Miércoles 21 DE Noviembre DE 2018
La Columna

Mario Bellatin

Viaje al centro de los libros

— Méndez Vides
Más noticias que te pueden interesar

El Premio Iberoamericano Miguel Donoso, de Talca, Chile, fue concedido este año a Mario Bellatin (México 1960), el escritor experimental formado en la universidad del Perú, país al que se trasladó de niño y de donde regresó adulto. Realizó estudios de cine en Cuba. El autor es un personaje de novela en sí mismo, nació sin un brazo y sus padres le pusieron una prótesis de la cual él se libró lanzándola al Ganges en un viaje espiritual. Luego volvió a la práctica de uso, para llenar el vacío.

Sus libros son breves, inclasificables, asombrosos, y ha ganado múltiples premios, como el Medicis, el Xavier Villaurrutia, el José María Arguedas, entre otros, y ahora recibirá el Donoso. Su obra aparece en sellos variados, como Alfaguara, Anagrama, Sexto Piso y variedad de editoriales.

Su obra más notable es Salón de belleza, que fue originalmente publicado en Perú en 1994, y en la actualidad aparece en el conjunto o suma de sus obras breves.

Un ejemplo de su obra curiosa es Jacobo el mutante, una novela sumamente breve, de letra inmensa y páginas no numeradas, con fotografías intercaladas de la visión del desierto que expresa como idea de la frontera. Es una novela sobre la novela inconclusa La frontera del austríaco Joseph Roth, nacido en Galitzia, que luego llega a los Estados Unidos como la anciana Rosa Plinianson, que es también su hija adoptiva, porque inventa sobre la invención, relatando constantes mutaciones.

Jacobo Pliniak, un rabino que no es un verdadero rabino, y Julia su mujer infiel, que lo engaña con el joven Anselm, con quien regenta la taberna que en realidad es una especie de pantalla para el tránsito de judíos escapando de la persecución rusa, y que allí se ocultan como trasunto de los inmigrantes centroamericanos que cruzan hacia los Estados Unidos. Fuera de los límites del espacio y tiempo, el relato fluye sin ataduras convencionales.

Los personajes mutan, como la ayudante de Jacobo con los migrantes, que luego es bailarina en el país de destino de los otros. Asombran las relaciones y papeles extraños que juegan los personajes móviles. Bellatin es un autor obsesivo, extraño, y su obra destaca por su particular rareza.

Etiquetas: