Miércoles 19 DE Septiembre DE 2018
La Columna

Espacios sonoros

MondoSonoro

— Jorge Sierra
Más noticias que te pueden interesar

Convencido estaba que iba a escribir sobre el concierto del Cuarteto Asturias, y su abordaje a temas del Britpop, que tuvo lugar el pasado viernes 31, en un lugar que se hace llamar Soma Centro Cultural, zona 1. No fue ni es un lugar apropiado para escuchar música de cámara. Demasiados inconvenientes y distractores impiden una escucha decente. Entre que el espacio es extremadamente pequeño y hay que quedarse parado, con empujones de por medio todo el concierto; con un sonido mal distribuido; con gente que a la par de uno, en pleno concierto, platica sus últimas aventuras y horarios de trabajo; y la imposibilidad de ver con tranquilidad por el constante paso de gente frente a uno, puedo asegurar que es el lugar más infame del país para escuchar música. Haga de cuenta que esta en el mercado La Terminal, un viernes en la mañana o en el peor de los casos frente a un carromato de gorilas o leones de un circo. Con esas experiencias uno se da cuenta que la música en estos lugares, pasa olímpicamente a un segundo sino es que a un tercer plano.

 

En cambio el concierto Sonorama personal del cantautor Pablo Robledo fue diferente. Hasta disfrutable diría yo. Tuvo lugar en el Centro Cultural de España, en su ciclo de Aves Raras, el pasado miércoles 5. En este tipo de conciertos uno se da el lujo de notar los matices, escuchar lo que dicen las canciones y descubrir las capacidades o limitaciones interpretativas de los músicos. Que tampoco es mucho, dado que no soy muy partidario de los conciertos. A diferencia de los discos, que en lo personal considero son la máxima expresión de la música popular, y merecedores de atención, espacio y estudio como las películas. Pero en eso seguro los músicos no estarán de acuerdo conmigo, que viven y dependen de los conciertos.

 

Volviendo al tema. A Robledo se le conoce poco. Vivió mucho tiempo en Atitlán y se alejó de la ciudad. Pero en efecto, lleva casi 20 años en la escena. Robledo es autor de canciones llenas de musicalidad, con una claridad e imaginación en sus letras sin caer en lo obvio. Su voz quizá no sea poderosa ni de gran dramatismo, pero solvente, de timbre particular y agradable. Hubo tropiezos de tipo técnico, poca interacción creativa de sus músicos y un sonido regular, pero fue lo menos. Aquí no se sufre, se disfruta.
mondosonoro2003@yahoo.com.mx

Etiquetas: