Domingo 26 DE Mayo DE 2019
Investigación

La fortuna de Arturo Samayoa en los puertos

Sus negocios portuarios marchan viento en popa durante la actual administración de Jimmy Morales. En octubre pasado, la Empornac le adjudicó un nuevo contrato por Q19.4 millones para prestar servicios de pesaje de carga mediante básculas a su empresa Neporsa.

Fecha de publicación: 18-02-19
Arturo Samayoa controla el negocios de las básculas en Puerto Quetzal y Santo Tomás de Castilla. Por: Investigación investigacion@elperiodico.com.gt

“No hay hoja que se caiga de los árboles en los puertos sin mi permiso”, afirmó en una ocasión el empresario Axel Arturo Samayoa Camacho, durante una reunión social, para resumir el poder que ejerce dentro de las operaciones de la Empresa Portuaria Quetzal (EPQ) y la Empresa Portuaria Santo Tomás de Castilla.

Samayoa se jacta de controlar muchas de las operaciones portuarias: por sus básculas pasan los camiones y contenedores que entran y salen de ambos puertos estatales; sus empresas prestan servicios de logística, estiba, desestiba, inspección, vaciado y llenado de contenedores. También vigila las operaciones de la Empresa Portuaria Nacional Santo Tomás de Castilla (Empornac) por medio de las cámaras y sistema CCTV de su empresa Data Expert.

VIEJOS SOCIOS

Arturo Samayoa empezó a operar en Puerto Quetzal y Puerto Santo Tomás de Castilla a mediados de los años noventa cuando fundó Negocios Portuarios, S.A. (Neporsa), constituida el 25 de julio de 1996. Actualmente Grupo Neporsa presta un amplio catálogo de servicios portuarios por medio de diez empresas: Neporsa, Contraporsa, Servibásculas, Open Inter, Depsa, Sertesa, MS&L, Data Expert, Administradora Operativa, Constructora A+A y Setsa.

Pero no fue sino hasta el gobierno de Alfonso Portillo que se convirtió en un gran operador de negocios dentro de los puertos, cuando se alió con Leonel Montejo Orellana y Julio Girón Barillas, gerente general y presidente de la Empresa Portuaria Quetzal, respectivamente.

Desde entonces Samayoa se apoderó de los servicios de las básculas de pesaje de carga, estiba, desestiba, inspección ocular, revisión, verificación, vaciado y llenado de contenedores así como servicios de seguridad y vigilancia mediante cámaras de video en la Empornac y en la EPQ.

De 2009 a 2019, Neporsa ha obtenido contratos de pesaje de carga mediante básculas en ambos puertos estatales por Q47.7 millones, según el portal de compras públicas Guatecompras.

Data Expert, S.A., otra empresa de Samayoa, ha obtenido contratos por al menos Q70 millones por parte de la Empornac de 2011 a la fecha por arrendamiento de equipos para controlar el funcionamiento interno de la Empornac mediante videocámaras, según Guatecompras.

Mientras que Servicios de Estiba del Norte, S.A. (Serviestiba) ha obtenido contratos por Q29.2 millones de 2009 a la fecha, para prestar servicios de vaciado, llenado, reacondicionamiento de mercaderías de contenedores y furgones en las bodegas de la Empornac, según Guatecompras.

MALA RACHA CON EL PP

Durante la administración de Otto Pérez, Samayoa vio peligrar sus negocios debido a una disputa con la vicepresidenta Roxana Baldetti y su secretario privado Juan Carlos Monzón, quienes le exigían que les cediera una participación de sus empresas portuarias a cambio de concederle más negocios, a lo cual Samayoa se negó, lo que ocasionó que a su empresa MS&L le cancelaran el contrato para operar una terminal de contenedores que subarrendaba en Puerto Quetzal.

En junio de 2015, el presidente Otto Pérez Molina y su equipo realizaron una inspección a las instalaciones de Puerto Quetzal, para investigar una denuncia de que salían furgones sin pagar impuestos mediante una puerta que daba directamente a la carretera sin control de la SAT.

“Tenemos información de que en este lugar hay personal de las aduanas hasta las 10 de la noche, luego ya no había control. Se nos confirmó que por la noche salían furgones. Desde hoy quedan selladas estas cinco puertas. Con esto, cualquier persona que ingrese y egrese deberá hacerlo por la puerta principal, como debe de ser”, explicó Pérez en una conferencia de prensa.

El área clausurada era una terminal dada en usufructo a Cobigua, pero que era subarrendada y operada por la empresa Mega Services & Logistic, S.A. (MS&L) propiedad de Samayoa. Pérez Molina ordenó a las autoridades de Puerto Quetzal que rescindieran el contrato con MS&L.

Los rumores de que MS&L y Samayoa operaban una terminal que tenía una puerta que daba directamente a la autopista a Puerto Quetzal y que permitía la salida de “furgones en fly” (furgones voladores) sin pagar impuestos venían desde la administración de Montejo y Girón entre 2000 y 2003, cuando Samayoa se convirtió en un gran operador de negocios, señala un antiguo empleado de la Portuaria cuyo nombre se omite por razones de seguridad.

Era vox populi que Samayoa tenía negocios con Montejo. Samayoa siempre ha sido muy hábil y se entiende con cada gerente que llega a la portuaria para seguir con sus negocios, agregó.

LA VUELTA DE MONTEJO Y SAMAYOA

En el gobierno de Pérez Molina y Baldetti sus empresas decayeron; pero con la administración de Jimmy Morales, los negocios de Samayoa marchan nuevamente viento en popa gracias al retorno de Leonel Montejo, quien tiene nexos cercanos al mandatario y controla la Empornac por medio de su actual presidente Bayron Monterrosa, un excorredor de seguros portuarios.

Leonel Montejo es un auditor que entró a trabajar a la Empornac como cheque de mercadería en 1976 y que entre 2000 y 2004 fue gerente general de la EPQ. Fuentes cercanas a la Presidencia afirman que Montejo tuvo acceso al mandatario por medio del diputado Edgar Ovalle, ex secretario general de FCN-Nación y quien está prófugo de la justicia acusado en el caso de las masacres ocurridas en la Base Militar de Cobán, Alta Verapaz, durante el conflicto armado.

Montejo habría logrado el nombramiento de su sobrino Eduardo Andrés Castro Montejo como subsecretario de Asuntos Políticos en la Secretaría Privada de la Presidencia. Su padre Celwin Eduardo Castro Alvarado, un capitán de navío retirado, fue propuesto por Montejo para ser subgerente de la EPQ, pero al no lograr su nombramiento fue contratado como asesor de gerencia general de la Empornac entre febrero y mayo de 2016, también fue enlace entre el Ministerio de Agricultura y las entidades portuarias entre junio de 2016 y diciembre de 2018. Mientras que su medio hermano, Hugo Sarceño Orellana, es el alcalde de Puerto Barrios, Izabal.

El mayor logro de Montejo habría sido el nombramiento de Bayron Monterrosa como presidente de la Junta Directiva de la Empornac y el de Hugo Roberto Arriaga como gerente general de la Empresa Portuaria Quetzal.

NUEVOS CONTRATOS

Con la vuelta de Montejo al control de las portuarias, Samayoa ha obtenido nuevos contratos.

El último fue un contrato por Q19.4 millones para prestar el servicio de pesaje de carga mediante básculas, adjudicado por la Empornac en octubre de 2019. Neporsa y Repimex compitieron por este contrato, y pese a que Repimex ofertó ligeramente más barato y realizó varias impugnaciones por incumplimientos de su competidor, Neporsa fue el adjudicado.

El anterior prestatario del servicio de pesaje de carga fue la empresa Consultora y Constructora BEA, una sociedad vinculada a la ex vicepresidenta Roxana Baldetti, su secretario privado Juan Carlos Monzón, el constructor Raúl Osoy y los hermanos Carlos Raúl y Jorge Eduardo Ruiz Vásquez, conocidos como los Fuchos, quienes están acusados de corrupción por el Ministerio Público y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG).

La Empornac le adjudicó ese contrato a BEA en marzo de 2014 por Q38.5 millones, Samayoa compitió por el contrato mediante su empresa Servibásculas que ofertó Q47.2 millones. Cinco años después Samayoa vuelve a tener el control de las básculas en ambos puertos.

POSIBLE CASO DE COLUSIÓN

En agosto de 2017, la Empornac le adjudicó un contrato por Q1.5 millones a Desarrollos Portuarios, S.A. (Depsa) de Samayoa, para prestar servicios de vaciado, llenado, inspección ocular, desestiba y estiba de mercaderías en esta terminal portuaria.

En esta licitación participaron tres empresas: Sermalsa, de Carlos Emilio Aldana Salguero, y Depsa y Serviestiba, de Samayoa, un posible caso de colusión (acuerdo entre dos o más empresas para competir juntas en un negocio o licitación con el fin de limitar la competencia). Curiosamente las tres empresas ofertaron lo mismo, Q1.5 millones, pero la ganadora fue Depsa de Samayoa.

El Artículo 25 de la Ley de Contrataciones del Estado prohíbe estas práctica, al establecer que las personas individuales o jurídicas solo podrán presentar una oferta y si se determinare la existencia de colusión entre oferentes, serán rechazadas las ofertas involucradas.

En agosto de 2017, la Empornac le adjudicó un contrato por Q29.7 millones a Data Expert, S.A., otra empresa de Samayoa, para arrendamiento de equipos para el control del funcionamiento interno de las instalaciones del Puerto Santo Tomás mediante cámaras de video y sistema CCTV. Samayoa fue el único oferente, ya que los competidores se quejaron de que las bases de licitación favorecian a Data Expert que venía prestando ese arrendamiento desde 2011.

 

¿Quién es Leonel Montejo?

Edwin Leonel Montejo Orellana es un auditor que trabajó durante cuatro décadas en la Empornac y en la Empresa Portuaria Quetzal. Ingresó a la Empornac el 11 de febrero de 1976 como cheque de mercadería. Del 13 de octubre de 1993 al 15 de marzo de 1996 se desempeñó como Subgerente General de la Empresa Portuaria Quetzal (EPQ). En 2000, el presidente Alfonso Portillo lo nombró Gerente General de la EPQ, cargo que dejó el 1 de marzo de 2004.

Sus detractores lo vinculan con negocios oscuros dentro de las portuarias, desde compras y negocios sobrevalorados, hasta facilitar el robo y evasión de contenedores y el tráfico de drogas. Dichas actividades le permitió amansar una gran fortuna y es por ello que paso de vender chicharrones en la orilla de la carretera a Puerto Quetzal a finales de los años 90 a poseer una lujosa mansión en zona 16.

El nombre de Leonel Montejo cobró vigencia después del nombramiento de Bayron Monterrosa como presidente de la Empresa Portuaria Santo Tomás de Castilla (Empornac). Según datos del Registro Mercantil, Monterrosa fue gerente general de la empresa Estrategias y Aplicaciones Innovadoras, S.A., fundada por la hija de Gustavo Figueroa, socio a su vez de Montejo.

Gustavo Figueroa Amenábar, conocido como el Coche, es un antiguo miembro de la Democracia Cristiana (DC), partido por el cual llegó al Parlamento Centroamericano (Parlacen). Figueroa fue conocido como el gestor de los negocios más fuertes, uno de ellos, el reaseguro de la Empresa Portuaria Quetzal (EPQ), las barcazas o el negocio de las grúas.

El Coche Figueroa fue un operador de negocios portuarios desde el gobierno de Vinicio Cerezo (1985-1991) hasta el gobierno de Alfonso Portillo (2000-2004), de quien es buen amigo. Sus principales conexiones en la Portuaria Quetzal eran Leonel Montejo Orellana, quien fuera el gerente general, Julio Girón, secretario privado de Portillo y quien fue brevemente presidente de la Portuaria, y César Medina Farfán, amigo de Portillo e implicado en la apertura de cuentas bancarias en Panamá, quien actualmente está siendo procesado por haber traficado influencias durante el gobierno de Otto Pérez Molina a fin de obtener beneficios para varias empresas.

Fuentes portuarias recuerdan que durante esos años, se gestó un gran negocio para Monterrosa, Montejo y Figueroa. Monterrosa, era un corredor de seguros, fue nombrado por Leonel Montejo, entonces gerente general de la EPQ, a instancias de Figueroa, para gestionar el seguro de las instalaciones del Puerto Quetzal con el Crédito Hipotecario Nacional (CHN). Por dicho nombramiento como corredor, que no representó más esfuerzo que llevar y traer la papelería al banco estatal, Monterrosa recibió una millonaria comisión que compartió con el Coche Figueroa, recuerda una fuente que trabajó en la EPQ durante dicha administración.