Martes 7 DE Julio DE 2020
Investigación

Gobernaciones para los aliados en el Congreso

Excandidatos de los partidos Todos, UCN, FCN y Valor han sido nombrados como gobernadores por el actual Gobierno, las mismas agrupaciones políticas que se han convertido en aliadas del Gobierno en el Congreso para apoyar sus iniciativas de ley.

Fecha de publicación: 15-06-20
Por: Investigación investigacion@elperiodico.com.gt

Además de las obras de infraestructura en el Ministerio de Comunicaciones y en otras unidades ejecutoras, las Gobernaciones departamentales son apetecidas por las agrupaciones políticas, tanto por el poder político que se maneja como por la cantidad de proyectos que tiene a su cargo mediante los Consejos Departamentales de Desarrollo, que son los encargados de ejecutar las obras en los distintos municipios que regenta.

Los gobernadores además, tienen bajo su cargo el control y supervisión de la Policía Nacional Civil (PNC) dentro de su jurisdicción y son los representantes del presidente en cada departamento.

Es por esto que las Gobernaciones departamentales se convierten en ficha de cambio cada gobierno, con la finalidad de negociar la aprobación de distintas leyes en el Congreso, desde el presupuesto, hasta antejuicios, como sucedió con el gobierno de Jimmy Morales durante la legislatura anterior.

Este año, las cosas no han sido distintas con el Gobierno de Alejandro Giammattei, quien entregó a varias agrupaciones políticas aliadas algunas Gobernaciones departamentales.

Fuentes del Ejecutivo aseguran que el acuerdo se produjo con la elección de la Junta Directiva del Congreso que colocó en la Presidencia a Allan Rodríguez, diputado de Vamos, sin embargo, el gobierno no había cumplido con el compromiso y fue en parte la razón por la que las bancadas le dieron la espalda a Giammattei al rechazar el veto presidencial relacionado a garantizar los servicios.

Luego del rechazo del veto presidencial que  se convirtió en un pulso político entre el Ejecutivo y el Legislativo, Giammattei empezó a nombrar a los gobernadores propuestos por las bancadas aliadas y las obras en el Ministerio de Comunicaciones empezaron a fluir.

La Unión del Cambio Nacional (UCN), cuyo líder Mario Estrada fue recientemente condenado en Estados Unidos por narcotráfico, es uno de los partidos más beneficiados por el actual Gobierno al haber logrado el nombramiento de tres gobernadores.

Las alianzas en el Congreso y los votos que estos representan les valieron para hacerse con una buena parte de las Gobernaciones, curiosamente están ubicadas en las tres principales rutas del narcotráfico: Zacapa, Huehuetenango y Santa Rosa.

Estos son los perfiles de algunos de los nuevos gobernadores:

Gobernador de Santa Rosa

Obdulio Herrarte Carrera (UCN)

Herrarte fue alcalde de Chiquimulilla, Santa Rosa, entre 2016 y 2020 postulado por el partido UCN de Mario Estrada. En 2019 buscó la reelección pero perdió. Es muy cercano al diputado de la UCN, Carlos Napoleón Rojas, hijo del excoronel Napoleón Rojas Méndez señalado de haber participado en el desfalco del Estado Mayor Presidencial por Q120 millones durante el Gobierno de Alfonso Portillo.

Su hijo presume en las redes sociales, costosos caballos pura sangre y  vuelos en avionetas privadas.

Gobernador de Alta Verapaz

Romel Manuel Véliz Castro (Valor/Moll)

Trabajó hasta febrero pasado para el Ministerio de Educación como director, profesor titulado en la Escuela Oficial Urbana Mixta José Joaquín Palma de Tamahú, Alta Verapaz.

Los vecinos de Tamahú vinculan a Véliz, quien es ingeniero forestal, con la familia Moll, grandes terratenientes del departamento, quienes habrían influido para su nombramiento.

La familia Moll apoyó en las elecciones pasadas la fallida candidatura de Zury Ríos y colocó a varios candidatos en puestos de elección popular entre ellos a Pablo Moll Girón, quien no fue inscrito como candidato a diputado por estar ligado a un proceso de violencia contra la mujer. El año pasado se mencionó a Moll Girón como aspirante al cargo de gobernador pero varias denuncias en su contra, además del proceso por violencia contra la mujer, le habrían impedido participar por lo que habría designado a Véliz en su lugar.

Mientras que Eduardo Moll obtuvo la alcaldía de Tamahú por apenas 14 votos. La familia Moll habría financiado la campaña electoral de Giammattei en la segunda vuelta electoral.

Gobernador de
El Progreso

César Augusto Rodas Álvarez (FCN/Estrada Zaparolli)

Después de cinco periodos como alcalde de Sanarate, El Progreso, el profesor Sonoro, como lo conocen en su municipio, no logró su sexto periodo, esta vez de la mano del partido Frente de Convergencia Nacional (FCN-Nación) del presidente Jimmy Morales.

En 1999 ganó su primera elección con el Partido Libertador Progresista (PLP); cuatro años después, consiguió la reelección con el Frente Republicano Guatemalteco (FRG) del general Efraín Ríos Montt, quien fue Presidente del Congreso, y Alfonso Portillo, quien fue electo presidente de la República. Luego participó con Gran Alianza Nacional (Gana), posteriormente se pasó con la UNE y luego al Partido Patriota.

Según algunos políticos Sonoro mantiene un fuerte vínculo con el exoperador político del presidente Jimmy Morales y exembajador ad honorem para la Promoción de Inversión y Comercio con los países del Caribe, Giovanni Estrada Zaparolli. El constructor es un amigo cercano de Sonoro y también su padrino y financista en todas sus campañas políticas, aunque nunca ha figurado en los reportes de financiamiento. Sonoro y Estrada apoyaron a Alejandro Giammattei durante la segunda vuelta electoral en 2019.  En 2020, Francisco Mejía, alcalde de El Jícaro, El Progreso, quien es cuñado del actual viceministro técnico de educación,  Héctor Antonio Cermeño, se dedicó a apoyar a Sonoro para el cargo de gobernador de El Progreso, incluso Sonoro y Mejía acompañaron a Giammattei durante su viaje a México en febrero pasado. Mejía es aliado de Miguel Ovalle, alcalde de Salcajá, Quetzaltenango, que pertenece al Partido Vamos, quien en enero pasado fue electo presidente de la Asociación Nacional de Municipalidades (Anam).  En reciprocidad por su apoyo, Ovalle nombró a Mejía como representante titular de la Anam en la Junta Directiva del Plan de Prestaciones del Empleado Municipal.

Gobernador de Zacapa

César Augusto Paz García (UCN)

Paz fue la mano derecha de la diputada Carolina Orellana cuando esta fungió como gobernadora de Zacapa de 2012 a 2015 con el Partido Patriota y cuando esta se postuló para diputada al Congreso por la UCN, este asumió la gobernación en febrero de 2015.

El actual gobernador de Zacapa estuvo vinculado a la Asociación Teculuteca para la Democracia y el Desarrollo Integral (Asoteddi) y la  Asociación para el Desarrollo de los Pueblos (Asodep), dos Organizaciones No Gubernamentales que recibieron más de Q700 millones de parte del Fondo Nacional para la Paz (Fonapaz) y varias municipalidades para administrar proyectos entre 2006 y 2011, las cuales fueron sancionadas por anomalías en el manejo de los recursos públicos por la Contraloría de Cuentas, incluso algunos proyectos quedaron inconclusos pese a recibir los fondos.

Paz García fue fundador y vicepresidente de Asoteddi en 2004 y se retiró en 2009; mientras que Asodep fue fundada en 2007 y sus presidentes fueron: su hijo Jasser Jonathan Paz Morales y su esposa Nora Yaneth Morales Figueroa de Paz. Paz García afirma que se desligó de Asodep en 2011 cuando entró a trabajar en la Secretaría de Coordinación Ejecutiva de la Presidencia en el Consejo de Desarrollo Departamental de Zacapa.

Su hijo, Karlo César Paz Morales, es propietario de la constructora Proyectos, Ventas y Construcción (Provenco), la cual fue beneficiada con proyectos por Q19 millones 122 mil 575.10 de 2010 a 2015, sin embargo, la mayoría de las adjudicaciones fueron mientras su padre fungía como director ejecutivo del Consejo Departamental de Desarrollo junto con Orellana entre 2012 y 2015. Para entonces, el joven Paz Morales nacido en 1989 tenía 23 años pero ya era un afortunado constructor.

Las adjudicaciones más grandes fueron del fideicomiso de Desarrollo Social, con el desaparecido Fondo Nacional para la Paz y con el Ministerio de Comunicaciones, todas mientras su padre era empleado del Ejecutivo. Con la salida de Paz García del gobierno, la suerte de su hijo desapareció y vino la debacle de la empresa que no volvió a recibir ningún contrato.

Otro de sus hijos, Jasser Paz Morales, también propietario de una constructora, fue contratado como “técnico” con un salario mensual de Q18 mil en el Fondo de Desarrollo Social, el mismo que contrataba a su hermano para realizar obras, mientras su padre trabajaba para el Ejecutivo.

Paz García también fue consuegro del otro diputado por Zacapa, Luis Fernando Cordón Orellana. Su hija Sindy Paz Morales, una abogada que fue asesinada en mayo de 2017, estuvo casada con el hijo del diputado Luis Fernando Cordón Paz.

Gobernador de Huehuetenango

Jorge Juan Gualberto de León (UCN)

Aunque aparece como “financista” del partido Unión del Cambio Nacionalista (UCN), Jorge Juan Gualberto de León ha sido durante mucho tiempo empleado de la diputada por Huehuetenango, Sofía Hernández, primera vicepresidenta del Congreso y miembro de la alianza que llevó al diputado de Vamos, Allan Rodríguez a la presidencia del Legislativo.  Hernández ha sido señalada de tener vínculos con el crimen organizado en su departamento.

De León laboró en el Ministerio de Agricultura desde septiembre de 2017 hasta mayo pasado con un salario de Q15 mil, como director ejecutivo IV.  Antes de eso fungió como asistente de la diputada Sofía Hernández en el Congreso, con un salario de Q10 mil mensuales.

En 2009 trabajó como conductor y productor de un programa de televisión en un cable local en Huehuetenango. De León, según su hoja de vida es ingeniero forestal.

La diputada Hernández acompañó a Alejandro Giammattei durante sus giras electorales por Huehuetenango, según las fotografías divulgadas durante la campaña de 2019.

Gobernador de Sacatepéquez

Mynor Ariel López Hernández (Todos)

Mynor López es recordado como el alcalde que se negó junto a su corporación municipal a entregar información pública y debió enfrentar antejuicio, pese a este antecedente de falta de transparencia durante su gestión edil ha sido nombrado gobernador de Sacatepéquez, gracias al apoyo incondicional del partido Todos en el Congreso de la República.

López Hernández fue alcalde de San Antonio Aguas Calientes, Sacatepéquez por dos periodos consecutivos (de enero de 2012 a enero de 2020) postulado por el desaparecido partido Lider de Manuel Baldizón.

En 2019 buscó una tercera elección, pero ante la desaparición del Partido Lider, se postuló con el partido Todos gracias al apoyo del diputado de dicha organización José Ubico, quien cumplió condena por narcotráfico en EE. UU. al intentar introducir heroína a dicho país.

No obstante, López no logró la reelección debido a que días antes de las elecciones circularon en la población fotografías en una piscina con una mujer que no era su esposa por lo que los vecinos, la mayoría conservadores, le dieron la espalda.

López Hernández es médico y cirujano, pero no tiene ninguna especialidad. Trabajó antes como médico en el hospital Pedro de Betancourt y también fue pastor evangélico.