Miércoles 17 DE Julio DE 2019
Investigación

Reactivan constructora de diputado

Proyecto Samaria pertenecía al congresista jalapaneco Milton Francisco Guerra Calderón, sin embargo, en febrero de 2015 este la traspasó a nombre del hermano de su yerno para poder competir por una curul en el legislativo y continuar captando contratos de obra pública.

Fecha de publicación: 08-07-19
El legislador jalapaneco Milton Guerra forma parte del bloque FCN-Nación.
Por: Investigación investigacion@elperiodico.com.gt

Tras permanecer inactiva con el Estado durante los últimos cinco años, la constructora Proyectos Samaria ha sido beneficiada –solo en lo que va de 2019– con cinco contratos por Q60.7 millones por el Ministerio de Comunicaciones (CIV) y el Ministerio de Desarrollo Social (Mides).

La primera adjudicación se dio el pasado 27 de febrero por parte del CIV. Proyectos Samaria fue contratada para hacer la reposición de carretera del tramo La Ceibita-Atescatempa-San Cristóbal, Jutiapa (RD-Jut-05, Tramo: Bifurcación RN-23) por Q42 millones 942 mil 198.94.

El 21 de marzo llegó el segundo contrato de Q1 millón 48 mil 800 cortesía del Mides, por medio del Fondo de Desarrollo Social (Fodes), para realizar los trabajos de mejoramiento del camino rural en el caserío San Miguelito, aldea Guineales, Santa Catarina Ixtahuacán, Sololá.

El 16 de abril, el Fodes le entregó un tercer contrato de Q2 millones 41 mil para realizar los trabajos de ampliación de la Escuela Primaria Oficial Urbana Mixta Cristóbal Colón, en Génova, Quetzaltenango.

El 15 de mayo pasado, la Unidad de Conservación Vial (Covial) del Ministerio de Comunicaciones le adjudicó un cuarto contrato por Q6 millones 480 mil 398.78 para realizar trabajos de mantenimiento vial a 84.39 kilómetros en el departamento de Jalapa.

Un día después, el 16 de mayo, Covial le adjudicó otro contrato por Q8 millones 223 mil 44.20 para realizar trabajos de mantenimiento vial en el tramo que conduce del cruce de Santa Catarina Mita hacia Agua Blanca en Jutiapa.

VINCULADA A DIPUTADO

La constructora Proyectos Samaria fue creada en el Registro Mercantil el 02 de febrero de 2004 por Milton Francisco Guerra Calderón, según el formulario de inscripción, la empresa inició con un capital de Q15 mil y registró como su dirección comercial la 1a. avenida 2-19 zona 1, barrio La Esperanza, Jalapa, la misma dirección de residencia que reportó su propietario.

Milton Guerra es diputado de Jalapa y fue electo por el partido Unión del Cambio Nacional (UCN), sin embargo, en febrero de 2016 se integró a la bancada del partido oficial FCN-Nación.

De acuerdo con los registros de Guatecompras de 2005 a 2014, Proyectos Samaria –entonces representada por Guerra Calderón– manejó contratos con el Estado por un monto de Q152 millones 127 mil 465.72

Sin embargo, el 5 de agosto de 2014 fue la última vez que la empresa del ahora legislador recibió un contrato. En esa ocasión la Municipalidad de Monjas, Jalapa, pagó Q77 mil a la empresa en concepto de “renta de maquinaria para reparación de caminos vecinales de Monjas, Jalapa, en el Proyecto de Mejoramiento de Calle de Morazán a Piedras de Fuego”.

Después de esa fecha, Proyectos Samaria dejó de figurar en la esfera pública hasta principios de este año, cuando “milagrosamente” el gobierno empezó a adjudicarle contratos de obra.

De suéter rojo, Jairo Danilo Orellana Sandoval. De playera verde, el diputado Milton Guerra. Y al otro lado de la mesa se encuentra Norvin Josué Orellana Sandoval.

CAMBIO DE PROPIETARIO

La constructora que tantos millones le generó empezó a ser incómoda para Milton Guerra cuando, en 2011, mostró sus aspiraciones políticas al intentar inscribirse como candidato a diputado por Jalapa. Su proyecto político se frustró cuando el Tribunal Supremo Electoral (TSE) le negó su postulación por ser contratista del Estado.

En los comicios de 2015, Guerra Calderón lo intentó nuevamente. Esta vez sí logró su inscripción, fue electo y logró tomar posesión del cargo a pesar de la presión de varias organizaciones de la sociedad civil quienes le señalaban de ser contratista del Estado.

Guerra Calderón logró asumir el cargo pues, aseguró, decidió desvincularse de la constructora al venderla a otra persona.

De acuerdo con la escritura número 14, autorizada el 23 de febrero de 2015 por el notario Allan Wenceslao Tánchez Pérez, se celebró un contrato de compraventa de la empresa mercantil en la que Milton Francisco Guerra Calderón vende, cede y traspasa sus derechos como propietario de Proyectos Samaria a Norvin Josué Orellana Sandoval.

Un edicto publicado en el diario La Hora, con fecha 24 de marzo de 2015, detalla que la empresa tiene un patrimonio que asciende a Q19 millones 170 mil 800. El activo más importante de la empresa Proyectos Samaria era sus cuentas por cobrar de Q19 millones 130 mil 800.

Según la constancia de inscripción y modificación del Registro Tributario Unificado (RTU) ante la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), Norvin Orellana reportó ser el propietario de Proyectos Samaria y señaló como fecha de inicio de operaciones el 6 de julio de 2017.

Si bien el traspaso cumplió todos los requisitos de ley, la historia entre Milton Guerra y el nuevo propietario, Norvin Orellana, no se limita a una simple transacción comercial, ambos son amigos, oriundos de Jalapa y tienen un vínculo familiar.

Norvin Josué es hermano de Jairo Danilo Orellana Sandoval quien a su vez está casado con Lourdes Stéfany Guerra Espina, hija del legislador jalapaneco, por lo que la compraventa de la empresa evidencia que existió la intención de Guerra Calderón de traspasar la constructora a una persona que está bajo su control y confianza para poder asumir la curul que ganó en las elecciones de 2015 y recibir más contratos con el Estado, como los que les ha sido entregados a lo largo de este año.

LOS CLIENTES DE PROYECTOS SAMARIA

De acuerdo con Guatecompras, cuando Proyectos Samaria era propiedad de Milton Guerra, obtuvó Q152 millones 127 mil 465.72 en contratos de obra pública desde 2005 hasta 2014.

Durante esos años, la constructora de Guerra trabajó para el Fondo de Inversión Social (FIS), la Secretaría de Coordinación Ejecutiva de la Presidencia (SCEP), el Fondo Nacional para la Paz (Fonapaz) y el Ministerio de Comunicaciones.

Además de las municipalidades de San Carlos Alzatate, Jalapa, Monjas, San Luis Jilotepeque, San Pedro Pinula en Jalapa; Pasaco, Jutiapa; San Lucas Tolimán y Santa Lucía Utatlán en Sololá; San Juan Tecuaco y Oratorio en Santa Rosa; Santa Cruz Verapaz, San Juan Chamelco y Raxruhá, Alta Verapaz.

La empresa de Guerra también fue contratada por varias Organizaciones No Gubernamentales (ONG) vinculadas a diputados y alcaldes, quienes transferían fondos de Fonapaz a dichas entidades para luego contratar a dedo a las constructoras, evadiendo así los controles establecidos por la Ley de Contrataciones del Estado. Esta práctica fue prohibida en 2012.

Entre las ONG que contrataron a Proyectos Samaria, destacan: la Asociación para el Desarrollo Integral Sostenible del Nororiente, el Centro de Cooperación para el Desarrollo, la Fundación de Desarrollo Integral, la Asociación Manos Unidas y el Consejo Comunitario de Desarrollo de la aldea Selemlo.

¿QUIÉN ES MILTON GUERRA?

Milton Francisco Guerra Calderón fue electo en 2015 como diputado de Jalapa con el partido UCN, y en febrero de 2016 se integró a la bancada de FCN-Nación.

En diciembre de 2018 Guerra fue inhabilitado por el Registro de Ciudadanos del TSE para ser candidato en los pasados comicios. La sanción se dio porque no respetó la advertencia que le hiciera el tribunal electoral de no promocionar su imagen en época no electoral.

El hermano de Milton, Elmer Leonidas Guerra Calderón, fue gobernador de Jalapa nombrado por el presidente Álvaro Colom y alcalde de Jalapa de 2012 a 2015, electo por el partido Libertad Democrática Renovada (Lider).