Lunes 12 DE Noviembre DE 2018
La Columna

El orden de la vida (2)

buscando a syd

— Maurice Echeverría
Más noticias que te pueden interesar

Agradezco a quienes me dieron esta oportunidad periodística, así como agradezco a todos los que a lo largo de los años se ocuparon de hacer la columna posible –editores, correctores, etcétera. Y por supuesto, a los lectores, a quienes rindo aquí una ofrenda exaltada (flores, sahumerios, cereales sagrados). Y ahora nos vamos. Not with a bang but with a whimper.

 

Si juntásemos todas estas columnas –unas setecientas, calculo, al vuelo– obtendríamos un volumen gordo, un dolmen, con algunos, yo creo, momentos especiales. Es el resultado de tanto buscar a Syd, a quien ya no seguiremos buscando… Acaso nunca existió, como nunca existieron los gigantes de Quijano. O a lo mejor está sentado a mi lado, mientras voy poniéndole punto final a esta cosa.

 

Por cierto que están, no todas, pero casi todas las columnas recopiladas en un blog, cuya dirección es buscandoasyd.blogspot.com. Si algo inteligente hice fue irlas subiendo allí, mes a mes. Podría escribir un libro sobre Buscando a Syd, pero la verdad es que Buscando a Syd es un libro que se ha escrito solo.

 

Se cierra este espacio, esta puerta, y eso permitirá que se abran, para mí y para otros, otros espacios, otras puertas. Tal es orden de la vida… Por demás he estado colgando mucha opinión espontánea en mi pagina de facebook, si a alguno interesa…

 

En lo personal siento que Buscando a Syd termina en el momento apropiado. Estamos, colectivamente, en una encrucijada, en un cruce de caminos. La invitación es a no perder la integridad. Entendamos que para tocar el blues como un demonio no tenemos que venderle el alma al diablo.

 

En fin. Es hora.

 

>www.facebook.com/buscandoasyd

Etiquetas: