[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Mundo

EE. UU. pone fin a la guerra de Afganistán con la salida de soldados


El Gobierno estadounidense puso punto final a su repliegue dentro del plazo fijado por Joe Biden, que marcó el 31 de agosto para terminar la salida del país.

foto-articulo-Mundo

Estados Unidos puso ayer punto final a la guerra más larga de su historia con la retirada de sus últimos soldados de Afganistán, casi 20 años después de su despliegue en el país centroasiático.

El encargado de hacer el histórico anuncio fue el general Kenneth McKenzie, jefe del Comando Central de EE. UU. (Centcom), que supervisa las operaciones de las tropas en el Cuerno de África, Oriente Medio y Asia Central.

“Estoy aquí para anunciar la culminación de nuestra retirada de Afganistán y el fin de la misión para evacuar a ciudadanos estadounidenses, nacionales de terceros países y afganos vulnerables”, dijo el general en una rueda de prensa en el Pentágono, en la que intervino de manera telemática.

El último avión militar estadounidense, un C-17, despegó del Aeropuerto Internacional Hamid Karzai de Kabul este lunes a las 15.29 horas de la costa este de EE. UU. El embajador de Estados Unidos, Ross Wilson, y el general Chris Donahue fueron los últimos estadounidenses en embarcar al avión, indicó el Pentágono.

McKenzie explicó que, pese a que el repliegue castrense se ha completado, todavía continúa la misión diplomática para garantizar que más ciudadanos de EE. UU. y que “los afganos aptos” que quieran marcharse puedan hacerlo. El Pentágono había admitido ayer que no pudo evacuar a tantas personas de Afganistán como hubiera querido, un fracaso que despertó vivas críticas en la oposición republicana.

El Presidente abandonó “a estadounidenses a la merced de terroristas”, aseguró el líder de la minoría republicana en el Congreso, Kevin McCarthy. 

En la madrugada en Kabul, talibanes y seguidores suyos celebraron ese momento histórico, doloroso para el mandatario de EE, UU., Joe Biden, con disparos, fuegos de artificio y gritos de alegría. “Hemos hecho historia”, se congratuló Anas Haqqani, responsable del movimiento talibán, una vez los últimos soldados estadounidenses habían salido del país, culminando dos semanas de evacuaciones precipitadas, incluso caóticas.

El gobernante Joe Biden dará hoy un discurso para justificar su decisión de no prolongar la presencia de las tropas en Afganistán más allá del 31 de agosto.

De acuerdo a los datos de McKenzie, desde el pasado 14 de agosto, un día antes de que los talibanes tomaran Kabul, más de 79 mil civiles han sido evacuados en vuelos militares de EE. UU. desde el aeropuerto de Kabul, entre los que hay 6 mil estadounidenses. Junto con los vuelos de los países aliados de la coalición internacional, la cifra asciende a más de 123 mil civiles evacuados.

Aparte aún hay miles de afganos, muchos de ellos antiguos colaboradores de las fuerzas de EE. UU., como traductores y conductores, que no han sido sacados del país.

McKenzie destacó que “la retirada de esta noche significa el fin del componente militar de la evacuación, pero también el final de la misión que comenzó hace casi 20 años en Afganistán, poco después del 11 de septiembre de 2001”.

Recordó que fue “una misión que puso fin a Osama bin Laden, junto con sus colaboradores de Al Qaeda”. “No ha sido una misión barata. El costo ha sido 2 mil 461 soldados estadounidenses y civiles muertos y más de 20 mil heridos”, remarcó.

Pese a completar la retirada, McKenzie aseguró que EE. UU. “siempre” se reservará el derecho a atacar blancos de Al Qaeda o del grupo terrorista Estado Islámico (EI) si es necesario.

La tensión aumentó en los últimos días por la amenaza del Estado Islámico del Khorasan (EI-K). 

El domingo, el Pentágono aseguró haber destruido con un dron un coche bomba de este grupo que se dirigía al aeropuerto, un ataque que podría haber causado muertes civiles.

Y el lunes, el grupo yihadista reivindicó el lanzamiento de seis cohetes contra el aeródromo, que pudo continuar con su operativa.

Aunque también son sunitas radicales, el EI-K es enemigo de los talibanes y responsable de las peores masacres en Afganistán y Pakistán en los últimos años.

En una entrevista a la AFP, el portavoz talibán Zabihullah Mujahid indicó que estas acciones del grupo yihadista deben terminar “cuanto vean que se pone en marcha un gobierno islámico con la salida de las potencias extranjeras”.

En su retorno al poder, los islamistas prometieron un régimen diferente al impuesto entre 1996 y 2001, basado en una interpretación ultrarrigorista de la ley islámica que prohibía los juegos, la música, las fotografías, la televisión o el trabajo femenino.

Horas antes de la marcha estadounidense, un avión de la Organización Mundial de la Salud aterrizó en la ciudad de Mazar-i-Sharif con 12.5 toneladas de medicamentos y material médico, en el primer envío de ayuda médica al país desde el ascenso de los talibanes.

Desde Catar

El secretario de Estado, Antony Blinken, anunció la suspensión de su presencia diplomática en Afganistán y el traslado de las operaciones a Doha (Catar), desde donde seguirá “ayudando” a los estadounidenses que se quedaron en el país. También aseguró que Washington “trabajará” con los talibanes si estos cumplen sus promesas. “Cada paso que demos se basará no en lo que diga el Gobierno talibán, sino en lo que haga para cumplir sus compromisos”, aseveró.

250 

ciudadanos estadounidenses se estima quedan en suelo afgano, aunque las autoridades de EE. UU. todavía no han podido determinar si su deseo es permanecer o marcharse.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Redacción/ elPeriódico
Video | Reportan posible enfrentamiento armado entre la frontera de México y Guatemala

El Ejército asegura que no ha encontrado ningún rastro de uso de armas de fuego, mientras la Fiscalía de Chiapas confirmó que hay heridos. 

noticia EFE
2-2. Goretzka salva a Alemania

Un gol de Leon Goretzka en el minuto 83 le dio un sufrido empate a Alemania (2-2) ante una heroica Hungría, lo que clasifica al conjunto Joachim Löw para los octavos de final de la Eurocopa, en los que se encontrará con Inglaterra en un duelo tremendo e histórico.

noticia Editorial
Venganza política en Bolivia


Más en esta sección

La duda legal sobre las compras del último estado de calamidad

otras-noticias

Comunidades se suman a los conflictos en Santa Catarina Ixtahuacán y Nahualá

otras-noticias

Carrillo nombra como su abogado a asesor del Instituto de la Víctima

otras-noticias

Publicidad