Martes 18 DE Septiembre DE 2018
La Columna

Arzúbico & basura

lucha libre

— Lucía Escobar
Más noticias que te pueden interesar

Nosotros, los “educados” criticamos a aquellos que tiran la basura en la calle. Nos creemos diferentes porque ponemos nuestros desechos en un bote, pagamos extracción de basura y con eso nos sentimos bien. Lamento informarles que en Guatemala no existe ni una sola municipalidad que cuente con un sistema adecuado de clasificación de basura y aprovechamiento de la misma, por lo tanto nuestros desechos son parte de un inmenso problema que contamina ríos, lagos, mares y barrancos. Los que viven en la meseta central mandan sus desechos no clasificados en el basurero de la zona 3. Estos se filtran hasta el río las Vacas, llegando al Motagua y ensuciando terriblemente el golfo de Honduras y el mar Caribe.

Cada día en el basurero de la zona 3 trabajan mas de 10 mil personas que cuentan con un carné dado por Álvaro Arzúbico, muchos de ellos son menores de edad que ya tienen familia que mantener.  No cuentan con la mas mínima protección para realizar su peligrosísimo trabajo, no tienen seguro, acceso a salud pública, ni nada. Ellos escarban en los 800 camiones que descargan dos veces al día sus desechos para sacar cartón, latas y PET. Y son víctimas de las mafias que controlan el basurero y que son protegidas por la municipalidad capitalina.

Hoy en día está prohibido entrar al basurero municipal, hombres armados con el chaleco de la municipalidad controlan la entrada. Esa secretividad es sumamente sospechosa y crea desconfianza. Hay muchas  preguntas que me gustaría que Arzúbico contestara o que la CICIG investigara. ¿Por qué los guajeros son obligados a vender los desechos a mitad del precio que valen, violando las elementales reglas del libre mercado? Afuera del basurero podrían ganar el doble pero no se les permite. ¿Esto es esclavitud moderna? ¿Quién se queda con los 80 mil quetzales diarios que pagan las mafias por desviar 400 camiones (a 200 Quetzales cada uno) antes de que entren al basurero? ¿Qué descubrió Víctor Hugo Monterroso cuando hacía un documental sobre el basurero? ¿Y si este fue el motivo de que lo descuartizarán? ¿Es cierto que el último año han matado a varios recicladores y no se ha investigado? ¿Por qué ningún medio de comunicación reportó la muerte de casi 30 personas en abril de este año cuando hubo un deslave? ¿Por qué el alcalde capitalino en tantos años al frente de la  alcaldía no ha querido resolver este problema social?

A quienes creen que no sirve separar basura, yo les aseguro que sí sirve. No es lo mismo intentar recuperar cartón manchado de huevo o desperdicios de cocina que hacerlo limpio. Los recicladores son seres humanos con una gran dignidad, a pesar de que ganan casi nada por su trabajo. Ellos prefieren trabajar en ese ambiente terrible, antes de robar o  pedir limosna.  Hagamos algo por ellos. Todos podemos contribuir. Presionemos a nuestras autoridades para resolverlo. Exijamos protección y libertad de venta para los recicladores. Separemos, reciclemos y cuando compremos pensemos a dónde irá a parar nuestra basura.

Etiquetas: