Martes 13 DE Noviembre DE 2018
La Columna

The Revenant

AT-Field

— Juan D. Oquendo
Más noticias que te pueden interesar

The Revenant es una historia que coloca a un trapero del siglo XIX en el norte de Estados Unidos en un clima más que miserable, donde es atacado por una osa de la manera más salvaje posible. Su compañía lo encuentra tirado entre la nieve chorreando sangre por todas partes, pero deciden salvarlo por orden del capitán de la expedición que busca regresar al fuerte Kiowa con una buena cantidad de pieles.

El problema es que este hombre, Hugh Glass, es el único que conoce bien el área, que de paso se encuentra rodeada de indígenas americanos al acecho. Pero llevar cargado al señor Glass por montes y ríos es demasiado complicado. Así que deciden dejarlo a su suerte entre la fiebre y su hijo Hawk, un mestizo producto de su relación una mujer de la tribu pawnee, el joven Jim Bridger y el hostil John Fitzgerald. El resultado será fatal para Hawk, quien es asesinado por Fitzgerald. Dejado a su suerte, Glass logra incorporarse e ir en busca del hombre que mató a su hijo y lo dejó abandonado.

Alejandro González Iñárritu lo ha vuelto a lograr. El director de cintas como Amores perros, Biutiful y Birdman llega a las salas con una película por enésima vez cautivante desde la cámara que capta la luz hasta la actuación de un Leonardo DiCaprio que esta vez tiene que llevarse la estatuilla a Mejor Actor el próximo 28 de febrero en la entrega de los Oscar. Aunque un poco tarde, aún tuve oportunidad de ver la cinta en el cine y es imperativo hacerlo. ¿Por qué? Pues por la simple y sencilla razón de que por más bueno que sea su “pirata”, las copias que existen hasta el momento son screeners y no se puede apreciar el trabajo que hace Iñárritu desde su lente.

Filmada entre Canadá y Argentina, la cinta inspirada en hechos reales fue un calvario para todo el elenco y el equipo de producción, del cual más de la mitad renunció por las condiciones climáticas extremas y terminó con Tom Hardy, quien hace del fronterizo Fitzgerald, con las manos sobre el cuello del director. The Revenant es un filme sublime porque capta la luz natural de todos sus escenarios. Este western épico presenta unos paisajes soberbios que hacen contraste con todo el alboroto que llevan los humanos: la búsqueda de venganza de un DiCaprio que ha enfrentado el papel más duro de su vida sin lugar a dudas.

Etiquetas: