[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Libros

Sobre la vida y obra de Manuel José Arce


Viaje al centro de los libros

foto-articulo-Libros

El cronista, poeta y dramaturgo Manuel José Arce (1935-1985) fue uno de los escritores de Guatemala más queridos en vida, por su forma de ser apasionada y franca, y por sus escritos. En 1971 aparecieron sus ‘Poemas del vagón de carga’, con los que cobró relevancia por su ingenio. El libro ganó los Juegos Florales de Quetzaltenango, y cuenta la leyenda que el poeta se presentó vestido de capa y bastón, como en el siglo XIX y muy a lo Jorge Negrete; y que eran famosas las tertulias en su casa, donde tenía un ataúd de bar, lo que obligaba a los invitados a levantar la tapadera cada vez que querían repetir un trago; y que en un arranque sentimental se dibujó en el pecho la forma de un corazón para dispararse por entretelones sentimentales, pero que afortunadamente falló el tiro. Sus obras de teatro fueron muy representadas y festejadas, pero se hizo más conocido por sus crónicas ‘Diario de un escribiente’ en el malogrado matutino ‘El Gráfico’

Manuel José no escribía una columna simple de opinión, comprendiendo o analizando sesudamente la realidad nacional, sino se expresaba desde lo profundo de su ser, como poeta, prodigando pasiones, sin pedanterías de sabio ni recurriendo a oscuros laberintos intelectuales: “Cada cosa de éstas que escribo, es un pedazo de mí mismo. Un trozo de mi vida”. Porque el poeta se abría mostraba lo que sentía, y los lectores del diario compartían su sensibilidad, el estado de ánimo, porque a veces amanecía cursi y otras incendiario. 

Sus temas se iban más allá de la actualidad, porque se planteaba las mismas preguntas universales de siempre, porque quería vivir. Fue muy popular aquella crónica que empezaba con “Hágame un favor: no me hable mal de la vida”, lleno de optimismo veía sonreír el mundo a su alrededor, aunque esta tierra nuestra se estuviera descalabrando, pero en otras mañanas lo invadía el pesimismo: “Yo no quisiera ser de aquí”, y expresaba su dolor por un país al que amaba intensamente. 

Manuel José compartía con los lectores sus emociones y altibajos con voz clara, utilizando la palabra sencilla y haciendo uso del refranero popular. Creo que la mejor frase suya para autorretratarse es: “Yo quería ser algo así como el gran amigo de todo el mundo”. Y lo fue desde su columna, donde afloraba libre el habla chapina, donde los ejecutivos vestían de tacuche, los bolos echaban el zope, los jóvenes andaban con la traida exhibiendo el estreno los domingos y fechas de fiesta, vigilados por los chuchos hambrientos, el juicio de los cachurecos y la delación de los orejas. 

Las crónicas de Manuel José siguen tan frescas como en su tiempo, y pronto circularán por toda la ciudad gracias a un proyecto de la Municipalidad de Guatemala con la Editorial Piedra Santa, que llevará sus crónicas gratuitamente a los hogares como segundo título de la Colección de la Ciudad, en homenaje al autor ilustre que murió en Francia, autoexiliado en los tiempos de la diáspora, añorando el sabor del tamal que tanto amaba, la tertulia con los amigos y el paseo por las calles que lo conocieron de patojo y bohemio.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Cindy Espina cespina@elperiodico.com.gt
El papel del Ejército, el Acuerdo de Paz que no tendrá continuidad

El presidente Alejandro Giammattei anunció que de nuevo militares estarán a cargo de la seguridad ciudadana del país.

noticia Rony Ríos
Más de 20 mil casos y 500 fallecidos desde la implementación del semáforo

Existen 99 municipios en los que se ha aplicado menos de una prueba diaria y otros 91 en los que se realizaron menos de dos test al día.

noticia Redacción/Oculta
Abre convocatoria El 22 Festival del Centro Histórico busca participantes.


Más en esta sección

Denuncian a exdirector de Caminos por beneficiar con contratos a sus familiares

otras-noticias

Partidos no pagan multas, pero recibirán Q20.5 millones por financiamiento

otras-noticias

Lo tremebundo de los monopolios mediáticos

otras-noticias

Publicidad