[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Arte & Diseño

Museos se preparan para el futuro


La pandemia de COVID-19 ha planteado nuevos retos para los centros culturales.

foto-articulo-Arte & Diseño

De pronto, los grupos de escolares que abrían los ojos y hacían comentarios acerca de las distintas piezas, se ausentaron. Tampoco llegaron ya los estudiosos investigadores ni los ocasionales turistas.  En marzo de 2020, los museos y centros culturales empezaron a experimentar los efectos de la pandemia que obligó a su personal a variar, de manera radical, su forma de trabajo. 

En un estudio realizado por la Asociación de Museos de Guatemala (AMG), museos, centros culturales, galerías, salas de exposición y fundaciones con acervos dan a conocer cómo el COVID-19 ha cambiado su quehacer. 

De acuerdo con Beatriz Quevedo, presidenta de AMG, los administradores de los museos están conscientes de la necesidad de ser parte de la solución. “Seguir adelante con lo que se puede hacer, adaptarse a las circunstancias, acatar las disposiciones de bioseguridad y ver al futuro con positivismo”, así enumera las acciones que se han tomado. 

En el estudio, el 69.6 por ciento de los participantes son museos, el 17.4 por ciento, centros culturales, y el resto de la población estudiada se divide entre galerías, salas de exposición y fundaciones con acervo. 

Normas y criterios

Además de seguir las instrucciones de bioseguridad del Gobierno, se aplican lineamientos brindados por el Consejo Internacional de Museos (ICOM). Para ello, se ha contado con el apoyo de la Cámara de Turismo de Guatemala (Camtur), con la que la AMG tiene un convenio desde mayo de 2020. 

En el estudio se refleja que el 16.7 por ciento de los museos y centro culturales trabaja en horarios normales. El 20.8 por ciento, lo hace a través de citas, el 20.8 por ciento labora a puerta cerrada, mientras que también el 20.8 por ciento permanece cerrado al público. El resto, varía su quehacer entre trabajar con horarios y aforos reducidos, laborar solo fin de semana y realizar actividades de manera digital. 

El 16 por ciento de los centros encuestados señala que ha realizado exposiciones; el 8 por ciento ha entregado libros,  ha ofrecido conferencias e impartido cursos. El 4 por ciento ha realizado cápsulas informativas y talleres, ha trabajado en acciones de investigación y divulgación, y ha hecho sesiones fotográficas, respectivamente. Otro 4 por ciento afirma que ha organizado actividades con aforos pequeños, acorde a los protocolos de bioseguridad.

El 78.3 por ciento afirma seguir las normativas de Ley, y en algunos casos se aplican protocolos adicionales determinados por las empresas. 

En escenarios virtuales

Las herramientas virtuales han sido de utilidad para los establecimientos. Al menos el 33.3 por ciento ha organizado actividades educativas por medio de sus redes sociales y herramientas como Zoom. El 12.5 por ciento ha ofrecido experiencias como visitas guiadas por sus instalaciones. Otro 19 por ciento de los encuestados señaló que han llevado a cabo acciones como webinars, ventas y conferencias por invitación. Un 12.5 por ciento se encuentra trabajando por turnos.

En cuanto al impacto económico de la pandemia sobre los centros culturales, Quevedo señala que en el caso de los museos nacionales o los que dependen directamente de entidades que los patrocinan, tienen cierta ventaja en la actualidad. Quienes dependen más de la afluencia del público han sufrido el peso de la pandemia. El 37.5 por ciento mantiene a su personal intacto, mientras que el 12.5 por ciento ha debido despedir a entre una y tres personas, otro 12.5 por ciento ha despedido a más de tres personas. En uno de los casos, el museo debió despedir a la mitad de sus empleados, mientras que en otro cerró sus operaciones. 

Quevedo indica que, en muchos casos, la situación actual ha dado paso a la adquisición de nuevas capacidades. “Han surgido muchos cursos en línea de todas partes del mundo”, señala. Una de las ventajas es precisamente gracias a la virtualidad. “Antes eran presenciales, entonces se requería de organización con años de anticipación. Había que coordinar viajes, hoteles y transportes. Ahora se envía un enlace y ya estamos todos inscritos”, agrega. 

Un ejemplo de este tipo de actividad es el curso que AMG lanzará el 2 de marzo acerca de cómo administrar un museo. Este, indica, será multinacional, porque se coordinó con ICOM de El Salvador y de Costa Rica.

Para los próximos meses ya se planifican actividades de cara al Mes de los Museos, que se celebra en mayo y por el bicentenario de la Independencia. 

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Luisa Paredes / elPeriódico
“Creemos que los agricultores deben estar preparados y tener resiliencia en caso de emergencias”, Seoung Hun Kang, Director de País de Koica en Guatemala
noticia Hugo Maul R.
Debilitamiento del Estado de derecho

Centroamérica no se caracteriza por limitar efectivamente el ejercicio del poder público.

noticia Édgar Gutiérrez
Crisis de dictaduras, crisis de democracias

Guatemala en el limbo, y surge el heredero de Atanasio Tzul.



Más en esta sección

UCEE ha adjudicado Q274.4 millones para remozar escuelas e institutos

otras-noticias

Delincuentes uniformados

otras-noticias

Energía volcánica para el minado de bitcóin

otras-noticias

Publicidad