Jueves 1 DE Octubre DE 2020
La Columna

Antiguo Palacio de Gobierno

SOBREMESA

Fecha de publicación: 31-08-20
Por: María Elena Schlesinger

Con el paso del tiempo, la nueva capital comenzó a tomar forma  y figura con la paulatina construcción de casas de habitación, templos, plazuelas  y edificios de orden civil.

Frente a la Catedral,  al Poniente de la Plaza de Armas, se construyó el Palacio  de Gobierno. En el mes de marzo de 1776,  bajo la dirección inicial del arquitecto Luis Diez de Navarro y como capitán general don Martín Mayorga, comenzó el levantamiento del Palacio de Gobierno, conocido también como el Palacio de los Capitanes, en donde se gobernaban las instancias del poder de la corona española. Su edificación duró más de diez años y fue inaugurado oficialmente en 1787 cuando ejercía el cargo de Capitán General el general Matías de Gálvez.  

Su fachada era sobriamente imponente: un juego de arcadas de un solo nivel, de altas proporciones, muy características de las ciudades coloniales españolas de América. Tenía 165 varas de frente, 220 de fondo y 39 arcos. 

En la parte central de este edificio se construyó una pequeña torrecita, clásica en las edificaciones de gobierno de la época en toda Guatemala, en las cual se colocó un reloj que marcaba la hora de la ciudad. Arriba de la torre había un asta para izar el Pabellón en los días de fiesta y en caso de emergencia, izaba una bandera especial, alertando temblores, incendios, la peste o la llegada del enemigo, el cual llegaba a arrasarlo todo.  

En sus salones se encontraban las dependencias del gobierno de la Corona, la Capitanía General, la Real Audiencia, la oficina de Cuño de moneda, el cuartel de dragones y la Sala de Armas y frente a la arcada pasaba la Calle Real, ruta de comunicación oficial, hoy Sexta Avenida.

En este Palacio se firmó en 1821 el Acta de la Independencia patria, y fue frente a este portal en donde la tradición cuenta que Doña Dolores Antonia de San Mateo Bedoya de Molina, esposa del prócer, don Pedro Molina, tomó parte activa y festiva animando a los signatarios quemando pólvora y haciendo la fiesta con una marimbita que tenía ya contratada, en los momento de la firma de la independencia patria, cuando los criollos tomaron el poder del terreno patrio. 

En 1871, el presidente interino Miguel García Granados vio pasar, desde el edifico de gobierno, el desfile triunfante de las tropas liberales encabezadas por el general Justo Rufino Barrios, la que fue alojada a pocas cuadras de la plaza, en el nuevo edificio del Mercado Central, el cual no había sido inaugurado aún.