Martes 13 DE Noviembre DE 2018
Investigación

Los negocios desde el Mariscal Zavala

Roberto López Villatoro, conocido como “El Rey del Tenis”, continúa vendiéndole zapatos de fútbol al Ministerio de Cultura y Deportes; la última venta fue el 21 de septiembre pasado por Q2.9 millones.

Fecha de publicación: 21-10-18
Roberto López Villatoro se encuentra en prisión preventiva desde el pasado 23 de febrero por el caso Comisiones Paralelas. Se le señala de cohecho activo. Por: Investigación investigacion@elperiodico.com.gt
Más noticias que te pueden interesar

De manera sigilosa y eficaz: Sergio Roberto López Villatoro, también conocido como El Rey del Tenis, continúa vigente en los negocios con el Estado, esto a pesar de guardar prisión preventiva en el centro de detención habilitado en la Brigada Militar Mariscal Zavala.

El pasado 21 de septiembre a la empresa Guateprecios, vinculada a López Villatoro, se le adjudicó un contrato con el Viceministerio de Deportes que asciende a Q2 millones 898 mil.

López Villatoro volvió a sus orígenes y proveerá 21 mil 800 pares de zapatos de fútbol al Ministerio de Cultura y Deportes (MCD).

La empresa beneficiada, que evidencia vínculos directos con López Villatoro, empezó a proveer de calzado deportivos al Estado en 2012 y desde entonces ha obtenido adjudicaciones que suman un total de Q4 millones 148 mil 529.14, según el portal de transparencia Guatecompras.

Guateprecios es una sociedad que fue constituida el 5 de enero de 2011 ante los oficios del notario Carlos Roberto Mínchez Herrera, sus socios fundadores son Bladimir Eduardo Gómez Méndez y Mainor Amílcar Velásquez Rodríguez.

En la actualidad, el presidente del Consejo de Administración y Representante Legal de Guateprecios, es César David Sánchez Pérez.

Sánchez Pérez sostiene varios vínculos directos con López Villatoro, que van desde una relación laboral, hasta la representación de una empresa que el Rey utilizó para pagar el regalo de un apartamento en la zona 14 a un magistrado de la Corte de Apelaciones, que en ese momento era miembro de la Comisión Postuladora para Magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

De acuerdo con los registros del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS), las cuotas patronales de Sánchez Pérez fueron pagadas desde 2015 hasta inicios de este año por la empresa Total Commerce of China, otra empresa vinculada a López Villatoro.

NEGOCIOS CON CHINA

Total Commerce of China, S.A. es otra empresa que confirma los vínculos con la empresa anterior, y que evidencia cómo el Rey sigue vigente en los negocios con el Estado. Fue constituida un 15 de octubre de 2003, sus socios fundadores fueron César David Sánchez Pérez (representante legal de Guateprecios) y Mariana Eloiza Cruz García de Gamarro. El abogado que faccionó la escritura fue Luis Domingo Berreondo Rosales.

Su historia como proveedor del Estado inició en mayo de 2011, durante el último año de administración de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), cuando el Ministerio de Cultura y Deportes le adjudicó la compra del producto estrella de López Villatoro, 15 mil pares de zapatos de fútbol por un monto de Q2 millones 6 mil 250.

Un mes después, el Ministerio de Cultura y Deportes volvió a adjudicar a Total Commerce of China un contrato para el suministro de 50 mil pares de zapatos deportivos por un monto de Q4 millones 681 mil 250.

En 2013, la administración del presidente Otto Pérez Molina por medio del Viceministerio de Deportes, entregó un contrato por Q17 millones 400 mil a Total Commerce of China para proveer 155 mil pares de zapatos deportivos.

El Ministerio de Cultura y Deportes también le compró 53 unidades de juegos inflables a la empresa de López Villatoro por un monto de Q2 millones 383 mil 298.08

Ese mismo año, la Secretaría de Bienestar Social de la Presidencia (SBSP) también firmó un contrato con Total Commerce of China para la proveeduría de colchonetas por un monto de Q2 millones 133 mil 930.

GRUPO D’LOVI, EL ORIGEN

El Rey obtuvo impulso en los negocios durante el gobierno del FRG. En aquella época, López Villatoro estaba casado con Zury Ríos Sosa, hija del máximo dirigente del partido oficial, Efraín Ríos Montt.

López Villatoro aprovechó sus vínculos directos con la cúpula de gobierno para importar, inicialmente, llantas de vehículos de segunda mano. El negocio fue tan próspero que logró ser el proveedor principal de la mayoría de gasolineras y pinchazos en la ciudad capital.

El negocio de importación desde China fue tan próspero que López Villatoro decidió incursionar en el negocio del calzado. Su empresa creció; sin embargo, fue sujeta de una demanda pues plagió y registró como propio el nombre de una conocida cadena estadounidense de calzado. Además de vender copias baratas de reconocidas marcas de calzado deportivo y casual.

Durante la administración de Óscar Berger, el Ministerio de Gobernación concedió un contrato de Q5 millones 250 mil a la empresa Grupo D’Lovi Internacional, S.A., vinculada a López Villatoro, para la adquisición de 30 mil pares de botas de cuero color negro tipo militar, su mayor contrato en aquel gobierno.

En el gobierno de Álvaro Colom y Sandra Torres, Grupo D’Lovi Internacional y Total Commerce of China, ambas propiedad de López Villatoro, también se vieron beneficiadas con la adquisición de insumos deportivos.

Entre estas adjudicaciones resalta una que Grupo D’Lovi recibió en 2009 por parte del Viceministerio de Deportes. En este contrato se adquirieron 35 mil pares de zapatos deportivos por un monto de Q3 millones 850 mil por ambos contratos.

Adicionalmente, en 2009 el Ministerio de Finanzas junto al Consejo Nacional de la Juventud (Conjuve) y la Dirección General de Educación Física (Digef) crearon un contrato abierto para el suministro de uniformes e implementos deportivos.

Dentro de dicha modalidad de compras, Grupo D’Lovi fue beneficiado por las autoridades de turno para proveer colchonetas, pelotas, redes, mesas de tenis, pelotas de tenis, rodilleras para patinajes, coderas para patinaje, protectores de muñecas para patinaje y conos plásticos.

Se desconoce el monto de lo comprado a Grupo D’Lovi por parte de la Conjuve y la Digef, debido a que Guatecompras solo reporta la adjudicación inicial que en su momento ascendió a Q3 millones 233 mil 666.67.

Los insumos deportivos eran entregados por Sandra Torres, quien en ese entonces era la esposa de Colom y coordinaba el Consejo de Cohesión Social (CCS).

En 2013, durante el gobierno de Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti, Grupo D’Lovi recibió un contrato de Q5 millones 65 mil por parte del Ministerio de Cultura y Deportes por la adquisición de 75 mil balones deportivos.

 

Las autoridades de Cultura y Deportes ya aprobaron lo actuado por la Junta de Licitación.

SÁNCHEZ PÉREZ Y EL CASO DE LAS COMISIONES PARALELAS

El representante legal de Guateprecios ha estado en la mira de los entes investigadores. En enero de 2017, investigadores del Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) dieron a conocer un caso por el que se pidió levantar el antejuicio de Eddy Giovanni Orellana Donis, magistrado presidente de la Sala Segunda de la Corte de Apelaciones del Ramo Civil y Mercantil.

La denuncia se efectuó como consecuencia de los pagos provenientes de Roberto López Villatoro para un apartamento ubicado en zona 14, presuntamente otorgado al magistrado Orellana Donis por concepto de coima. Al revisar la información y reunir los indicios, los investigadores establecieron que las fechas de los pagos por el bien inmueble coincidían con el desarrollo del trabajo de las Comisiones de Postulación, encargada de evaluar los perfiles y seleccionar los candidatos para el periodo 2014-2019 de la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

El MP y la CICIG determinaron que el 25 de febrero del año 2015 se inscribieron en el Registro de la Propiedad las escrituras de compraventa de bienes inmuebles adquiridos por el magistrado conjuntamente con su esposa, Doris Lucrecia Alonso Hidalgo. Ambos son actuales propietarios de un apartamento de 369.88 metros cuadrados y de dos estacionamientos en el mismo edificio.

Los investigadores entrevistaron a Daniel Estuardo Escobar Ulloa, quien relató cómo en el año 2013 al poner en venta el apartamento valorado entre Q2.5 millones y Q3 millones, él junto con sus hermanos fueron delegados por el abogado Gustavo Ortiz Arroyo. Este les presentó a César David Sánchez Pérez, representante legal de la entidad denominada Alta Seguridad en Servicios, S.A. (y representante legal actual de Guateprecios), que compareció para adquirir el inmueble.

Según el testimonio, se celebró el contrato de compraventa del mismo el 26 de diciembre de 2013 y se entregaron las llaves del apartamento para remodelarlo, sin embargo, nunca recibieron la totalidad del pago pactado ni se consumó el contrato mediante su inscripción del testimonio de la escritura pública de compraventa en el Registro de la Propiedad.

Al insistir sobre el pago con el abogado Ortiz Arroyo, este les indicó que la persona que había adquirido el apartamento era el Rey del Tenis y que de seguir insistiendo les podría ocurrir “algo” por ser él una persona muy poderosa. Debido a la falta de cancelación del precio pactado, procedieron a inmovilizar el inmueble como medida cautelar. A pesar de lo anterior, el magistrado Orellana Donis se mudó al apartamento.

El magistrado manifestó que no saldría del inmueble ni tenía porqué hablar con los investigadores, pues había arreglado todo con López Villatoro.

Los hermanos Escobar Ulloa solicitaron una reunión con este y según su testimonio, fueron atendidos por Carlos Roberto Mínchez Herrera (notario que constituyó la empresa Guateprecios) y Claudia Patricia Abril Hernández, con quienes se reunieron en varias ocasiones en el décimo nivel del edificio Aristos Reforma 7-62 zona 9 de la ciudad de Guatemala (oficinas de D’Lovi, el bufete propiedad de Roberto López Villatoro).

En dichas juntas, al mencionar que los hermanos tenían la intención de denunciarlos judicialmente por no pagarles el valor total del apartamento, el abogado Mínchez Herrera les indicó, con tono de amenaza, que dejaran de molestar al magistrado Orellana Donis y al señor López Villatoro, pues las cortes se alineaban a las órdenes de ellos.

Tras las fuertes presiones llegaron a un arreglo de venta forzado: se anuló la primera escritura y se procedió a firmar una nueva el 16 de diciembre de 2014. En esta oportunidad los compradores fueron Eddy Giovanni Orellana Donis y Doris Lucrecia Alonso Hidalgo, personas a las que, según los testimonios de los afectados, nunca observaron en las negociaciones de la compraventa del apartamento. Los afectados se limitaron a firmar la escritura y recoger los cheques que les fueron entregados, por un monto de Q272 mil, cantidad menor a la pactada originalmente en el contrato.

En la actualidad tanto López Villatoro como Orellana Donis guardan prisión preventiva en la cárcel de Mariscal Zavala por este caso.

Segunda licitación

El pasado 16 de octubre, una Junta de Licitación integrada por trabajadores del Ministerio de Cultura y Deportes recibió ofertas para la compra de otros 14 mil 765 pares de zapatos tipo tenis de la talla 30 a la 42.

De acuerdo con el acta de recepción y apertura de plicas 51-2018, las empresas que presentaron ofertas fueron: Servicios de Ingeniería Civil, propiedad de Raúl Iván Palma Álvarez, por Q4 millones 987 mil 785; Guateprecios, por medio de César David Sánchez Pérez, por Q3 millones 768 mil 375; y Esportes, propiedad de José Mario Espósito Ruano, por Q2 millones 816 mil 70.

Etiquetas: