Martes 7 DE Julio DE 2020
Investigación

Los proveedores del “Chapo” Guzmán

Otto René Salguero Morales y su primo Ronald Enrique Salguero Portillo, dos ganaderos de Los Amates, Izabal, fueron por 15 años proveedores de cocaína de Joaquín el Chapo Guzmán, líder del Cartel de Sinaloa. Este mes se entregaron a la justicia estadounidense y podrían ser testigos del soborno entregado en 2013 por el capo mexicano para la campaña del presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández.

Fecha de publicación: 29-06-20
Otto Salguero compartiendo la tarima con Mario Estrada, candidato presidencial de la UCN, cuando fue candidato a concejal I de la Municipalidad de Los Amates, Izabal, con dicho partido en 2015.
Por: Investigación investigacion@elperiodico.com.gt

Otto René Salguero Morales enfrentará hoy a la justicia estadounidense. La audiencia programada ante el juez P. Kevin Castel del Tribunal del Distrito Sur de Nueva York, se realizará por videoconferencia debido a la pandemia de COVID-19 que afecta al país norteamericano.

Otto Salguero y su primo, Ronald Enrique Salguero Portillo, fueron acusados el pasado 17 de diciembre de 2019 de tres delitos: conspiración para introducir cocaína a Estados Unidos, crímenes violentos relacionados con drogas y posesión de armas de fuego destructivas.

La Fiscalía los acusa de participar en una estructura que trabajó por 15 años para Joaquín el Chapo Guzmán Loera, la cual estaba también integrada por Amado Beltrán Beltrán, alías Don Amado, Fernando Félix Rodríguez, alias Don Fernando, ambos operadores del Cartel de Sinaloa.

Otto y Rafael Salguero, Amado Beltrán y Fernando Félix fueron acusados de narcotráfico el pasado 17 de diciembre de 2019.

Inicio en el narco

De acuerdo con la acusación de la Fiscalía estadounidense, los primos Salguero, Amado Beltrán y Fernando Félix, empezaron a traficar cocaína hacia Estados Unidos entre 2004 hasta 2019.

Otto Salguero y su familia son propietarios de las fincas ganaderas Alsacia y Lorena y Nuevo Chapulco, ubicadas en Los Amates, Izabal, a apenas 14 kilómetros de la frontera con Honduras, que ya se había convertido en la puerta de entrada en Centroamérica de los carteles colombianos; además de siete grandes parcelas en La Libertad, Petén, cerca de la frontera con México.

Entre 2009 y 2012, el padre de Otto Salguero compró siete grandes parcelas en La Libertad, Petén, las que fueron adjudicadas por el Fondo de Tierras a supuestos campesinos, algunos de los cuáles eran amigos o parientes de Los Salguero; las siete parcelas sumaban una extensión de más de 5 millones 197 mil metros cuadrados (unas 11 caballerías que equivalen a más de 720 manzanas de tierra). Estas fincas fueron heredadas a Otto Salguero por su padre en mayo de 2017.

Esta posición geoestratégica para los carteles mexicanos, que buscaban nuevas rutas para abastecerse de la cocaína colombiana, habría sido una de las razones que llevaron al Cartel de Sinaloa a reclutar a Los Salguero. El enlace habría sido Amado Beltrán Beltrán. Originario de Sinaloa, México, Don Amado fue capturado en 1989 por las agencias estadounidenses. Aunque fue condenado a 41 meses de prisión por tráfico de heroína, la condena se extendió a 15 años hasta que Beltrán fue puesto en libertad por el Buró Federal de Prisiones en julio de 2000.

Tras salir de prisión, Don Amado se integró al Cartel de Sinaloa y fue asignado por el Chapo para abrir una nueva ruta para el tráfico de cocaína desde Honduras, Guatemala y el sur de México.

Según testimonios de varios narcotraficantes hondureños que colaboran con la justicia estadounidense, Don Amado y los primos Salguero habrían traficado cientos de toneladas de cocaína para el Cartel de Sinaloa entre 2004 y 2019.

“El Chapo” y los camiones Televisa

El 7 de octubre de 2019, Alexander Ardón, exalcalde de El Paraíso, Copán, Honduras, testificó en contra del exdiputado Juan Antonio Hernández Alvarado, alias Tony Hernández, hermano del presidente hondureño Juan Orlando Hernández, en el juicio por narcotráfico en su contra que se realizó en la Corte del Distrito Sur de Nueva York y que terminó en una condena para el expolítico.

En su testimonio ante el juez Castel, Ardón reveló como él, Tony Hernández, Otto y Ronald Salguero, y otros narcos hondureños, colaboraron para abastecer de cocaína al Chapo Guzmán.

En 2007, el Chapo se desplazó hasta El Paraíso, Honduras, donde se reunió con Ardón, Otto y Ronald Salguero y los hermanos Miguel y Luis Valle Valle, narcotraficantes hondureños. En la reunión acordaron utilizar una nueva ruta y método para enviar cocaína a México, relató Ardón.

El Chapo mando seis camiones identificados como propiedad de Grupo Televisa (la cadena mexicana de medios de comunicación en español más grande de América Latina) a Los Amates, Izabal, a la finca de Otto Salguero. Cada camión era capaz de transportar 6 mil kilos de cocaína, explicó Ardón, quien se comprometió con el Chapo a proveerle de 2 mil kilos de cocaína. Los hermanos Valle Valle y Otto y René Salguero aportaron el resto de la cocaína para los camiones.

El ardid funcionó entre 2007 y 2013, explicó Ardón, quien señaló que en al menos seis ocasiones le proporcionó dos toneladas de cocaína al Chapo para los camiones Televisa. Incluso Tony Hernández proveyó otros 2 mil 900 kilos para dos viajes realizados en 2011, según el testimonio.

Otros métodos

Pero este no fue el único método. Ardón señala que también utilizaron camiones cargados con ganado para transportar la cocaína de Honduras a México. El sistema era sencillo, cada camión era capaz de transportar de 500 a mil kilos de cocaína ocultos en su carrocería.

Los camiones salían de una finca de Ardón en Copán, Honduras, rumbo a la finca de Otto Salguero en Los Amates, Izabal. Posteriormente los primos Salguero movían la droga en camiones de ganado a La Libertad, Petén, y luego a un rancho en el sur de México donde la recogía el Chapo.

Según Ardón, entre 2007 y 2013 los camiones de ganado cargados con cocaína salían de Copán hacia Los Amates una o dos veces al mes. También usaron camiones de basura, los cuales eran capaces de transportar entre 750 y 780 kilos de coca. Este método se utilizó de 2007 hasta 2014.

Sobornos a cambio de protección

Para realizar sus actividades ilegales, Ardón y los primos Salguero contaron con la protección total del Gobierno hondureño. Según el testimonio de Ardón, quien fue alcalde de El Paraíso desde 2006 hasta 2014 (municipio de Copán, colindante con Los Amates, Izabal) pagó sobornos a altos políticos hondureños a cambio de protección.

El mayor soborno que pagó fue de US$2 millones. Ardón declaró que en 2008 se reunió con el diputado Porfirio Pepe Lobo, candidato a la Presidencia de Honduras, quien le pidió apoyo financiero para la campaña. Le mencionó que si el Partido Nacional ganaba las elecciones él sería el Presidente de Honduras y Juan Orlando Hernández sería el presidente del Congreso.

“Lobo me dijo que necesitaba US$2 millones para su campaña y la de Juan Orlando Hernández”. Y Ardón aceptó proporcionárselos y le pidió algo a cambio. “Le pregunté a Don Pepe Lobo que, si ellos ganaban las elecciones, me darían protección a mí para el tráfico de drogas, le pedí una posición en su administración (un puesto para Hugo Ardón, su hermano, quien sería director del Fondo Vial)… y la pavimentación de la carretera de La Florida a El Paraíso, Copán”, indicó

Después de la reunión, Ardón le envió a Pepe Lobo un aporte de US$1 millón en billetes de US$1, US$50 y US$100. Posteriormente en 2009, Ardón se volvió a reunir con Lobo, quien le dijo “que si el Partido Nacional ganaba iba a ser protegido en el tráfico de drogas y que la oficina del fiscal no me iba a investigar”. Y acordaron un segundo aporte de US$1 millón que hizo posteriormente.

En diciembre de 2009, Ardón describió una llamada telefónica de Juan Orlando Hernández, quien le pidió que sobornara a tres congresistas de Copán para que votarán por él como presidente del Congreso. Y Ardón soborno a los tres diputados para lograr el objetivo.

Días después Ardón llamo a Juan Orlando Hernández para decirle que los tres diputados de Copán iban a votar a su favor y este le respondió que “la protección –para traficar drogas–, que había hablado con Don Pepe y él, iba a ser dada a mí y a mi familia”, declara en su testimonio.

El encargado de darle la protección fue el mismo Tony Hernández, hermano de Juan Orlando, ya para ese entonces presidente del Congreso. Según Ardón, Tony tenía un familiar a quien llamaba Primo, quien se encargaba de escoltar los cargamentos por tierra y para ello tenía un equipo de seguridad fuertemente armado que estaba integrado por miembros de la Policía Nacional.

Tony Hernández les ayudaba para que las avionetas procedentes de Colombia y Venezuela evadieran los radares de las fuerzas de seguridad y con información de los puestos de control policial, a cambio de lo que recibía pagos de US$50 mil y US$5 mil, respectivamente. Además Ardón ayudo a Tony Hernández a traficar entre 30 y 40 toneladas de cocaína de 2010 a 2013.

Ronald Salguero Portillo.

“El Chapo” financia al Presidente hondureño

Según Ardón, en 2013 el Chapo Guzmán visitó de nuevo El Paraíso, Honduras, donde sostuvo otra reunión con él, Tony Hernández, Primo, Don Amado, Otto y Ronald Salguero.

En la reunión, Ardón afirma que el Chapo le dijo a Tony Hernández que le daría US$1 millón para la campaña presidencial de su hermano Juan Orlando Hernández. “El Chapo le pidió a Don Amado ir al carro y traer el dinero. A continuación, se colocó sobre la mesa. Se contó el dinero. El dinero estaba empacado en bolsas de plástico. Y fue en bultos de US$50 mil y US$100 mil… y Tony Hernández le dijo al Chapo que ese dinero era para la campaña de Juan Orlando Hernández”, describió Ardón.

En diciembre de 2013, Juan Orlando Hernández ganó la Presidencia, que asumió el 27 de enero de 2014. En marzo de 2017, fue reelecto para un segundo periodo que concluye en enero de 2022.

Problemas con Jairo Orellana

Según Ardón, en 2012 el Chapo Guzmán estuvo en Los Amates, Izabal, en la finca de Otto Salguero. En la reunión el Chapo les dijo que Jairo Orellana le había robado un cargamento de cocaína en Petén y que buscaba apoderarse de la frontera entre Guatemala y Honduras.

Ardón le dijo al Chapo que Jairo no se apoderaría de la frontera, porque hablaría con el presidente Pepe Lobo para que les proporcionara protección.

Efectivamente, Ardón relata que hablo con Pepe Lobo y este envió dos camiones con soldados del Ejército hondureño a la frontera entre El Paraíso, Copán y Los Amates, Izabal. Eran alrededor de 120 soldados armados con fusiles M16, M60 y bazucas, quienes estuvieron protegiendo las operaciones durante alrededor de dos meses. Jairo Orellana ya no fue una amenaza.

En la mira de Los Zetas

Para 2011, Otto Salguero se había convertido en importante suplidor de cocaína para el Chapo Guzmán, lo que lo puso en la mira de Los Zetas, un grupo de exmilitares mexicanos fundado en 1999 por Osiel Cárdenas Guillén, alias el Patrón, como el brazo armado del Cartel del Golfo. Un año antes (2010) Los Zetas se habían separado y entrado en guerra con el Cartel del Golfo, se expandieron a Guatemala para convertirse en un cartel y tomar su tajada del negocio de la droga.

Según la revista Insight Crime, Los Zetas entraron a Guatemala en el transcurso de 2007 de la mano de narcos como Horst Walter Overdick, un capo de Alta Verapaz, y el mismo Jairo Orellana, un expistolero que trabajó para Los Lorenzana, conocido como el Rey del Tumbe, quien había entrado en conflicto con Salguero y el Chapo Guzmán al robarles un cargamento de cocaína. A Los Zetas se le atribuyen ejecuciones como la de Juancho León en mayo de 2008, y las de su primo Harold León y del fiscal Allan Stowlinski Vidaurre, quien participó en un decomiso de droga de Los Zetas, ocurridas en 2011.

En mayo de 2011, un escuadrón de Los Zetas entró a Petén para intentar asesinar a Otto Salguero.

El 10 de mayo, en San Benito, Petén, secuestraron a Carlos Luis Bardales Chacón, esposo de Keiry Eunice Franco Salguero, sobrina de Otto Salguero. Los secuestradores exigieron a la familia Q450 mil por su liberación. Dos días después secuestraron a Franco Salguero y a su suegro, Luis Bardales Tobar, cuando se dirigían a pagar el rescate. Los cadáveres decapitados de Bardales Tobar y Franco Salguero aparecieron en el kilómetro 55 de la ruta entre La Libertad y Sayaxché con un mensaje: “Otto Salguero voy por tu cabeza, Z200”. El cuerpo de Bardales Chacón nunca apareció.

Lo peor llegaría después. El 14 de mayo, un comando de unos 50 hombres armados a bordo de vehículos agrícolas ingresó a la finca San Juan (Los Cocos), en La Libertad, Petén, y al no encontrar a Salguero asesinaron a 27 campesinos que trabajaban para él. La escena fue dantesca: 2 mujeres y 25 hombres fueron decapitados y sus restos esparcidos por el lugar. En una ranchería quedo un mensaje escrito con sangre: “Qué ondas, Otto Salguero, te voy a encontrar y así te voy a dejar”.

Los Zetas intentaron avanzar hasta Los Amates, Izabal, en busca de Salguero, pero luego de conocerse la masacre, el presidente Álvaro Colom decretó el Estado de Sitio en Petén y ordenó el despliegue del Ejército en dicho departamento para intentar capturarlos.

Aunque la pelea era una disputa de negocios y rutas de transporte de la droga entre carteles (Los Zetas versus Otto Salguero y el Cartel de Sinaloa), el Gobierno de Guatemala intervino en el conflicto.

Así lo explicaba una manta colocada días después por tres supuestos integrantes de Los Zetas que fueron capturados en Quetzaltenango tras ponerla. “La guerra no es con la población civil ni con el gobierno, mucho menos con la prensa, así que llevémosla tranquila, es contra las personas que trabajan con el Golfo, contra Otto Salguero, que es uno de los más importantes surtidores de cocaína… y los que pagaron con su vida son trabajadores del que mantiene su organización”.   

El padre de Otto Salguero negó que este fuera narcotraficante y señaló que desde el año anterior eran víctimas de amenazas, por lo que anda huyendo porque lo quieren matar.

Su abogado, Fernando Linares Beltranena declaró que “lejos de ser sospechoso, el MP califica a mi cliente como una víctima. Pero no solo a él, sino a toda su familia. Se trata de un hecho cometido por un grupo de psicópatas”.

Salguero se escondió por varios meses, mientras el Gobierno y el Ejército de Guatemala enfrentó a Los Zetas por él. Tras varios operativos realizados en Petén, Huehuetenango y Sololá, lograron capturar a 16 presuntos integrantes, de los cuales nueve (tres mexicanos y seis guatemaltecos) fueron condenados en 2014 a cumplir penas entre 106 y 114 años de prisión por los 27 asesinatos.

Incursión en la política

Cuando Los Zetas intentaron asesinar a Otto Salguero, este se encontraba preparando su participación en las elecciones de 2011: Salguero pretendía postularse a la Alcaldía de Los Amates, Izabal, según vecinos de dicho municipio. Pero desistió debido a la amenaza de Los Zetas y que su padre le dijo que no eran políticos, sino ganaderos y que no lo apoyaría, relatan los vecinos.

Tras la masacre de Los Cocos, la bancada de diputados de la UNE en el Congreso solicitó al Ministerio Público investigar si en las filas del Partido Patriota (PP) militaban como candidato Otto Salguero. “Algunas organizaciones tienen que dar explicaciones y aclarar si en sus filas existen miembros del crimen organizado”, refirió Jairo Flores, diputado y secretario general del Partido.

Mauricio López Bonilla, jefe del comando de campaña del PP, negó los señalamientos de Flores.

Lo que los diputados de la UNE omitieron mencionar era que en su planilla a la Alcaldía de Los Amates, Izabal, postulados por dicho partido figuraban tres primos de Otto Salguero, Otto Salguero debió esperar otros cuatro años.

En 2015 se postuló como Concejal I a la Alcaldía de Los Amates, por el partido Unión del Cambio Nacional (UCN), que lideraba su candidato presidencial Mario Estrada, condenado en febrero pasado a 15 años de prisión en Estados Unidos por narcotráfico, con quien compartieron tarima un par de veces que Estrada visitó Los Amates.

Salguero hizo campaña junto a Willy León, como Alcalde y él de Vice alcalde, respectivamente, sin embargo, quedaron en cuarto lugar con apenas 882 votos. Dos de los primos de Otto Salguero fueron reelectos como concejales postulados entonces por el Partido Lider.

Prepara su entrega

Tras la campaña de 2015, Otto Salguero bajó su perfil. Pese a que la masacre de Los Cocos, en 2011, reveló sus vínculos con el narco, nunca fue acusado por las autoridades guatemaltecas.

Hasta que su nombre salió a relucir durante el juicio contra Tony Hernández en octubre de 2019.

Ardón, quien se entregó a las autoridades estadounidenses y aceptó colaborar con ellos, reveló su participación en la estructura del Chapo Guzmán y Tony Hernández, hermano del presidente hondureño Juan Orlando Hernández. Ardón declaró que Otto y su primo Ronald Salguero participaron en la reunión donde el Chapo le entregó US$1 millón a Tony, para que su hermano Juan Orlando Hernández financiara su campaña presidencial en 2013.

Luego de escuchar su testimonio, el 17 de diciembre de 2019 la fiscalía de Nueva York acusó a Otto Salguero, su primo Ronald Salguero Portillo, a Amado Beltrán y a Fernando Félix Rodríguez de conspirar para enviar cientos de toneladas de cocaína hacia Estados Unidos y otros dos delitos.

Tras 15 años de operar en la sombra y con la protección del Gobierno hondureño y las autoridades locales en Guatemala, Salguero vio que la justicia estadounidense iba por él.

Según fuentes cercanas, Otto Salguero ordenó sus asuntos, donó (heredó) sus propiedades a sus tres hijos y sus abogados le prepararon una estrategia legal para negociar su entrega con las autoridades estadounidenses.

En mayo de 2020, Otto y su primo Ronald Salguero se entregaron a las autoridades estadounidenses, quienes los trasladaron a Nueva York, donde permanecen detenidos en el Centro de Detención Metropolitano de Brooklyn, el mismo reclusorio en el que permanecieron el Chapo Guzmán y Mario Estrada, en lo que se desarrolla su juicio.

Según abogados consultados, los primos Salguero buscarán negociar un acuerdo con la fiscalía estadounidense para declararse culpables y colaborar con la justicia estadounidense en otros casos contra narcos guatemaltecos u hondureños, esto a cambio de recibir la menor sentencia posible.

> Video donde Otto Salguero hace campaña a la Alcaldía de Los Amates, Izabal, en 2015.