[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Cine & TV

Cineasta colombiano en busca del captor de su madre


El director brinda un mensaje de reconciliación inspirado en la actitud de perdón que tuvo su madre hacia sus secuestradores.

foto-articulo-Cine & TV

Durante 603 días, la madre del director Iván Guarnizo estuvo secuestrada por la guerrilla colombiana, y años después el cineasta emprendió una búsqueda casi imposible, la del captor, que ha reflejado en el documental Del otro lado con el objetivo de superar la narrativa del odio en su país.

“El día que estaba viendo la firma de los acuerdos de paz, empecé a buscar entre caras que no conocía, pensando que quizás algunos de ellos eran los guerrilleros que habían cuidado a mi mamá. Pensé que estaría muy bien sentarme con él, mirarle a los ojos y que me mirara a los ojos, pero buscaba unos ojos que no sabía cómo eran“, afirma Guarnizo en una entrevista con Efe.

Después de darse “con muchos portazos y muros”, fue “impresionante” ir sabiendo “por fases que estaba vivo y que seguía en la FARC en el momento de la entrega de las armas”, pero en muchos momentos pensó que la película, presentada en la sección oficial de documentales del Festival de Cine en Español de Málaga, se convertiría “en algo sobre el fracaso, el fracaso de la paz” y su propio fracaso en la búsqueda.

Finalmente, logró localizar al secuestrador y emprendió el viaje junto a su hermano preguntándose si sería “capaz de perdonarle”.

“Me di cuenta de que yo no le tenía que otorgar el perdón a él, era algo que yo tenía que darme a mí mismo para liberarme y quitarme la rabia y el odio. Mientras más conocía a mi mamá a través de sus diarios, la rabia se empezó a disipar y el perdón empezó a apoderarse de mí”.

“En el momento en que lo encontré, quería entender muchas cosas, pero ya no tenía odio contra él. Al sentarme tuve la capacidad de escucharlo a él también, no solo que él me escuchara, y tener un diálogo mutuo desde la sinceridad. Para mí fue sorprendente llegar a ese encuentro sin rabia”, añade Guarnizo.br

Y es que considera que el perdón que otorgó su madre antes de morir a sus secuestradores fue “el faro” y “la mecha que inició la película”.

“En momentos de confrontación emocional, yo pensaba en cómo pudo perdonar una mujer a la que destrozaron su vida. Eso me hizo comprender la grandeza de mi mamá. Nunca negó que su secuestro fue un crimen horrible, pero decir que había perdonado la hacía aún más grande, porque tuvo el inmenso corazón de perdonar”.

Durante el cautiverio, su madre estableció una relación materno-filial con Güérima, su secuestrador, algo que Guarnizo achaca a que “en situaciones tan largas las relaciones que se generan son sinceras, y cuando se terminan los secuestros esas relaciones no se acaban, no hay arrepentimiento ni se empieza a odiar a esas personas”.

“Mi mamá lo demostró. Pasaron siete años de su liberación y tenía el mismo amor por este hombre. Mi mamá sabía que él era su captor y su custodio, y él sabía que tenía poder de vida y de muerte sobre ella, y aun así fueron capaces de establecer esa relación materno-filial”, resalta Guarnizo.

La presentación de esta coproducción hispano-colombiana coincide con un momento en el que la situación en Colombia vuelve a ser noticia, una casualidad que el director considera incluso “desafortunada”, porque no quería “aprovecharse” de eso después de haber estado cinco años trabajando en el largometraje.

Cinco años después de la firma de los acuerdos de paz, muchas cosas han pasado, como que el gobierno actual no cumple los acuerdos, y eso ha empezado a generar mucha rabia en muchos sectores, además del hambre, la crisis que ha dejado la covid y un gobierno indolente que quiere impositar a las clases más desfavorecidas en el momento más complejo tal vez de sus vidas”.

A Guarnizo le gustaría que su documental contribuya a “cambiar la narrativa que se conoce de Colombia en el exterior, porque se habla siempre del narcotráfico y de la guerrilla”.

“Hay una narrativa que se está haciendo para poner a Colombia en un lugar desde el que se pueda hablar de reconciliación. Quiero que mi película contribuya a cambiar la narrativa de rabia, odio, resentimiento y narcotráfico, que no se puede obviar que existe, pero la narrativa puede ser mucho más profunda y esperanzadora”.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Europa Press
Asteroide Bennu no representará un peligro para la Tierra en 2135

El resultado de los cálculos reduce significativamente las incertidumbres relacionadas con su órbita futura y mejora la capacidad de los científicos para determinar la probabilidad de impacto total.

noticia EFE
Caravana de migrantes, fenómeno trasnacional que requiere estrategia regional

Las caravanas de migrantes, un hecho que comenzó en octubre de 2018 en Honduras, refleja que la migración es “un fenómeno trasnacional”.

noticia Roberto Moreno Godoy
Punto de inflexión

Una nueva oportunidad.



Más en esta sección

Premios Emmy: Las predicciones comienzan a cumplirse

otras-noticias

Infamias indignantes en la frontera las ultimas dos semanas

otras-noticias

París SG gana y Messi se molesta tras ser sustituido

otras-noticias

Publicidad