Martes 25 DE Septiembre DE 2018
Investigación

Carretera abandonada por Odebrecht será Q23 millones más cara

Construcciones Integrales Avanzadas, S. A. (CIANSA) se convirtió en el tercer mayor contratista del Ministerio de Comunicaciones (con más recursos adjudicados este año). luego de una citación al Congreso realizada por la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), los integrantes de la Junta Calificadora de Licitación “rectificaron” su decisión, descalificaron a la empresa adjudicada y le otorgaron el proyecto de Q48.8 millones a CIANSA.

Fecha de publicación: 29-07-18
Por: Investigación investigacion@elperiodico.com.gt
Más noticias que te pueden interesar

 

La ampliación y rehabilitación  de la Carretera CA-2 Occidente, la cual  fue abandonada por la constructora brasileña Odebrecht en 2016, tendrá un costo de Q23 millones adicionales, luego de que el Ministerio de Comunicaciones le adjudicó el contrato a la empresa Construcciones Integrales Avanzadas, S. A. (CIANSA) que presentó la oferta más alta en dos de los tres tramos licitados; un tercer tramo licitado no fue adjudicado al declararse desierto el concurso.

La carretera CA-2 Occidente se encuentra en malas condiciones tras haber sido abandonada por la constructora  Odebrecht, que aceptó haber pagado sobornos por US$18 millones a funcionarios guatemaltecos para recibir la adjudicación del proyecto durante el gobierno de Otto Pérez Molina.

Con esta licitación, el gobierno de Jimmy Morales retoma la ampliación y rehabilitación de la carretera, siendo la favorecida la constructora CIANSA que con la adjudicadición de los dos tramos se convierte en la tercera mayor contratista con más fondos recibidos del Ministerio de Comunicaciones.

La suerte de CIANSA, una constructora fundada en febrero de 2008, parace estar relacionada con el partido de Sandra Torres; durante el gobierno de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) obtuvo contratos por Q46.5 millones en 2010 y Q234.5 millones en 2011.

Ahora tras una citación de los integrantes de la Junta Calificadora de Licitación de los tramos abandonados por Odebrecht a la bancada de la UNE, el pasado 16 de mayo, para “tratar asuntos relacionadas (SIC) con el expediente completo del concurso de Licitación Pública”, CIANSA obtiene dos contratos por Q145.7 millones.

Adjudicaciones

El 27 de abril la Junta Calificadora del Ministerio de Comunicaciones le adjudica a CIANSA el tramo que va de Quetzaltenango a Tecún Umán, San Marcos, por Q96.9 millones, esto a pesar de que el constructor César Augusto Guzmán Reyes fue el que ofertó más barato con Q83.5 millones. La adjudicación fue impugnada por Solel Boneh, Conasa y el mismo Guzmán Reyes, pero los integrantes de la Junta Calificadora las rechazaron y ratificó la adjudicación a CIANSA.

El mismo día, la Junta Calificadora le adjudicó el tramo de Retalhuleu a la Constructora Nacional, S. A. (Conasa) por Q38.9 millones; sin embargo, la Junta Calificadora, tras ser citada al Congreso por la bancada de la UNE, rectificó su decisión y le adjudicó el tramo a CIANSA que oferto más caro con Q48.8 millones. Conasa presentó su iconformidad, pero la Junta Calificadora la rechazó.

El otro tramo que atravieza Suchitepéquez fue adjudicado a Conasa; pero tras la citación al Congreso por la bancada de la UNE, la Junta Calificadora rectificó su decisión y la declaró desierta.

 

El tramo carretero fue adjudicado tras una citación de la UNE, a la empresa CIANSA, que presentó una oferta más cara.

Una citación poco usual

El 9 de mayo, el jefe de la bancada de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), Orlando Blanco, a través de varios oficios, de “manera cordial”, citó a Herbert Dagoberto Leal Gálvez, a Sandra Leticia Zavala Escarate y a César Augusto Hernández Pérez, todos integrantes de la Junta Calificadora de los tramos para la reposición de la carretera CA-2 Occidente.

Según la misiva enviada a los empleados del ministerio, el objeto era “tratar asuntos relacionadas (SIC) con el expediente completo del concurso de Licitación Pública “Reposición carretera CA-02 OCC. Tramo KM144 (puesto de cuarentena), Suchitepéquez-KM178 (inicio puente Castillo Armas) Retalhuleu” NOG.7010583 y el expediente completo del concurso Licitación Pública “Reposición carretera CA-02 OCC. Tramo KM178 (inicio puente Castillo Armas) -KM198, Retalhuleu.” NOG.7010621.”, señala la carta.

En el documento, Blanco solo se refiere a dos de los tres tramos del proyecto, y obvió solicitar el expediente completo del concurso referente al tramo del kilómetro 211+500 al 250+500 el cual ya había sido adjudicado a CIANSA por Q96 millones 939 mil 799.32, unos Q13 millones 375 mil 581 más alto que la oferta presentada por la empresa Servicios Agroindustriales “CGL” propiedad de César Augusto Guzmán Reyes, la cual fue rechazada.

Las adjudicaciones ya habían sido realizadas por la junta calificadora el 27 de abril y esperaban solo la aprobación de lo actuado por parte del ministro José Luis Benito.

Tras la citación (en la misma también se encontraba el Ministro de Comunicaciones así como los representantes del Ministerio de Finanzas), la UNE no publicó en sus redes sociales nada relacionado al tramo carretero por el que solicitaron información y se limitaron a informar sobre la baja ejecución del Ministerio y sus dependencias.

“Diputados citan a ministros de Finanzas @MinFinGT y de Comunicaciones @CIVguate para indagar sobre la ejecución presupuestaria y deudas de arrastre del Ministerio Comunicaciones.”, se lee en uno de los tuits publicados por la bancada ese día.

Según varios legisladores consultados, aunque es legal, es poco frecuente que los legisladores citen a los integrantes de las juntas calificadoras, debido a que esto se podría interpretar como una manipulación de los concursos e incluso tráfico de influencias.

Consultado a este respecto, Eddie Cux, de Acción Ciudadana (AC), indicó que si bien los diputados tienen la facultad de citar a cualquier funcionario público, el haber mandado a llamar a los integrantes de la Junta de Calificación puede malinterpretarse.

“Los diputados tienen poder y pueden influir fácilmente en un proceso, por eso llama la atención que después de la citación la junta calificadora modifica la adjudicación en favor de otra empresa. Evidentemente aquí hay un alto riesgo de corrupción”, señaló Cux.

 

Los retrasos legales e indecisiones del Gobierno han provocado que los trabajos parciales realizados por Odebrecht se deterioren.

Q9.9 millones más

Esa misma tarde, después de la citación, el ministro de Comunicaciones José Luis Benito notificó que improbaba lo actuado por la Junta Calificadora en los tres eventos debido a que en el expediente no se encontraban las certificaciones de disponibilidad presupuestaria.

En el caso del tramo adjudicado directamente a CIANSA, la junta calificadora solo modificó el aspecto señalado por Benito sobre la certificación de disponibilidad presupuestaria, mientras que en el caso de los otros dos tramos decidió rectificar varios aspectos más, entre ellos, decidió dejar sin efecto las adjudicaciones a Constructora Nacional S.A. (Conasa).

La junta se amparó en el artículo 80 del literal e) en el cual se señala que “Las entidades cuyos representantes legales, directivos o gerentes hayan sido condenados por la comisión de delitos contra la administración pública…” tienen prohibición para participar. En referencia a dos ex directivos de Conasa que aceptaron su culpabilidad en el caso Construcción y Corrupción.

El vicepresidente de Conasa, Jorge Tejada, manifestó en la impugnación publicada en el portal de Guatecompras, que “ni uno ni otro son directores, gerentes o representantes legales de Constructora Nacional, Sociedad Anónima y de hecho “el criterio” asumido ahora por la Junta hasta contradice lo manifestado en dictamen jurídico por la Dirección de Caminos en su momento y que consta en el Ministerio”.

Al dejar fuera a Conasa, la junta rechazó la oferta más baja y en el tramo del kilómetro 144 al 178 en el que no participó CIANSA decidió declararlo desierto, pese a haber otros competidores los descalificó por distintos motivos, en total el concurso recibió 10 inconformidades, todas ellas fueron rechazadas por la junta que dejó en firme declarar desierto el concurso.

En el caso del tramo del kilómetro 178 al kilómetro 198, en donde sí participó CIANSA, el concurso fue adjudicado a esta por Q48 millones 834 mil 452.74 mientras la otra oferta de Conasa era por Q38 millones 910 mil 654.44, Q9 millones 923 mil 798.30 más caro.

Viejos conocidos de la UNE

CIANSA empezó a trabajar con el Estado durante el gobierno de la UNE, su primera adjudicación fue en diciembre de 2008 con el Ministerio de Comunicaciones por Q93 mil 985 en un concurso descrito como “reparaciones menores”, mientras que en 2010 alcanzó los Q46.2 millones con el gobierno dirigido entonces por Álvaro Colom.

Ya para 2011 en pleno año electoral la suerte de CIANSA se disparó y logró contratos con la UNE por Q229.9 millones, cerrando su mejor año hasta la llegada del gobierno de Morales con quien logró cerrar adjudicaciones por Q227.7 entre julio de 2017 y junio de 2018.

 

En 2011 CIANSA ganó el concurso para el dragado y obras de protección y mitigación de los ríos Actelá y Cabañas en el municipio de Santa Catalina La Tinta, en Alta Verapaz, por un monto de Q79.9 millones. Según otra empresa que participó en el concurso, la obra estaba “sobrevaluada”, la inconformidad presentada señala que ellos ofertaron Q43.3 millones, una diferencia de Q36.5 millones.

 

La preferida para integrar juntas calificadoras

Sandra Leticia Zavala Escarate es una empleada del Ministerio de Comunicaciones asignada al archivo de la Unidad para el Desarrollo de Vivienda Popular (UDEVIPO). Zavala empezó contratada como asesora bajo el renglón 029.

Zavala, a quien empleados del Ministerio describen como muy cercana al ministro José Luis Benito, ha sido una de las favoritas para integrar las juntas calificadoras en dicho Ministerio.

En 2014 con el gobierno Patriota integró apenas cuatro juntas de licitación; en 2015 integró ocho juntas de licitación. En 2016 ya bajo el gobierno de Jimmy Moralres pasó a integrar 49 juntas de licitación; en 2017 integró 39 juntas de licitación y en 2018 lleva integradas 69 juntas de licitación.

En total, Zavala Escarate ha integrado 169 juntas de licitación durante los últimos cinco años, a pesar de no tener estudios de ingenieria vial o experiencia en construcción de carreteras.

Etiquetas: