Sábado 30 DE Mayo DE 2020
Investigación

Mario Estrada apelará su condena

El excandidato presidencial de la UCN inició el trámite para apelar la decisión del juez que lo condenó a 15 años de cárcel, quien durante la audiencia le dijo que había rebajado la sentencia con base en que no tenía antecedentes y a la colaboración que estaba brindando.

Fecha de publicación: 16-03-20
Mario Estrada fue grabado en las reuniones con los agentes de la DEA que se hicieron pasar como emisarios del Cartel de Sinaloa, a quienes les ofreció venderles el país para sus operaciones de narcotráfico a cambio de US$10 millones para su campaña presidencial.
Por: Equipo de Investigación investigacion@elperiodico.com.gt

El tiempo transcurre lentamente para Mario Amílcar Estrada Orellana en una pequeña celda de concreto en el Centro de Detención Metropolitano (MDC) de Brooklyn, Nueva York, EE. UU., donde pasa la mayor parte del día recluido.

Es el mismo centro de detención donde estuvo encarcelado Joaquín el Chapo Guzmán Loera, líder del Cartel de Sinaloa, México, condenado a cadena perpetua más 30 años adicionales por narcotráfico en julio de 2019, a cuyos supuestos emisarios Estrada les ofreció abrirle los puertos y aeropuertos de Guatemala, así como brindarles protección para sus operaciones a cambio de US$10 millones para financiar su campaña a la Presidencia de Guatemala.

Estrada no quiere pasar los próximos 15 años de su vida en una cárcel de Estados Unidos, por lo que prepara una apelación de su condena mediante un trámite que inició el pasado 18 de febrero ante la Corte de Apelaciones del Segundo Circuito de Nueva York.

El juez Jed Rakoff, de la Corte del Distrito Sur de Nueva York, condenó a Mario Estrada, líder del partido Unión del Cambio Nacional (UCN) y tres veces candidato a la Presidencia, a 15 años de prisión y cuatro años de libertad condicional el pasado 11 de febrero.

Durante una audiencia llevada a cabo el pasado 28 de octubre, cuando acordaron con la Fiscalía presentar una aceptación de cargos menor a la que originalmente habían acordado, la Corte le recordó a Estrada que aunque fuera condenado, tenía derecho a buscar una apelación de su condena, aunque más adelante le indicó que si la sentencia se encontraba dentro de los términos acordados con la Fiscalía o era menor a esta, no tenía derecho a apelar, a lo que Estrada señaló que entendía lo que le estaba indicando el juez  Rakoff.

Estrada y sus abogados iniciaron con los trámites para la apelación el 18 de febrero pasado, aunque el documento fue ingresado a la Corte el 24 de febrero. El proceso estipulaba que se tenía que presentar un formulario el pasado 9 de marzo, el cual no fue enviado a las autoridades por lo que la apelación se encuentra en “incumplimiento”.

La Corte de Apelaciones le dio a Estrada y sus abogados un tiempo de espera hasta el 25 de marzo próximo para presentar la documentación de su apelación, de no hacerlo, la apelación será desestimada y Estrada será trasladado a un penal de baja seguridad para cumplir su condena, señala uno de los documentos de la Corte de Apelaciones, al cual elPeriódico tuvo acceso.

Para presentar la solicitud de apelación, Estrada debió hacer un pago de US$505.

Centro de Detención Metropolitano de Brooklyn, Nueva York, EE. UU., donde Mario Estrada estará recluido en una pequeña celda en lo que termina su apelación.

Decepcionado por la condena

Durante la audiencia de sentencia, Estrada y sus abogados se mostraron frustrados por los años que le impusieron, según narró la reportera Ana Sepúlveda de la Voz de América, quien presenció la audiencia. Sepúlveda explicó que los abogados esperaban la condena mínima obligatoria de cinco años, sin embargo, el juez decidió triplicar la condena.

Al final, Estrada solo fue condenado por uno de los dos delitos que originalmente le imputó la Fiscalía, ya que el de conspiración para intentar asesinar a sus rivales políticos le fue desestimado, pese a que los audios y videos grabados por las autoridades estadounidenses muestran cómo Estrada tenía la intención de asesinar a Thelma Aldana, así como a los fiscales Juan Francisco Sandoval y Óscar Schaad, aunque a última hora se arrepintió, argumentando que ya otras personas se estaban “encargando”.

El arrepentimiento ante el juez

Durante la audiencia ante el juez Rakoff en la que fue condenado, Estrada intentó evadir la responsabilidad al señalar que él no había contactado a los supuestos narcotraficantes, sino habían sido los agentes encubiertos de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA por sus siglas en inglés).

“Luché por mucho tiempo por el bienestar de mi familia y de mi país. Por mucho tiempo estuve caminando correctamente, pero reconozco que cometí un error. No era mi intención pero lo acepto”, declaró Estrada ante el juez.

Mario Estrada visitó al expresidente Alfonso Portillo cuando este estuvo recluido en el MDC Brooklyn hasta mayo de 2014, cuando fue condenado a cinco años de prisión por lavado de dinero.

De momento, Estrada permanecerá recluido en el Centro de Detención Metropolitano de Brooklyn a la espera de que se conozca su apelación. En el MDC de Brooklyn permanecen alrededor de 1,690 personas en lo que duran sus juicios.  Es uno de los centros de detención más seguros de Estados Unidos, y uno de los más criticados por las duras condiciones de vida. Existen dos tipos de celdas, la doble y la individual, esta última tiene una ventana, una cama, un lavamanos/retrete, una ducha, un banquillo insertado en el suelo y una mesita para apuntes y lectura. Las medidas son de alrededor de 12 metros cuadrados, sus paredes son de hormigón y la puerta es antibalas. Los detenidos no tienen acceso a Internet o televisión.

Tras la condena, el juez había recomendado al Buró Federal de Prisiones, que Estrada fuera recluido en FCI Coleman, una prisión de mínima seguridad en Florida donde hay  2 mil 434 reos, con el fin de que sus familiares tuvieran facilidad para visitarlo. Se desconoce si la familia de Estrada lo ha visitado en el MDC de Brooklyn, aunque fuentes cercanas al partido señalan que uno de sus asesores de campaña que labora en el Congreso lo ha visitado.

Negociando con el Cartel de Sinaloa

Mario Estrada y Juan Pablo González Mayorga fueron capturados el 17 de abril de 2019 en Miami, Estados Unidos, por agentes de la DEA, y acusados de los delitos de conspiración para enviar drogas a Estados Unidos y conspiración para cometer asesinatos.

Todas las actuaciones de Estrada y González fueron grabadas por los agentes encubiertos de la agencia antidrogas (DEA) de Estados Unidos, los cuales se hicieron pasar por narcotraficantes del Cartel de Sinaloa, a quienes se les solicitó financiar la campaña presidencial de la UCN a cambio de apoyarlos para utilizar el país para el trasiego de cocaína. Las reuniones se realizaron entre enero y abril de 2019.

La primera reunión se efectuó el 6 de enero de 2019 en la oficina de González. En esta, González le explicó a un agente encubierto de la DEA que se hacía pasar como narcotraficante mexicano que era miembro activo de la UCN cuyo candidato presidencial era Mario Estrada. González le informó que la campaña presidencial de Mario Estrada necesitaba fondos del narcotráfico para ser competitiva y le preguntó que si conocía a algún cartel que estuviera interesado en proveer de dichos recursos.

El 10 de enero de 2019, Estrada y González sostuvieron una reunión con este supuesto narcotraficante donde discutieron sobre los fondos que necesitaban del cartel, unos US$10 millones, pero solo le entregaron US$10 mil en una reunión posterior que fue grabada.

El agente encubierto le dijo a Estrada que tenía contactos con el Cartel de Sinaloa que le podrían proveer de dichos recursos, pero qué les podría ofrecer él a cambio si ganaba la Presidencia. Estrada respondió que si era electo Presidente les ofrecía nombrar al Ministro de Gobernación y al de la Defensa, así como el control de los puertos y aeropuertos de Guatemala. Y le pidió tres nombres de potenciales candidatos para cada posición.

El partido con ideología narco

Un cable de la embajada de Estados Unidos, firmado por el exembajador Stephen McFarland, describió a la Unión del Cambio Nacional (UCN), el partido de Mario Estrada, como un partido de “ideología narco”. En el Congreso también ha sido vox populi que varios de los diputados de esa agrupación, mantienen estrecha relación con el crimen organizado.
Pese a los señalamientos, la UCN obtuvo 12 diputaciones en la presente legislatura y se convirtió en la tercera fuerza en el Congreso, la cual le sirvió al actual presidente del Congreso Allan Rodríguez para obtener la Junta Directiva. En esta fue electa como primera vicepresidenta la diputada Sofía Hernández, originaria de Huehuetenango y señalada de estar vinculada con el cartel de Los Huistas que opera en esta área.

Los números de la condena de Estrada

180 meses en prisión

4 años de libertad condicional

US$40 mil en multa