Martes 13 DE Noviembre DE 2018
Investigación

La avioneta modificada para transportar droga del exfinancista de la UNE, Gana y PAN

Una avioneta vinculada a Luis Pedro Chang, relacionado a la empresa Equipos del Puerto que fue beneficiada con contratos en la Portuaria Santo Tomás de Castilla durante el gobierno del PAN, pasó a manos del gobierno de Estados Unidos tras encontrarse que había sido modificada posiblemente para transportar drogas.

Fecha de publicación: 04-11-18
La aeronave matrícula N270BE fue confiscada por agentes de la DEA en junio de este año. Pertenecía al empresario Luis Pedro Chang Figueroa. Por: Investigación investigacion@elperiodico.com.gt
Más noticias que te pueden interesar

En junio de 2018, testigos observaron a Luis Pedro Chang observando a los agentes de la DEA mientras realizaban la inspección para la incautación del avión demandado. Chang hizo declaraciones a testigos que creía que iba a ser arrestado y huía del área del aeropuerto sin contactar a la DEA o identificarse él mismo como dueño de la aeronave”, se lee en uno de los documentos sobre el decomiso de la avioneta N270BE.

El avión fue confiscado por EE. UU. después de que una fuente de la agencia antidrogas de ese país fuera alertado sobre una modificación hecha a la aeronave para poder almacenar más combustible del que normalmente puede utilizar y se sospechaba que la misma sería utilizada para transportar drogas desde Suramérica o Centroamérica hasta Estados Unidos.

“El agente especial de la DEA, Ryan Petrasek, fue contactado el 22 de mayo de 2018 o alrededor de esa fecha por una fuente confidencial (FC) de la DEA en referencia a la aeronave demandada. La FC declaró que la aeronave tenía una modificación ilegal. Esta modificación fue instalada para ampliar el rango de la aeronave, por lo que podría utilizarse para transportar drogas desde América del Sur y Central, con destino final a los Estados Unidos sin recargar combustible”, se lee en la demanda de EE. UU. en contra de la avioneta.

La aeronave que partió de Guatemala el 15 de junio de este año, llegó al Aeropuerto Ejecutivo de Fort Lauderdale en Florida, Estados Unidos, en donde ya lo esperaban los agentes de la agencia antidrogas. “A su llegada el avión señalado fue detenido por agentes de la DEA en espera de una inspección oficial por la FAA (Administración Federal de Aviación, por sus siglas en inglés)”.

Tras una inspección por el revisor de seguridad de la FAA, este descubrió un sistema de combustible no aprobado que permite almacenar y distribuir el combustible desde el interior de la aeronave al sistema de combustible principal, señala el documento oficial.

El equipo se encontraba oculto atrás de un asiento, y permitía la instalación de un tanque de combustible extra a la avioneta, lo cual no es permitido por la agencia de aviación estadounidense y dado que la aeronave se encontraba registrada en territorio de EE. UU., la misma debía cumplir con las regulaciones de la FAA para poder operar.

De acuerdo con la DEA, la avioneta propiedad de Luis Pedro Chang Figueroa tuvo una modificación ilegal en su sistema de almacenamiento de combustible.

UN REGISTRO PARA OCULTAR AL PROPIETARIO

El avión, es un Beechcraft Super King Air 200 de ala fija registrada a nombre de la empresa Three Hundred Sixty Degrees LLC con sede en Estados Unidos, su registro tenía como fin ocultar al propietario real de la avioneta, aunque al final la fuente confidencial de la DEA reveló quién era el propietario real de la misma.

“El 20 de junio de 2018, el agente especial Ryan Petrasek se contactó con Manuel Meléndez –representante legal de la empresa propietaria de la aeronave en Estados Unidos–, quien declaró que había registrado la aeronave a nombre de un cliente confidencial cuyo nombre no revelaría. Manuel Meléndez declaró que no era propietario de la aeronave y firmó un descargo de responsabilidad”, señala el documento oficial.

Sin embargo, el colaborador de la agencia antidrogas ya le había anticipado al agente federal que la avioneta era propiedad del guatemalteco Luis Pedro Chang y la agencia antidrogas ya tenía registrado como su domicilio la sede de Equipos del Puerto, la empresa de Chang.

Durante el proceso para la extinción de la aeronave, ni Chang ni la empresa estadounidense que aparece como propietaria de la avioneta externaron alguna queja acerca de su extinción o presentaron pruebas de descargo para evitar su proceso de extinción.

UNA AERONAVE CON HISTORIAL

El 5 de marzo de 2016, la aeronave ya había sido embargada en Guatemala a solicitud del Juzgado de Primera Instancia Penal de Santa Lucía Cotzumalguapa, la avioneta había sido inmovilizada en el hangar K-2 del Aeropuerto Internacional La Aurora, donde, según el portal Guatecompras, funciona ARM Aviación, también conocida como Aéreo Ruta Maya.

Luis Pedro Chang Figueroa, tiene negocios portuarios que iniciaron durante la administración de Álvaro Arzú Irigoyen.

Según argumentaron entonces fuentes del Ministerio Gobernación se trataba de un litigio civil, aunque se conoció que el embargo había sido a favor de Chang, se desconoce quién era entonces el propietario de la aeronave.

ARZÚ Y LAS GRÚAS EN EMPORNAC

Con la llegada del ahora difunto Álvaro Arzú al poder en 1996, la fiebre de la privatización llegó a todos los rincones del Estado. Diversas empresas estatales empezaron a entregar los servicios que proveían a empresas privadas, entre ellas, la Portuaria Santo Tomás de Castilla (Empornac) quien dejó de prestar el servicio de grúas a los barcos que atracaban en su muelle para adjudicarlo a una Sociedad Anónima de reciente creación.

Equipos del Puerto cuyo representante legal desde su fundación ha sido Luis Pedro Chang, fue la empresa con la que la Empornac firmó un contrato el cual le entregaba solo el 25 por ciento de ganancias a la portuaria, mientras la S.A. se quedaba con el 75 por ciento.

Empornac pasó de percibir Q71 millones por el uso de las grúas a solo el 25 por ciento de ese monto. Con la llegada del gobierno de Alfonso Portillo, Chang y su empresa enfrentaron dificultades y aunque por momentos se vio amenazada, en medios de comunicación se señaló que Julio Girón, el amigo y financista de Portillo, se había convertido en socio de Chang y pudo seguir operando y ganando millones.

EL FINANCISTA CHANG

En una entrevista publicada por elPeriódico en marzo de 2004, Chang señaló que él, sus socios y empresas, fueron financistas de los partidos políticos Partido de Avanzada Nacional (PAN), Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) y Gran Alianza Nacional (Gana) a quienes pagaron vuelos en helicóptero, combustible y papelería además de entregar efectivo, entre otras, señaló Chang entonces.

Las tres agrupaciones políticas, la Gana ya desaparecida, el PAN en proceso de cancelación y la UNE actualmente investigada por financiamiento electoral ilícito, eran las que entonces tenían más posibilidades de ganar la Presidencia por lo que Chang y sus socios decidieron aportar “de forma equitativa”, señaló entonces.

“Si no existieran financistas no existirían partidos políticos”, señaló Chang.

El dueño de la aeronave incautada por Estados Unidos, pretendía que con el financiamiento otorgado a las agrupaciones, cualquiera que ganara ayudara a su empresa en la portuaria, sin embargo, el gobierno de Berger decidió declarar lesivo el contrato entre la Empornac y Equipos del Puerto. Al conocer que se declaraba lesivo el contrato dijo entonces a elPeriódico que se sentía decepcionado y traicionado por el gobierno de Berger.

 

elPeriódico evidenció desde 2003 que Luis Pedro Chang Figueroa era financista de partidos políticos.

 

DOS HANGARES EN EL AEROPUERTO

Luis Pedro Chang tiene arrendados desde el gobierno de Alfonso Portillo dos hangares en el Aeropuerto Internacional La Aurora por los que paga una cuota de Q1,554 mensuales. Chang, conforme los registros de auditoría interna de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) tenía hasta el 4 de julio de 2014 una deuda con aeronáutica civil de 55 cuotas en cada uno de los hangares asignados, aunque según los registros se comprometió a pagarlas. Tras la incautación de la aeronave de Chang por el gobierno de los Estados Unidos bajo la sospecha de que esta sería utilizada para el transporte de drogas, las autoridades guatemaltecas no han iniciado ningún proceso en contra de Chang y sus hangares.

LA EMPRESA QUE LE DEBE AL ESTADO Y AL IGSAS

Equipos del Puerto propiedad de Chang se encuentra inhabilitada desde junio de 2006 por adeudo tributario y desde entonces no ha pagado su deuda a la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT). Además, el 11 de mayo de 2017 fue inhabilitado por el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social por insolvencia en Seguridad Social. Según el Estatus de Guatecompras tiene una deuda de Q13 mil 394.02.

 

Etiquetas: