Lunes 16 DE Diciembre DE 2019
La Columna

Tirant lo Blanc

Viaje al centro de los libros

Fecha de publicación: 13-08-19
Por: Méndez Vides

Las aventuras de Tirant lo Blanc combinan el poder de fabulación de los pasajes de Las mil y una noches, con la acción épica de las batallas en Troya de Homero o las expediciones de Ciro, Darío y Jerjes, narradas en prosa por el genial Heródoto, pero sin llegar a la altura suficiente de ninguna de ellas. Es más ligero, que entretiene y logra mantener el interés a lo largo de más de 800 páginas, con letra pequeña en un formato grande, que asombra y abre el entendimiento con el cuadro social expresado.

La novela de Joanot Martorell y Martí Joan de Galba conduce por las cortes europeas, por Inglaterra, donde el protagonista se convierte en caballero de la Orden de la Garrotera, y Francia, de donde parte al rescate de cristianos sitiados por moros y genoveses mercenarios, en la ciudad amurallada de la isla de Rodas, donde ingresa con pocos refuerzos y alimentos para salvarlos del hambre, y triunfar gracias al ingenio, incendiando una nave enemiga de sorpresa. Luego parte a Jerusalén, cumpliendo el propósito de ir en romería al menos una vez en la vida al Santo Sepulcro, sorteando el peligro de los moros, y regresa sano y salvo a Sicilia. También emprende la guerra contra Trípoli, donde “todos los caballeros cumplieron sus votos en aquellas cinco calles que ganaron, y cargaron las naves y las galeras de mucha riqueza que cogieron”, durante el saqueo.

En el plano amoroso, interviene en la relación de otros, como Celestina, hasta cuando cae en Constantinopla seducido por la belleza de la infanta Carmesina, quien lo desordena desde su primera llegada al palacio: “estaba medio desabrochada, enseñando los pechos, cual dos manzanas del paraíso”, y de inmediato supo que ella “merecía señorear a todas las mujeres del mundo”. Y así se relata la historia apasionada hasta que lo ingresa a su recámara y se sucede el jugueteo amoroso, contemplados por un observador testigo desde un agujero. Una obra que surgió en los días del descubrimiento de América, y expresa los valores de los conquistadores.