Miércoles 16 DE Octubre DE 2019
La Columna

August: Osage County

AT-Field

Fecha de publicación: 25-08-16
Por: Juan D. Oquendo

A partir de la desaparición de su esposo, un poeta alcohólico, la familia debe reunirse a los pies de la matriarca Violet Weston para recordar por qué es que tomaron caminos diferentes hace años. Las tres hijas deberán lidiar con su madre, una mujer con cáncer que prefiere pasársela drogada con un coctel de pastillas, y con sus propios destinos. Mientras una lucha por entender a su esposo, otra prefiere hacerse de la vista gorda y la última que encuentra el amor en el lugar más inesperado.

Casi como una tragedia bíblica, la obra de teatro que le mereció el Pulitzer en 2008 al escritor y guionista Tracy Letts, es llevada al cine por John Wells en una adaptación que no logra quitarse elementos del proscenio, pero que aún reúne esos diálogos punzantes que caracterizan a August: Osage County. Con un elenco encabezado por Meryl Streep como Violet y Julia Roberts en el papel de la hija mayor, Barbara, la cinta recorre hasta el tuétano a la familia estadounidense y sus tormentosas relaciones.

Ambientada en Oklahoma, bajo un calor aplastante, las hermanas Barbara, Ivy y Karen regresan a la casa de su madre solo para confirmar que está igual de loca que siempre. Las acompañan el esposo ­de Barbara –del que está separada­­– y su hija, el prometido de Karen, y la tía Mattie Fae, su esposo Charlie Aiken y su hijo Little Charles. Luego del funeral de Beverly, quien cuidaba a Violet, la familia hace un almuerzo que comienza a construir las tensiones que todos habían obviado antes.

Streep le da una fuerza a Violet creando escenas que en cualquier momento son de humor negro y en otro son un drama absoluto, mientras Julia Roberts debe lidiar con ella como la hija mayor y responsable, aunque está también al borde de convertirse en su cínica madre, después de que su esposo la engañara con otra mujer. Mientras tanto, la hija de ambos es una adolescente de 14 años que no se encuentra y que termina siendo manoseada por el prometido de su tía Karen mientras fuman marihuana.

La tensión llega al máximo cuando los personajes comienzan a traicionarse mutuamente, hasta descubrir las relaciones incestuosas en la familia y los motivos detrás de la muerte de Beverly. El resultado es un drama plagado de unos diálogos cargados de ácido que radiografían las relaciones humanas. Un imperdible de Netflix.

joquendo@elperiodico.com.gt