Martes 13 DE Noviembre DE 2018
La Columna

Boletos agotados

MondoSonoro

— Jorge Sierra
Más noticias que te pueden interesar

Cuando uno recibe tanta información y noticias sobre lo que ocurre en torno a la industria de la música a nivel global, uno se da cuenta que Guatemala no solo no aparece en el mapa, sino que uno ve lo rezagada que está con respecto a la industria. Mis titulares periódicamente son, “Las palabras claves para los motores de búsqueda (aplicado a la música)”, “Los podcast más importantes de la industria de la música”, “Live Nation compra C3 Presents (los mismos que organizan el festival Lollapalooza)”, “Extraditado el promotor de conciertos Jack Utsick”, en fin. Pero el miércoles hubo una que me llamó la atención: “Bruno Mars vende un millón de boletos en 24 horas”.

Cuando se habla de Bruno Mars, hablamos de uno de los más exitosos cantantes de los últimos años, que intercala por igual pop, con soul, reggae o hip hop. El New York dijo que, “es uno de los cantantes más versátiles y accesibles en el pop”. Ahora este joven hawaiano trabaja bajo los dominios de Live Nation, una de las productoras de conciertos más grandes del mundo que participa en la bolsa de valores Nasdaq. Es decir, hay popularidad e infraestructura. Eso explica el vértigo de ventas de sus boletos para el Magic World Tour puestos en circulación el pasado lunes 28. Ese millón de boletos cubren cien conciertos en total entre EE. UU. y Europa, y que inician el 28 de marzo 2017.

Si en Guatemala se llegara a tener una infraestructura mínimamente adecuada para los artistas nacionales, otro gallo cantaría. Solo pongo de ejemplo la venta de boletos anticipados. Acá, poner a la venta boletos con anticipación de artistas nacionales es casi infructuoso. Seguramente está en función de la popularidad del artista y de la fidelidad de su público, pero también (y no hay que negarlo) en la que no existe cultura de comprar con anticipación.

Si el público adquiriera con tiempo sus boletos, no tendría que hacer colas en el lugar, no se arriesgaría a no encontrar boletos, en preventa algunas veces lo obtendría a precio más económico, es más seguro comprar con tarjeta (en el lugar del concierto es complicado y retrasa el flujo) y la organizadora del evento podría prever muchos elementos más para darle mejor atención al asistente. Llegará el día en el país cuando se pueda decir con cuatro meses de anticipación y en un día: “Boletos agotados”.

mondosonoro2003@yahoo.com.mx

Etiquetas: