Jueves 19 DE Septiembre DE 2019
La Columna

Until Dawn

AT-Field @Tropismo

Fecha de publicación: 19-05-17
Por: Juan D. Oquendo

Hace un año que un grupo de amigos le jugara una mala broma a una joven que acabaría con su desaparición y la de su hermana. Con las ganas de hacer un cierre sobre el asunto, los ocho adolescentes deciden reunirse en la misma cabaña canadiense en una montaña desolada, sin saber que esa noche será la peor de sus vidas. Until Dawn es un videojuego de supervivencia de horror que usa clichés de filmes tipo Scream para crear una película que el jugador va modificando conforme avanza.

A través del “Efecto Mariposa” (el aleteo de una mariposa puede originar un tornado en el otro lado del mundo) el jugador debe tomar una serie de decisiones que van moldeando no solo el desarrollo de la historia, sino la relación entre los personajes y las características de cada uno. Cada diálogo, reacción y suceso puede variar con múltiples finales. Otra de las características más interesantes es que el juego es muy restrictivo en cuanto a guardar los avances. Esto impide que uno pueda regresar y modificar sus decisiones, algunas con el tiempo contado.

La fórmula del juego es crear una tensión horrible en el jugador hasta llegar al momento del susto, y lo logran jugando con la música y la animación. Jason Graves compone una serie de piezas que se convierten en un personaje más, con una orquesta de cuerdas que sigue al jugador y ayuda a crear esa atmósfera de horror. En cuanto a la animación, los desarrolladores de Supermassive Games crearon espacios y escenarios inspirados en The Shinning de Stanley Kubrick por ejemplo, a veces amplios y en otros como laberintos.

De todo, es el manejo de la luz lo que más me asombró. Avanzar en ese ambiente hostil con las sombras proyectándose en la estructura de la casa, en las minas o un bosque hace del juego una experiencia fílmica espeluznante. Cada personaje, interpretado por actores como Hayden Panettiere y Rami Malek, cuenta con sus propios atuendos y características que los perfilan como arquetipos de las películas de Hitchcock: algo malo va a pasar a los de “baja moral”, o la rubia torpe que será asesinada.

A pesar de esos tropos, Until Dawn permite que los personajes se vayan desenvolviendo y transformando según las decisiones tomadas y permiten explorar distintas capas de cada uno hasta el final. Bueno, eso si es que sobreviven. Cada decisión cuenta en uno de los juegos más entretenidos de esta generación de consolas.