Sábado 31 Diciembre 2016
La Columna

La bella putrefacción

follarismos

— Raúl de la Horra

El tiempo viene a ser esta confusa y fugaz mezcla de anhelos, miedos, decisiones, placeres, concesiones, caídas, dolor, encuentros, decepción, aprendizajes, pérdidas, sufrimiento, amor, lucha, estupidez, arrepentimientos, inconsciencia, pasión y muerte que nos atraviesa como un espasmo eléctrico al interior del cual nos deslizamos por el torbellino incontenible sin saber si lo que nos atraviesa surge adentro o viene de afuera, porque ya no hay adentro ni afuera sino solamente esta sensación de vaivén, de molino perpetuo del que formamos parte al tiempo que lo reproducimos en nuestras células mientras nos aplasta y devora, y cuya energía putrefacta alimenta los intersticios de los planetas y de las galaxias para reconstruir el universo entero y parir de nuevo el destello de la vida atrapada, por ejemplo ahora en este momento único, irremplazable, en el que el goce de nuestras copas chocando por el año nuevo nos trae el recuerdo de los queridos ausentes, de los que fueron y ya no volverán, así como la alegría por los que todavía nos acompañan y el remordimiento por los que vendrán, pobrecitos ellos, habrá que pedirles perdón y explicarles que no lo hicimos con mala intención.

El tiempo, sí, como descomposición de esta pasta fascinante que es la vida y que nunca nos resulta suficiente pues se evapora y nosotros con ella desde el instante en que empezamos a creer que entendíamos de qué se trata todo esto: glouuup!, succionados, volatilizados en un abrir y cerrar de ojos con todo y pelos, dientes, calzoncillo, papeles y chequera, conducidos entre rezos y llanto a los oscuros espacios de la memoria, allí donde quedaremos sepultados y nos fundiremos despacito con los jugos vitales de la tierra que nos abrazará y convertirá en abono para completar un ciclo más de la noria, como esos carruseles de feria que dan vueltas y vueltas mientras algunas personas suben y otras bajan, al tiempo que las estridencias de la música retumban sin parar con sus luces y risas y gritos, entonces te das cuenta de que lo único que tiene sentido es disfrutar al máximo sin jorobar al prójimo, de modo que ¡choca conmigo esa copa amigo, amiga, grita tu amor por la vida, pídele perdón a quien dañaste, abraza al vecino, dale de comer al pobre, atiende a tu madre, besa a tu hermano!

Cada fin de año es lo mismo: pensar en los idos y en los que quedan, dar gracias por haber sobrevivido, hacer buenos propósitos para el año próximo. No sé por qué, este año da la impresión de haber sido más goloso que otros en muertos y desaparecidos, en accidentes, en confrontaciones. Los periódicos siempre muestran con bombo y platillo los grandes hechos trágicos, pero callan o hacen invisibles los pequeños dramas cotidianos e interminables, las nimias miserias de cada día, los sufrimientos que no alcanzarán jamás a tener el estatuto de acontecimientos dignos de ventilarse en público. Al parecer, estamos entrando en una era global de absurdos económicos, políticos y sociales que anuncian nuevas y más alucinantes catástrofes. Tal vez sea solo una falsa alarma, ojalá, pero mientras se averigua, pienso que lo que cada uno de nosotros podría hacer es ponerse la mano en el corazón y preguntarse si está satisfecho con la vida que lleva. Y si no, pues amarrarse los pantalones, los huevos, los ovarios o lo que sea, y tomar de una vez por todas alguna decisión antes de que sea tarde. Porque el tiempo, damas y caballeros, no perdona. ¡Nos estamos desintegrando! ¡Así que feliz año a todas, a todos y a todes (creo que es así como hay que decir)! ¡Salú!

comentarios

3 respuestas a “La bella putrefacción”

  1. Alejandro Rivera dice:

    Eso de decir feliz año ya solo es una frase obsoleta propia de tiempos antañones donde los señorones de la epoca si confiaban en que en el futuro años les fuera mejor que en el anterior, con ayuda de su abundante mano de obra mal pagada que hacia tanto el trabajo en el campo como en su lujosa residencia. Ahora cada año nuevo trae su nueva yuca, sus nuevos engaños, sus nuevos muertos por violencia, mas desempleo. Sin embargo quedo la costumbre de decir “feliz año nuevo” asi como la costumbre en navidad, de esperar las doce de la noche para celebrar el nacimiento del Salvador del mundo?

  2. JOSUE AUGUSTO PEREZ FIGUEROA dice:

    Hay pensamientos divergentes en cuanto a la evolucion humana: Unos afirman que vamos de mal en peor otros opina a la inversa: que vamos mal, es evidente, pero se confia que el hombre sera capaz de solucionar sus propios problemas via el Estado de bienestar. Jean Paul Sartre opinaba que el hombre nace sin ningun ROL escrito acerca de su participacion en esta vida. Opina que el hombre esta en construccion, es decir que el hombre tiene que estar decidiendo siempre, sin saber si la decision le llevara por el camino correcto. Otros opinan que no hay camino, como lo dijo el poeta: CAMINANTE, NO HAY CAMINO. SE HACE CAMINO AL ANDAR. Otro poeta dijo de si mismo: Al final de mi camino entendi que fui el ARQUITECTO DE MI PROPIO DESTINO. Simpre que sembre rosales coseche rosas…… Otro poeta tragico dijo: CUANDO LA VIDA ES UN MARTIRIO, EL SUICIDIO ES UN DEBER.- La historia, por su parte, nos indica el camino recorrido por el hombre desde que tuvo conciencia de si mismo y comenzo a interrogarse sobre si misma, la vida, el origen, el destino, la verdad la mentira, lo justo lo injusto y dentro de ellos destacan los helenos con FILOSOFIA. Muchos dicen que la FILOSOFIA ES LA MADRE DE LAS CIENCIAS otros ven en la RELIGION O TEOLOGIA el origen de la ciencia. La religion y la teologia fueron en su momento las corrientes politicos sociales que conducian al hombre. Los helenos se llenaron de tantos dioses que el PANTEON helenico es uno de los mas prolificos en dioses y ellos armaron la historia y la personalidad de cada dios, dandole importancia a ZEUS de donde procedian todos los demas dioses. Es con Socrates que la RELIGION deja de tener sentido y se la da prioridad a la razon, de manera que Socrates fundo su lice donde la consigna era CONOCETE A TI MISMO. Su dialogos, llenos de basta sabiduria no le satisfizo y siempre dijo que el hombre nunca deja de aprender y lo manifiesta en su ultimo dialogo cuando uno de sus amigos entono un himno que el no conocia, y horas antes de morir por los efectos de la cicuta le pidio a su discipulo que le enseñara ese hermoso himno. Socrates es un simbolo del AMOR AL CONOCIMIENTO. Hay que leer mucha historia universal para poder ubicarnos el camino de la historia, al cual apelan casi todos los POLITICOS (BUENOS Y MALOS) y se aprestan a decir, como lo dijo Fidel Castro en su discurso cuando fue juzgado en el asalto al fuerte de Moncada: LA HISTORIA ME ABSOLVERA. Castro ya fallecio, ahora falta que la historia lo juzgue porque muchos ya la juzgamos: unos lo absuelven y otros lo condenan, pero la verdad historica es que LOS ESCLAVOS Y LOS POBRES necesitan de un SALVADOR, porque ellos mismos no pueden liberarse de su ESCLAVITUD NI DE SU POBREZA. ¿Lo absolvera la historia?. Tambien nuestros presos politicos apelan a que la HISTOROA LOS ABSOLVERA. El drama humano descrito por Raul de la Horra no es nada nuevo, pero no hay un camino claro hacia donde vamos. Segun yo, vamos hacia un gobierno a nivel mundial, por lo menos la justicia ya esta internacionalizandose, asi como los derechos humanos y la salud.!SALUD!

  3. alfonso villacorta dice:

    todos y todas es el maquillaje que ha impuesto la corrección política de los que ahora ya no dicen la salida al salvador sino “salida”, ” en palacio nacional” sin el artículo aunque ahora dicen que es de la cultura. ahora lo de “todes” parece burla del acento indígena y se expone a censuras. feliz año! muchas gracias! salud! jesús te ampare! buenos días!, son simples formas verbales llamados saludos que no pasan del diente al labio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *