrios, Premio Nacional de Literatura Miguel Ángel Asturias 2012, fundador y director de Editorial Praxis y miembro de la Academia guatemalteca de la lengua; y José Luis Perdomo, ganador del Premio Nacional de Literatura Miguel Ángel Asturias 2020 y miembro de la Academia guatemalteca de la lengua.

Los jueces dijeron acerca de la novela ganadora: “Está escrita de manera impecable, por el manejo de una narrativa poco usual y un amplio léxico que denota conocimiento de las temáticas tratadas. La narración es poética, filosófica, con metáforas inesperadas, y conserva un solo tono en todo el relato. El autor manifiesta conocimiento del oficio literario y su propuesta es novedosa, profunda. Es una obra bien contada de principio a fin”.

Los orígenes

Barquero ha publicado los libros de relatos La corona de espinas (2005) Metales pesados (2009) y Muestrario de familias ejemplares (2013), así como las novelas El diluvio universal (2009), Derrame de petróleo en Lesotho (2017) y Tierras raras (2019). Por la antología de cuentos Anatomía comparada obtuvo el Premio Nacional de Novela Aquileo J. Echeverría, en 2018. Además, compiló, junto con Juan Murillo, el volumen de relatos Historias de nunca acabar. Antología del nuevo cuento costarricense.

En entrevista con elPeriódico el autor afirma que la novela ganadora es fruto de un proceso de evolución. “Solamente en este momento podía pasar la escritura de esta obra porque suma muchas experiencias anteriores”. Cuenta que su decisión de escribir una novela surgió cuando tenía cerca de 17 años. Ya para entonces había decidido dedicarse a escribir y a leer de manera constante y hacer de la literatura su forma de vida, pero aún le faltaban experiencias y oficio literario.

Cuando tenía como 25 o 26 años, ya había publicado un libro de cuentos. Había escrito algunos relatos y estaba haciendo una carrera más elaborada”. En ese momento logró terminar y publicar El diluvio universal, en la que el personaje principal buscaba pasar de un lugar a otro.

“Esa novela, más ese intento anterior y toda la vida y la lectura me llevaron a escribir esta otra”, afirma al referirse a la ganadora. “Es acerca de una mujer que está atrapada en un desierto. El desierto pareciera ser un lugar grande, pero es limitado, porque no hay recursos ni cómo moverte, cómo escapar”.  Barquero relaciona la temática con la de su novela anterior no solo porque los personajes viven situaciones donde buscan salir de un lugar a otro, sino porque en esta nueva obra se menciona al personaje de la anterior. “Fue una auto referencia que no planifiqué, pero en algún momento surgió y tenía que aparecer”.

El escritor indica que, aunque la literatura se puede hacer con elementos de fantasía y ficción, en su caso, le es difícil partir de cero. “Necesito un basamento que sea arraigado a la realidad. “Aquella novela de los 17 años, la de los 25 y esta a los 40 son novelas que se relacionan con las vivencias y con la lectura también, porque la lectura termina siendo una vivencia”, señala.

Los guías y las influencias

La afición por la lectura llegó a Guillermo por sus abuelos. “Yo llegué a los libros a través de ellos. En su casa había muchos libros, pero, sobre todo, había un embrujo por los libros. Ellos pasaban leyendo. Yo los veía y pensaba: “¿por qué alguien puede sentarse tantas horas con esa cosa (señala un libro)? Además, siempre lo asocié (su afición por la lectura) con su eterna amabilidad. Eran personas muy educadas, pero no una educación académica, sino una educación más fundamental”, relata.

Esa inspiración le llevó a descubrir autores que le han marcado. En la obra ganadora Barquero coloca epígrafes que hacen referencia a sus influencias. 

 “Las tres novelas que cito acá y los autores que cito son fundamentales en toda mi carrera. La argentina Aurora Venturini, fallecida hace algunos años, con una obra que se descubrió tardíamente, pero que estilísticamente a mí me llamó la atención por su sintaxis. La otra es Sara Gallardo, otra argentina que ya tenía un nombre bastante sólido pero que desde hace algunos años las hemos estado redescubriendo. Además, Samuel Beckett, el dramaturgo, aunque  a mí me interesa su narrativa: Lidia con personajes que están atrapados en espacios y no saben dónde están. Para mí ese tipo de creación desde la nada y hacia la nada pero con ciertas elucubraciones es fundamental. Beckett hizo eso mejor que cualquier autor del siglo XX” afirma.

Alegría y sorpresa

Acerca de su elección como ganador, afirma que ha sido una sorpresa agradable. Dice haber leído trabajos de los autores que han sido galardonados en años anteriores. “Incluso he leído las obras ganadoras. Pienso en el prestigio que tiene este premio, aparte de la organización y la estatura de los ganadorespara mí es un honor a nivel centroamericano y latinoamericano. Es algo que yo no puedo ni siquiera procesar”, finaliza.

También te puede interesar:

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Europa Press
Huesos frágiles: relacionados con enfermedades cardíacas en mujeres

Investigaciones publicadas anteriormente indican que las personas con osteoporosis suelen padecer aterosclerosis (endurecimiento y estrechamiento de las arterias), lo que sugiere que ambas enfermedades pueden estar relacionadas.

noticia Lucero Sapalú/ elPeriódico
El 90 por ciento de los maestros en Guatemala crearon sus métodos de estudio durante la pandemia

La Universidad de Harvard realizó estudios de caso de profesores guatemaltecos que se tuvieron que adaptar a las clases virtuales.

noticia
Especial Campus 2021


Más en esta sección

Pacientes crónicos del IGSS sufren escasez de medicamentos

otras-noticias

Giammattei evita hablar de corrupción, pide ayuda sin condiciones y responsabiliza a EE. UU. de demanda de drogas

otras-noticias

Sala confirma absolución de hijo y hermano de Jimmy Morales

otras-noticias

Publicidad