[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Cine & TV

El Festival de Cannes, a punto de bajar el telón


En la recta final las apuestas vuelven a favorecer a una cinta asiática.

foto-articulo-Cine & TV

El Festival de Cannes cierra este viernes su maratón de estrenos, con una crítica que apuesta por coronar por tercer año consecutivo una cinta asiática, la japonesa Drive my car, aunque las sorpresas de última hora son también marca del mayor certamen de cine del mundo.

Nitram, del australiano Justin Kurzel (Assassin’s Creed) y Les intranquilles, del belga Joachim Lafosse, son las últimas de las 24 películas que compiten este año por la Palma de Oro, el mayor número de los últimos tiempos. 

La primera, un retrato del autor de una matanza que en 1996 dejó 35 muertos en la isla de Tasmania, suscitó polémica en Australia incluso antes de su estreno, especialmente entre las familias de las víctimas.

Les intranquilles, un drama sobre el trastorno bipolar basado en la experiencia del propio director, bajará por su parte el telón de esta edición, que marcó el retorno del cine mundial a La Croisette tras la anulación del certamen el año pasado debido a la pandemia.

El palmarés se anunciará el sábado después de una jornada de deliberaciones a puerta cerrada por parte del jurado presidido por el cineasta estadounidense Spike Lee.

Murakami, en competición

Con varias películas todavía por puntuar, entre estas Memoria, con Tilda Swinton, y la francesa Les Olympiades, ambas estrenadas el jueves, la crítica internacional coincide hasta el momento en que Drive my car, del japonés Ryusuke Hamaguchi, se merece la Palma de Oro, según recoge la tabla de la revista Screendaily.

Basado en un relato de Haruki Murakami, uno de los novelistas contemporáneos más celebrados, el filme avanza en el tiempo de la misma forma en que sus protagonistas, un dramaturgo y su joven chófer femenina, recorren día tras otro la ciudad de Hiroshima, donde el primero ensaya Tío Vania, el clásico de Anton Chéjov.

La película, la más larga de toda la competición (2h59), va acercando estos personajes atormentados por la muerte de un ser querido a medida que van derrumbando el silencio en el que llevan años sumidos.

“Absorbente”, “profundamente conmovedora”, con “profundidades poéticas“… son algunos de los elogios que brindó la crítica internacional a la película de Hamaguchi, que ya compitió en 2018 en Cannes.

El vuelco de 2019, con Almodóvar

De ganar, supondría la tercera Palma de Oro asiática consecutiva, después de Un asunto de familia, del también japonés Hirokazu Koreeda (2018) y de Parásitos, del surcoreano Bong Joon-ho (2019).

En esa última edición, este “thriller” tragicómico que posteriormente arrasó en los Óscar se estrenó casi al final del certamen y dio un vuelco a las quinielas, en detrimento de la hasta entonces favorita, Dolor y gloria, de Pedro Almodóvar.

Además de las sorpresas de último minuto, la historia del Festival de Cannes también ha demostrado que crítica y jurado no tienen por qué ir de la mano.

Fue el caso por ejemplo en 2010, cuando nadie vio venir la Palma de Oro para Apichatpong Weerasethakul, por El tío Boonmee recuerda sus vidas pasadas. 

Meditar con Memoria

Y el director tailandés, que se caracteriza por una filmografía alegórica admirada por sus colegas y grandes cinéfilos pero incomprendida por el gran público, volvió este año a la competición con Memoria.

Ambientada en Colombia, con secuencias filmadas en la jungla y diálogos escasos, la cinta fue definida por la revista especializada IndieWire como “un ejercicio más de meditación que como una película, lo que la vuelve magistral”.

El musical Annette, que abrió el certamen el 7 de julio con Adam Driver y Marion Cotillard, Un héroe, del oscarizado director iraní Asghar Farhadi, y la noruega The worst person in the world, un estudiado retrato de los milenials, también convencieron a la crítica entre las películas aspirantes.

También te puede interesar:

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia María Elena Schlesinger
De peltre y tiempos no tan remotos

Sobremesa

noticia José Manuel Patzán
Pandilleros mantienen ingresos fijos por extorsiones
noticia Claudia Ramírez / elPeriódico
La extraña historia de la “Pinky promise”

El dedo meñique de la mano tiene una gran importancia dentro de la cultura japonesa.



Más en esta sección

Acción Ciudadana y diputados presentan denuncias contra Consuelo Porras

otras-noticias

Giammattei reaparece acuerpado por sus Ministros

otras-noticias

Usac anuncia calendario de vacunación para estudiantes del área metropolitana

otras-noticias

Publicidad