[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Educación

Día del Maestro: la docencia y el laberinto que no se ve tras la pantalla


Este 25 de junio se conmemora a los docentes, quienes a pesar de la adversidad continúan formando a los adultos del mañana. 

 

foto-articulo-Educación

Los pasillos y patios de cientos de escuelas, colegios e institutos ya no son los mismos desde la llegada del COVID-19 al país. Ya nadie corre en el patio de juegos a la hora del recreo. Los murmullos, las risas y las preguntas de los estudiantes dejaron de ser parte del día a día de miles de maestros y maestras. 

La pandemia lo cambió todo, desde la forma de interactuar hasta la manera de enseñar y aprender, por lo que contar con aparatos tecnológicos e internet se convirtió en una necesidad básica.

En el transcurso de más de un año cientos de docentes perdieron sus empleos por falta de presupuesto, muchos tuvieron que adaptarse a nuevos métodos de enseñanza y otros buscaron más fuentes de ingresos para no abandonar a sus estudiantes, en los casos de los que no recibieron salario por varios meses.

Maestros y maestras afirman que es frustrante hablarle a una máquina sin saber quiénes están detrás de ella y si el tema está siendo entendido por todos. Los métodos cambiaron y por el momento no hay señales por parte de las autoridades para saber si la situación regresará a ser como antes en un futuro cercano.

Fotografía: Unicef Guatemala

Docentes sin recursos

Los juegos infantiles de una escuela de educación preescolar en el sector de la zona 5 capitalina llevan más de un año abandonados. Ahora son los padres, tutores u otro familiar los que llegan una vez al mes a recoger la bolsa de víveres, que aún entrega el Ministerio de Educación (Mineduc), y aprovechan para dejar las guías de trabajo terminadas y recibir las nuevas.

Para la directora y las maestras del centro educativo el trabajar a distancia ha sido todo un reto. En el proceso han tenido que enseñarles también a los padres: desde cómo acompañar a sus hijos en las tareas, hasta cómo usar la tecnología.

El proceso ha sido complicado para las seis maestras y la directora, ya que al ser una escuela pública muchos padres de familia carecen de los elementos necesarios para que sus hijos pequeños continúen con sus estudios.

Según la encargada del centro, quien prefirió el anonimato, las maestras tuvieron que llamar a algunos padres para insistirles que no sacaran a sus hijos de la escuela. Gracias a esto lograron que 195 niños y niñas, de 199 que eran al inicio de año, continúen con su proceso de aprendizaje.

Asimismo, un fenómeno que se hizo común desde que inició la pandemia fue que los maestros comenzaron a tener gastos extras, como el pago de internet, adquisición de computadora, en algunos casos impresora y tinta, así como la compra de materiales para las guías de aprendizaje que envían una o dos veces al mes a sus estudiantes.

Maestro de Petén visita a sus alumnos. Fotografía: Facebook Hussein Hoil

“Sé de escuelas en las que las maestras solo envían un WhatsApp con un PDF de las tareas y que cada quien vea cómo las imprime, pero muchos padres no pueden con ese gasto, por ello las maestras decidieron entregarlos por su cuenta”, destacó la directora.

Esto se debe a que muchos padres no tienen acceso a internet o celulares para mandar las fotos y videos que comprueban que sus hijos hicieron las tareas, por lo que la única constancia son las guías impresas.

Además, mencionó que a inicios de este año el Mineduc otorgó una valija didáctica valorada en Q220 a cada una de las maestras de la escuela y que hasta el momento es la única que han recibido en lo que va del año.

Yohanna Álvarez, maestra de una escuela de nivel primario en el municipio de Villa Nueva, destacó que la mayoría de docentes no contaban con una computadora para trabajar desde casa al inicio de la pandemia, por lo que se conectaban desde sus celulares y por medio de WhatsApp enviaban las tareas.

“Fue difícil porque los alumnos tampoco contaban con computadoras o teléfonos inteligentes. Con el tiempo todos hemos podido adaptarnos, pero aún cuesta contactar a los padres en ocasiones”, dijo la maestra.

También aseguró que para ella es triste no ver todos los días a sus estudiantes, porque sabe que muchos no la pasan bien desde que estudian en casa.

Educación media, a la deriva

La situación de los estudiantes de nivel medio y diversificado en el sector público también es preocupante. Muchos no continuaron con sus estudios este año para poder ayudar económicamente en sus hogares y otros simplemente desaparecieron sin decir el porqué. 

El tema de la deserción escolar es un problema que afecta a todos los niveles. Sin embargo, los adolescentes son los más vulnerables

De acuerdo con una publicación de elPeriódico en enero de este año, cerca de 63 mil 855 alumnos de establecimientos públicos dejaron de estudiar en 2020; solo en básicos y diversificado, la suma se acerca a los 19 mil 453. El medio consultó al departamento de comunicación del Ministerio de Educación acerca de si contaban con cifras actualizadas de 2021, pero no se obtuvo respuesta.

La enseñanza para los profesores del nivel medio también ha sido complicada, ya que se han encontrado con los problemas sociales que enfrentan sus estudiantes.

Amalia Tzunux, profesora en un instituto público, destacó que muchos adolescentes han perdido familiares a causa del coronavirus, entre ellos sus padres, por lo que se encuentran viviendo con otros familiares, vecinos o en trámites con la Procuraduría General de Nación (PGN).

En otros casos, viven en hogares conflictivos o con padres desempleados. Todos estos problemas han provocado que los alumnos no sigan con sus estudios.

Amalia aseguró que, cuando los alumnos dejan de asistir a las clases virtuales y no presentan sus tareas, los docentes llaman o acuden a las direcciones de las casas que proporcionaron en el proceso de inscripción, pero a veces no logran ubicarlos.

Además, agregó que las dificultades familiares son el principal factor por el cual los estudiantes se encuentran desmotivados, por lo que asegura que existe una necesidad de regresar a los establecimientos, ya que para muchos era su forma de escape y de sentirse y ser parte de algo.

“No podemos culpar por completo a las familias, ya que es una problemática de políticas de Estado, donde no hay una respuesta ante esta situación y lo peor de todo es que los más vulnerables son los jóvenes”, dijo Tzunux.

Además de estos obstáculos, los profesores también se han enfrentado a la falta de herramientas para poder trabajar, así como las dificultades administrativas. Para Amalia, el futuro es incierto, ya que no existe una planificación o plan de respuesta por parte del Ministerio de Educación.

La profesora mencionó que la cartera envió guías educativas que no van acordes con los grados ni con los niveles con los que están trabajando, por lo que esto se convierte en una limitante en el proceso de enseñanza.

Asimismo, aseguró que este año el calendario escolar era el mismo del año pasado, por lo que el ministerio no brindó propuestas pedagógicas que dieran respuesta a las problemáticas vividas el año pasado.

“Hay mucha desorganización y no se dan los cumplimientos de los protocolos. Las supervisiones educativas nos piden que presentemos planes por comisión pero no los ponen en práctica y al final se ejecuta lo que el Ministerio de Educación pide”, destacó Tzunux.

La profesional dijo que los profesores se esfuerzan para reunirse de forma virtual y en algunos casos presencial fuera de sus horas de trabajo para realizar planificaciones de acuerdo con lo que los estudiantes deben aprender, pero al final no se usan.

Obstáculos en el sector privado

Con la pandemia muchos padres y madres de familia quedaron desempleados, así como muchos docentes del sector privado. De acuerdo con Fabián Juárez, consultor de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (Asies), en una publicación de elPeriódico en marzo de este año, un análisis de los afiliados al Seguro Social estima que en promedio se perdieron 60 mil empleos en 2020.

Esto se vio reflejado en la falta de pagos de mensualidades en los colegios, que provocaron el atraso y reducción del salario de cientos de educadores de instituciones privadas, por lo que muchos tuvieron que buscar maneras extras de generar ingresos para pagar sus cuentas

En este sector el tema de la falta de tecnología en los hogares no afectó tanto como en las entidades públicas. Sin embargo, se convirtió en un problema en las familias que tienen más de un hijo.

Además de los retos antes mencionados, algunos pedagogos se enfrentaron a la poca tolerancia y colaboración de los padres de familia, así como a las críticas de su trabajo por parte de la sociedad.

“Muchas personas decían que los docentes estaban cobrando sin hacer nada”, mencionó Margarita Ramírez, profesora de nivel medio en una institución privada.

Asimismo, agregó que con la pandemia las horas laborales aumentaron, ya que tuvieron que adaptarse a nuevas metodologías de enseñanza, elaboración extra de materiales  y aprender a usar plataformas digitales.

También tuvieron que ser autodidactas, ya que en su caso, no tuvieron capacitaciones por parte de la entidad con respecto a temas tecnológicos, mucho menos de la cartera de Educación.

Una luz al final del túnel

El cambio a enseñanza a distancia cayó como un balde de agua fría a muchos maestros y maestras, pero la pandemia ayudó a fortalecer la comunidad educativa en redes sociales y otras plataformas.

Además, surgieron jornadas de capacitaciones gratuitas en línea dirigidas a docentes, directores, directoras y hasta padres de familia, entre ellas se encuentran las dos Cumbres de Educación que realizó la Editorial Piedra Santa en Guatemala.

El año pasado y este, la editorial reunió a más de 50 conferencistas expertos en diversos temas pedagógicos con el fin de ayudar a los docentes a entender el cambio y desarrollar procesos para facilitar el aprendizaje de las futuras generaciones.

En una de las conferencias de este año, el catedrático de Tecnología Educativa en el departamento de Didáctica y Organización Escolar de la Universidad de Málaga, España, Manuel Cebrián de la Serna, brindó herramientas para trabajar en un ambiente virtual.

Cebrián de la Serna señaló que a pesar de que España y Guatemala son diferentes, también hubo casos de estudiantes y maestros sin recursos tecnológicos, por lo que tuvieron que buscar soluciones para que ambos cumplieran con el proceso.

Asimismo, mencionó que una de las dinámicas que más funcionó y que continúan utilizando es la de trabajar por medio de redes de colaboración las cuales se convirtieron en comunidades de aprendizaje para los educadores.

Desde el inicio de la pandemia a la fecha, existen grupos en Facebook o Whatsapp donde docentes del sector privado y público, nacionales e internacionales, comparten sus experiencias y herramientas para mejorar la calidad de la enseñanza a distancia.

A esto se le suma la posibilidad de vacunación, ya que esta semana la jefa del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS), Amelia Flores, afirmó en una citación en el Congreso que desde el 21 de junio los maestros ya pueden registrarse en la página web vacuna.gob.gt.

No obstante, los más de 250 mil docentes privados, públicos y de universidades que registra el Mineduc, deberán esperar a que les llegue el mensaje de notificación, por lo que no podrán asistir a los centros de vacunación sin previa cita.

Con las inmunizaciones a los docentes, la comunidad espera que se agilice el regreso a clases de manera presencial o híbrida, sin embargo, el Mineduc no confirmó qué planes tienen para retomar estas modalidades, ni cuántos establecimientos trabajan actualmente de manera híbrida.

Otro año más, los educadores celebrarán su día a distancia. Por el momento, el regreso a clases se vislumbra poco alentador.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Sputnik
No todos pueden desayunar después de despertarse

Una endocrinóloga explica quiénes no deberían hacerlo.

noticia Evelyn Boche/elPeriódico
Una de cada dos alertas Alba-Keneth permanece activa
noticia Luis Figueroa
Abusos de los estados de excepción

El Ejecutivo prefiere dictar y decretar.



Más en esta sección

El arte de la protesta: obras que reflejan descontento

otras-noticias

Diputados de oposición piden la renuncia de la Fiscal General

otras-noticias

Fallece trompetista guatemalteco Nery Cano

otras-noticias

Publicidad