Domingo 18 DE Noviembre DE 2018
La Columna

La vocera del blues en Guatemala

MondoSonoro

— Jorge Sierra
Más noticias que te pueden interesar

 La noche lluviosa del sábado 10 fue para descubrir y disfrutar a una de las nuevas voces más privilegiadas de Guatemala, a Mercedes Escobar. Aunque la invitación básica fue para ver el videoclip Sangre negra, un anticipo de su próximo disco The blue devil, pero lo que sucedió después de la proyección fue sorprendente.

Por supuesto SOMA no es el lugar idóneo para apreciar en todo su esplendor su trabajo, ni por el espacio, ni por su acústica, ni por su sonido, ni por la comodidad. Pero en fin dirán los dueños: “¿A quién le importa?”. Lo cierto es que ese fue el lugar que eligió Escobar para junto con Willie Gómez, encargado de la guitarra, steel guitar y voces; David Gerow al violín; Sagan Jacobson al bajo; y Abel Girón en la batería, presentar un repertorio que abarcó temas propios como covers de Bessie Smith, Big Mama Thorton, Nina Simone o Robert Jhonson. Por supuesto un material que en Guatemala nadie canta, incluso entre el pequeño grupo de blueseros.

No sé si es exagerado decir que menos mal Escobar no dedicó su vida a la ingeniería biomédica que es también su gran interés sino a la música. Pero es que con sus canciones y su voz igual, ella cura el alma atormentada, triste y solitaria. Sobre todo su voz. Aquí hay que decir que su voz, con ecos de Ma Rainey o Bessie Smith, es de donde proviene esa forma de cantar tan enfática como apasionada. Luego ese desgarro como nadie en este país, amén del fácil manejo para desplazarse de los tonos altos a los bajos (llega a ser tierna). En el cuerpo principal de esa poderosa voz, hay brillo y llenura. No hay que olvidar que domina el ‘tempo’ del estilo y esa particular emoción que demandan las canciones. Como bien recordaba Bill Big Bronzy, que lo más importante en el blues es la forma correcta de expresar emoción más que la forma de conservar las armonías.

Aunque no descarto que a sus canciones no le caerían nada mal dotarles de más riqueza armónica, para no derraparse en un rock /country facilón. En mi opinión, Gómez me parece que es quizá el puntal más importante del proyecto. En suma, Mercedes Escobar es ya la gran vocera del blues en Guatemala. Uno nota que aún cuando sus canciones desemboquen en acontecimientos, recuerdos, reflexiones personales, el resultado siempre es blues. Blues personal, blues auténtico.

Etiquetas: