Lunes 22 DE Julio DE 2019
La Columna

Bioshock The Collection (II)

AT-Field

Fecha de publicación: 13-10-16
Por: Juan D. Oquendo

Otra historia aparte de las primeras dos entregas de Bioshock es Infinite. Lanzado en 2013, la tercera parte de la saga llega a The Collection con su propio disco inspirado en el excepcionalismo estadounidense en una ciudad flotante. A diferencia de sus antecesores, este se desarrolla unas cuantas décadas atrás, en 1912. Y en vez de ser ese mundo claustrofóbico bajo el mar, el jugador tiene la oportunidad de recorrer un mundo abierto entre las nubes conforme va descubriendo quién es y qué diablos hace ahí. La diferencia radica, esencialmente, en un Estado teocráctico gobernado por Comstock, un fanático religioso autoproclamado profeta adorador de los Founding Fathers.

El jugador toma el papel Booker DeWitt, un detective marcado por la masacre de Wounded Knee, alcohólico y ludópata, que es enviado a Columbia (el opuesto de Rapture) a rescatar a Elizabeth. La joven ha vivido toda su vida en cautiverio y es vigilada por SongBird, una especie de pájaro robótico. Pero eso no es todo, Elizabeth tiene una habilidad particular: puede abrir agujeros en el tiempo-espacio, permitiéndole viajar a otros universos y momentos. Así DeWitt debe abrirse camino entre una lucha de clases entre el movimiento anarquista Vox Populi y los Founders, quienes gobiernan la ciudad con un desdén de supremacía blanca privilegiada.

En todo este caos el jugador debe armar el rompecabezas de su pasado y explorar en las posibilidades que tendrá para cambiar el mundo. Infinite se vale de esa posibilidad de ver otros universos para extraer elementos como canciones de los Beatles adaptadas a la Columbia de 1912, no digamos armas y modificaciones genéticas características de Bioshock. Y más sorprendente aún es Elizabeth. A diferencia de sus antecesores, uno está constantemente acompañado por la joven cuya apariencia, discurso e incluso gestos cambian conforme las decisiones que tome el jugador: perdonar a sus enemigos o liquidarlos.

El gran esfuerzo de Irrational Games fue reunir un equipo capaz de deconstruir el típico cuento de ir a rescatar a la princesa y ver qué pasa cuando sale hacia el mundo real y ve que quien la rescató no es el tipo impoluto, sino posiblemente un verdadero miserable. The Collection es un indispensable en la colección de cualquier jugador.

joquendo@elperiodico.com.gt