Domingo 5 DE Abril DE 2020
Investigación

Las gobernaciones como premio de consuelo

El Gobierno nombró en medio de la emergencia provocada por la pandemia mundial del COVID-19 a ocho de los 22 gobernadores departamentales, la mayoría son excandidatos a diputados y alcaldes postulados por el partido oficial que no lograron triunfar en las urnas.

Fecha de publicación: 23-03-20
Por: EQUIPO DE INVESTIGACIÓN investigacion@elperiodico.com.gt

Con cada Gobierno, las gobernaciones departamentales se convierten en moneda de cambio para lograr ciertos apoyos en el Congreso en donde los diputados distritales buscan colocar a sus allegados para poder tener mayor control sobre las obras en su departamento o influir en la asignación de proyectos u obtener beneficios de los distintos programas sociales.

Para otros las gobernaciones son premios de consuelo para los candidatos a diputados o alcaldes del partido de gobierno de turno que perdieron en sus lugares de origen, que invirtieron fuertes sumas de dinero en sus campañas o financiaron al candidato presidencial.

El gobierno de Alejandro Giammattei no es la excepción. La semana pasada, en medio de la emergencia provocada por la pandemia del COVID-19, el mandatario nombró a ocho de los 22 nuevos gobernadores departamentales, la mayoría de ellos vinculados al partido VAMOS.

Pese a que la sociedad civil es la que se encarga en cada departamento de elegir a una terna de la cual el Presidente decide a quién nombrar, las denuncias de anomalías en estos cuerpos colegiados son constantes y en esta ocasión, en varios departamentos las quejas llegaron hasta los juzgados donde algunos candidatos paralizaron el proceso planteando amparos.

A continuación los perfiles de siete de los ocho nuevos gobernadores nombrados, todos ellos compañeros de partido de Giammattei y al menos cuatro financistas de la agrupación.

José Luis Sam Maldonado

Gobernación de Suchitepéquez

Abogado y notario. Dirigente del partido Vamos en Suchitepéquez y candidato a diputado en la primera casilla por en el mismo departamento. Su planilla obtuvo apenas el 6.73 por ciento de los votos válidos y no logró ninguna diputación.

Sam aparece en una resolución del Organismo Judicial de 2010 en la cual se le señala de ser el abogado que avaló una compraventa de un bien inmueble, del cual la sentencia señala que no habían sido calzadas con las firmas o las impresiones de los pulgares de quienes según el instrumento vendían y compraban la propiedad.

Otto Ervin Macz Hó

Gobernador de Quiché

El nuevo gobernador de Quiché fue candidato a alcalde del municipio de Ixcán con el partido Vamos en las pasadas elecciones. Además figura como financista de dicha agrupación política.

Fuentes internas del partido indicaron que Macz Hó formó equipo junto a Josué Edmundo Cifuentes Lemus, diputado electo y actual ministro de Comunicaciones, para levantar las bases del partido en Quiché.

Macz es dueño junto a su familia de varias rutas de transporte en Quiché.

Trabajó hasta diciembre pasado como gerente de la Cooperativa de Ahorro y Crédito Coopedel. Antes, Otto Macz laboró como financiero para la Agencia de Desarrollo Económico Local de Ixcán (Adel Ixcán) una Organización No Gubernamental la cual de acuerdo con el portal de Guatecompras entre 2004 y 2012 ha recibido Q1 millón 216 mil 817.50 provenientes del Estado.

En la ONG trabajó junto al exgobernador de Quiché durante el gobierno del Partido Patriota Heber Cabrera quién era su jefe, Cabrera fue señalado en el caso Ministerio de Salud por estar involucrado en los sobornos pagados por la constructora de un hospital en Ixcán, Quiché, quien habría dado Q7.9 millones que se dividieron entre Cabrera y el exdiputado prófugo Estuardo Galdámez.

Luis Rodolfo Burgos Segura

Gobernador de Petén

Fue candidato a diputado de Petén con el partido Vamos, pero no resultó electo. Fue financista de dicha agrupación política y se desempeña como secretario departamental del partido oficial en Petén.

En 2017, Burgos Segura realizó una consultoría para el Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales la cual consistía en fortalecer procesos de gestión ambiental y recuperación de la cubierta verde en los municipios de Santa Ana, San Francisco y Flores, Petén. Por dicho estudio el actual gobernador percibió honorarios de Q60 mil.

Jorge Alberto Cortéz 

Gobernador de Jalapa

El nuevo gobernador de Jalapa fue candidato a diputado por ese departamento con el partido Vamos. Quedó en sexta posición con 4 mil 551 votos, un 5.14 de los votos válidos que alcanzaron los 83 mil 694. Cortéz también figura como uno de los financistas del partido oficial durante la pasada contienda electoral.

Laboró para el Ministerio de Desarrollo Social (Mides) de octubre de 2016 a septiembre de 2018 como coordinador de dicha dependencia en Jalapa.

Vecinos de Jalapa han denunciado en medios locales que Cortéz se habría comprometido a otorgar plazas en las secretarías de Seguridad Alimentaria Nacional (Sesan) y de Obras Sociales de la Esposa del Presidente (Sosep) y en el Ministerio de Ambiente a cambio de lograr apoyo para integrar la terna de la que resultó electo.

Luis Carlos Velásquez Bravo

Gobernador de San Marcos

En las pasadas elecciones ocupó la tercera casilla del listado de candidatos a diputados de Vamos por el departamento de San Marcos. Aunque no resultó electo, el presidente Alejandro Giammattei le premió con la gobernación de San Marcos.

En febrero pasado, elPeriódico, publicó que tanto el diputado oficialista Guillermo Cifuentes como los alcaldes de San Marcos presionaron para incluir a Velásquez Bravo dentro de la terna de candidatos a gobernador que fue presentada al mandatario. En dicha reunión polémicos jefes ediles como Edilma Navarijo y Fulbio Pérez de León, de La Blanca y Catarina fueron sus principales promotores.

Velásquez fue financista del partido VAMOS. Su familia y él son dueños de varios autobuses de la empresa de buses extraurbanos que cubre varias rutas en San Marcos.

Carlos Waldemar Barillas Herrera 

Gobernador de Guatemala

Secretario del departamento de Guatemala del partido Vamos, compitió para diputado en la tercera casilla del listado del Distrito Metropolitano, pero no logró los votos para regresar al Congreso. Ha acompañado al presidente Alejandro Giammattei en todos los partidos que ha militado, desde el partido GANA en 2007 cuando Giammattei fue candidato presidencial.

Cuando Barillas fungió como diputado, estuvo involucrado en el escándalo del viaje a París, Francia, en el cual él y otros dos diputados cobraron viáticos para asistir a un seminario que nunca se realizó y para lo cual se hicieron invitaciones falsas; el escándalo nunca se aclaró, aunque se confirmó que no hubo nunca una invitación para ningún evento, y se reintegraron los gastos.

Desde su salida como diputado, Barillas a estado alrededor del Estado. En 2015 fue contratado como asesor en el Ministerio de Economía, también fue asesor en el Ministerio de Agricultura en 2017. Trabajó de diciembre 2017 a junio 2018 para el Segundo Registro de la Propiedad como coordinador de Modernización con el gobierno de Jimmy Morales.

Es propietario del Hotel Reina Sofía ubicado en San Felipe, Retalhuleu, y es financista de Vamos.

Además Barillas fungió hasta el año pasado como representante legal de la empresa Total Home Office que intentó competir para proveer un millonario contrato de grúas en la Portuaria Santo Tomás de Castilla que fue adjudicado a una empresa vinculada al empresario prófugo Jurg Widmer Probst, pero que Giammattei pidió rescindir por considerar que había anomalías. La empresa que representaba Barillas presentó una inconformidad en ese concurso adjudicado por US$83 millones.

Jorge Mario Cabrera Ordóñez

Gobernador de Totonicapán

Candidato a diputado por el departamento de Totonicapán y secretario general de Vamos en ese departamento, viajó a México entre noviembre y diciembre del año pasado en donde, sin haber sido juramentado el nuevo Gobierno, fue presentado como el “gobernador electo” o “quien gobernará el departamento de Totonicapán”, según reportes de diarios mexicanos que citan a los legisladores mexicanos. Todo esto a pesar de que la sociedad civil no había ni siquiera conocido los expedientes de los aspirantes.

Cabrera Ordóñez también fue financista de campaña del partido oficial.