Martes 25 DE Septiembre DE 2018
La Columna

Un camino digno

lucha libre

— Lucía Escobar
Más noticias que te pueden interesar

Acabo de encontrar el primer reportaje que hice de la aldea Santa Clara Chajul, en el año 2006 y que salió publicado en elPeriódico para un especial sobre la firma de la paz en Guatemala. A partir de esa visita a esa área enclavada en la sierra de Chamá, al norte del Quiché, comencé una amistad con varios líderes de esa aldea (que no aparece en el mapa), conformada por exmiembros de las CPRS, Comunidades de Población en Resistencia, una relación de amistad y apoyo, que lejos de terminar, crece cada año.

En ese primer reportaje, intentaba narrar y transmitir cómo era la vida en una aldea sin energía eléctrica pero con una gran experiencia en organización comunitaria y con muchas ganas de luchar y de hacer cumplir sus derechos fundamentales. Ese tesón y fuerza de voluntad inquebrantable me obligó a apoyarlos en la búsqueda de becas para los niños y niñas de la comunidad. Llevamos ya más de diez años en esas, y el resultado ha sido muy satisfactorio. Hemos logrado además de graduar a cientos de jóvenes, realizar varias excursiones a la capital, Panajachel y al Puerto San José. Esos viajes son generalmente de dos días de camino desde la aldea hasta el destino final. Increíble. Dos días de camino y dos de regreso para realizar trescientos y pico de kilómetros. ¿Cómo puede ser eso? Vuelvo al reportaje escrito hace una década y copio esta frase que me dijo en esos días Gregorio Cuyuch, quien era vicealcalde de la comunidad: “Si usted pudiera recordarle al gobierno su promesa de campaña, de hacer una carretera que conecte Chajul con el Ixcán, tal vez no consigamos el desarrollo completo, pero ayudaría bastante.”

Han pasado tres gobiernos desde esa declaración. Óscar Berger, Roxana Baldetti (presa), Alejandro Sinibaldi (prófugo) y recientemente el diputado Estuardo Galdámez han sido tan descarados y cínicos que han llegado a inaugurar Tres Veces ese tramo de carretera, de apenas diez kilómetros y que significaría un ahorro de cinco horas de camino para sus habitantes. La maquinaria lleva más de una década parada ahí, se han firmado varios convenios para terminarla. ¿Cuántas veces habrá sido pagada? No sé ni con qué palabras se pueda describir ese abandono, ese total desinterés por contribuir al desarrollo del país. Los gobernantes no se dan cuenta de qué  manera golpean a la economía del país, impidiendo que comunidades enteras salgan adelante. Llevan más de diez años violando el verdadero derecho a la libre locomoción de la gente, y con ello, se pasan llevando también su derecho a la educación, a la salud, a una vida digna.

Dirigentes de nueve comunidades del Ixcán, salieron ayer de sus casas para venir a la ciudad capital a recordar una vez más a los gobernantes, sobre sus promesas de campaña. Darán una conferencia de prensa hoy miércoles 11 de octubre a las 12:30 horas en Casa Cervantes (5a. calle 5-18, zona 1). Esperamos que nos acompañen y apoyen, para dar a conocer tremenda injusticia, que solo requiere un mínimo de voluntad para ser resuelta.

Etiquetas: