Viernes 22 DE Noviembre DE 2019
Investigación

Una licitación hecha a la medida de un prófugo de la justicia

Jurg Widmer Probst, el suizo que ha proveído millones al Estado a cambio del pago de comisiones, podría recibir otro beneficioso contrato que le significarán más de Q273 millones, gracias a las bases de licitación hechas a la medida de una de sus empresas.

Fecha de publicación: 19-08-19
Por: Investigación investigacion@elperiodico.com.gt

Pese a estar prófugo de la justicia desde junio de 2016, las empresas del empresario suizo Jurg Widmer Probst siguen recibiendo millonarias adjudicaciones y continúan con sus contratos intactos con el Estado, después de tres años de haberse revelado la forma en la que pagaban millones en sobornos a la estructura de Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti, por medio de su secretario privado Juan Carlos Monzón.

La suerte de una de las empresas Probst parece estar echada con una nueva licitación que beneficiará a la compañía ganadora con por lo menos Q273 millones.

La Empresa Portuaria Santo Tomás de Castilla (Empornac) solicitó el pasado 1 de agosto, la “Contratación de los servicios especializados para la carga y descarga de buques por medio de grúas portuarias móviles y multipropósito en los muelles de la portuaria”, todo esto para sustituir a las grúas que en la actualidad operan en el recinto, propiedad de la entidad Caribe Gru, una de las varias sociedades vinculadas a Probst y parte del Grupo Interport, la cual desde hace 20 años opera en dicho puerto estatal.

Las bases de licitación están hechas para que solo una empresa pueda resultar ganadora debido a las especificaciones y requisitos que se incluyeron, los cuales solo Caribe Gru podría cumplir.

EL ÚNICO MUELLE DÉBIL

Dentro de los requisitos para el oferente, se encuentran algunas especificaciones que parecen estar dirigidas directamente a una empresa que durante más de 20 años ha descargado y cargado contenedores en la Empornac.

Según el texto, “el oferente deberá demostrar la cantidad de contenedores que ha movilizado para carga y descarga de buques en los últimos diez años con grúas portuarias móviles y multipropósitos, en puertos multipropósitos con muelles débiles similares al de Santo Tomás de Castilla”.

“Para una empresa extranjera esas especificaciones asustan, uno dice: no me va a dar tiempo para investigar el muelle que trabajamos en África y ahora compararlo con temas de ingeniería, hacer un análisis y ver si es un muelle tan débil como el de Santo Tomás”, señala uno de los interesados en participar.

Mientras que en Guatemala, la única empresa que ha trabajado en el “muelle débil” de Santo Tomás cargando y descargando buques es Caribe Gru, la empresa de el Canchón, como era conocido por Monzón y se encontró en sus registros contables de las coimas pagadas en las portuarias.

Caribe Gru recibió el contrato para movilizar contenedores en 1999 durante el gobierno de Álvaro Arzú y desde entonces ha mantenido su imperio inamovible, renovando o renegociando el contrato cada cierto tiempo sin ningún problema.

Otro de los requisitos contenidos en las bases y por el cual al menos dos empresas dedicadas al tema portuario dijeron que aún analizan si participarán debido a las condiciones de las bases, es el numeral VI de la literal e) en donde se señala que las empresas deben presentar una declaración jurada en donde se haga constar que “ya cuentan con un acuerdo previo con el fabricante de las grúas, en donde este garantiza que le venderá y entregará las grúas listas para entrar en operación”.

Según una de las empresas interesadas en participar, que pidió omitir su nombre para no entrar en conflicto con la portuaria, “en la fase de presentación de ofertas ningún fabricante le garantiza a un operador portuario o posible cliente un acuerdo de venta, si no le es adjudicado el evento, o tiene un contrato suscrito. Este requisito solo lo cumple una empresa que es un cliente permanente del proveedor de grúas y tiene un acuerdo de venta previo para poder redactar las bases a su gusto”, señaló el proveedor.

Otra de las limitantes son las especificaciones sobre las grúas que, según los interesados, son específicas de las grúas Liebherr, mientras otras marcas pueden tener las mismas características, pero con diferentes componentes.

Las ofertas para participar en este concurso deberán de ser entregadas antes de las 9:30 del próximo 11 de septiembre, sin embargo, desde ya, todo apunta a que el Canchón continuará de nuevo con su imperio intacto en el puerto del Caribe guatemalteco.

NUEVA EMPRESA, MISMOS VÍNCULOS

En mayo pasado, la Empresa Portuaria Santo Tomás adjudicó una licitación de 20 cargadores frontales tipo Reach Stacker, para apilamiento de contenedores llenos, para el servicio de las operaciones a la empresa Mecatrónica, S.A. por un monto de Q157 millones 708 mil.

La empresa, según dio a conocer elPeriódico, tiene vínculos con Probst, Jorge Enrique Haeussler Franco, quien firmó el contrato en nombre de la empresa Mecatrónica S.A. trabaja también en Asistencia y Logística Portuaria, S.A. (Alopsa).

Además, en los registros de Puerto Quetzal, Haeussler aparece como administrador único y representante legal de Alopsa, una de las empresas que forman parte de Grupo Interport, propiedad de Jurg Widmer Probst.

EL GRUPO INTERPORT

Grupo Interport está conformado por Caribe Gru, Servicios Bayside, Arrendadora Continental, Swisstec y Dragados Marinos, entre otras empresas.

De acuerdo con el Sistema de Contabilidad Integrado, las empresas de Widmer Probst han recibido pagos por parte del Estado que suman más de Q3.2 millardos, el portal no registra los años anteriores a 2004 ni muchos de los pagos hechos por las instituciones del Estado.

Jurg Widmer Probst, implicado en el caso Cooptación del Estado, permanece prófugo de la justicia desde junio de 2016.

Según el Registro Mercantil de Panamá, Interport Holdings Corporation fue fundada el 7 junio de 2007. La offshore panameña es actualmente presidida por Luis Ernesto García Pilón, uno de los cuñados de Jurg Widmer, mientras él funge como vicepresidente, director y tesorero de la compañía.

“Para que todo siga operando como se ha hecho”

Dentro de la declaración de Monzón en el caso Cooptación del Estado, este narró la forma en que conoció a Jurg Widmer Probst y la negociación que hicieron para que todo siguiera operando como se había hecho durante años.

“Conocí a Jurg al momento de ser nombrado enlace entre las portuarias y la Vicepresidencia a inicios de 2013… Tiene adjudicado el servicio de grúas en ambas portuarias desde hace mucho tiempo… me buscó porque me explicó que, a la persona encargada de los puertos, él le otorgaba el 10 por ciento del contrato como comisión. Así que me ofreció el pago en el despacho de Casa Presidencial, indicándome que vendía todo tipo de productos específicos marítimos. Esta comisión no bajaba de Q250 mil mensuales que entregaba en efectivo”, relata Monzón en una de sus declaraciones.

Según los cuadros encontrados en las computadoras de Monzón, así como los entregados por el contador de este, cada mes el Canchón, como lo tenía guardado en sus registros a Probst, le entregaba en efectivo Q250 mil desde que Monzón tomó el control de los puertos, además pagó otros Q9 millones de comisión por obtener un contrato de Q92 millones para el dragado de la dársena de maniobras del Puerto Santo Tomás.

Los libros de ingreso de visitas a la Casa Presidencial durante la administración del Partido Patriota (PP) dan muestra también de la frecuencia con la que el ahora prófugo de la justicia se reunía con Monzón, para pactar los negocios.

Q687

millones 586 mil 376.17 ha recibido la empresa Caribe Gru entre 2006 y 2019, según el portal electrónico de Guatecompras.