Miércoles 9 Noviembre 2016
La Columna

Bibliotecón

lucha libre

— Lucía Escobar

Tengo pocos recuerdos de mis primeros años del colegio. Son recuerdos cada vez más lejanos que se fugan de mi vida en un tren de alta velocidad. Pero de esos pocos que mantengo intactos en mi ser, muchos sucedieron en la biblioteca del colegio La Asunción. Me veo recorriendo los lomos de los libros, emocionada ante el descubrimiento de un nuevo tomo que aún no había leído del Club de los Cinco. Tengo tan claros en mi mente, los dibujos de las enciclopedias que explicaban los derechos de los niños y niñas. Y si cierro los ojos, puedo sentir el olor de esa biblioteca en la que me sentía mil veces más a gusto que en cualquier iglesia.

A pesar del silencio impuesto, siempre he sentido algo sagrado cuando estoy dentro de una biblioteca. Me parecen lugares llenos de sensualidad y conocimiento. Lamento que mis propios hijos no conozcan ni disfruten de ese sentimiento. Cada vez hay menos bibliotecas. Hace algunos años el Banco de Guatemala llegó a tener más de 200 bibliotecas públicas en todo el país. Hoy quedan menos de 60. No es rentable económicamente darle alimento espiritual a la gente, pero seguro que sí es buen karma.

El cierre de una biblioteca es equivalente en mi corazón con la muerte y desaparición de todo un ecosistema. Como cuando se incendia una selva o una librería. Son pérdidas terribles, invaluables, son fracasos colectivos que nos aíslan más, nos entorpecen, nos encadenan. La lectura es libertad, es vida, es conocimiento.

Por ese amor a los libros, un grupo de intelectuales y artistas se han unido para intentar recaudar fondos para que la Biblioteca de la Fundación Cultural Duane Carter, antes del Banco de Guatemala, no se cierre.

La Biblioteca, como la conocen en La Antigua Guatemala, está atravesando una grave crisis de fondos que amenaza con llevar a la suspensión de actividades e incluso al cierre de sus puertas al público. Más de tres mil niños, jóvenes y adultos, estudiantes y público disfrutan mensualmente de este lugar que se encuentra abierto desde 1996.

Este sábado 12 de noviembre, desde las 9 de la mañana en la Plaza Mayor de La Antigua Guatemala, frente a la Biblioteca en el Portal de Panaderas se realizará un Bibliotecón para recaudar fondos, promover la lectura y presentar a escritores guatemaltecos fallecidos y vivos.

Se reunirán actores y escritores que por primera vez aceptarán el reto de sacar de las páginas de los libros párrafos y poemas para llamar la atención sobre el urgente rescate de la Biblioteca de la Fundación Cultural Duane Carter. La meta es conseguir Q100 mil para un año más de funcionamiento. Las donaciones económicas pueden deducirse del impuesto sobre la renta de Guatemala, según la resolución IRG-CRC-0TS-UGAR-2004-03-03-000030 de fecha 23 de agosto, 2004-SAT. Más información en http://fundacionculturalduanecarter.org <http://fundacionculturalduanecarter.org/archives/como-puedes-ayudar-a-la-biblioteca/> No duden en ayudar.