Lunes 19 DE Noviembre DE 2018
Investigación

Los cooptadores están de vuelta en la Empornac

Empresarios acusados de pagar sobornos a Roxana Baldetti y Juan Carlos Monzón, a cambio de contratos en los puertos, se preparan para participar en las nuevas licitaciones por Q257 millones que realiza la Empresa Portuaria Nacional Santo Tomás de Castilla.

Fecha de publicación: 10-06-18
Pese a estar en prisión y estar catalogado como prófugo, Juan Carlos Salguero y Jurg Widmer continúan acaparando los negocios más grandes en las portuarias. Por: Investigación investigacion@elperiodico.com.gt
Más noticias que te pueden interesar

Las empresas de Juan Carlos Salguero, alías Run Run, y Jurg Widmer Probst están de vuelta para hacer negocios con la Empresa Portuaria Nacional Santo Tomás de Castilla (Empornac) que prepara un paquete de licitaciones por Q257 millones para la compra de 15 cabezales, 28 montacargas, varias máquinas portacontenedores y hasta un barco remolcador.

En marzo pasado, Byron Monterrosa, presidente de la Junta Directiva de la Empornac, anunció que los directivos habían firmado una ampliación presupuestaria por Q257 millones para la compra de equipos a fin de mejorar las operaciones portuarias. Adicionalmente Q100 millones serán destinados a la infraestructura del puerto.

“Estamos muy contentos, después de 30 años que no se invertía en equipo nuevo”, declaró Monterrosa, quien justificó la compra afirmando que Puerto Santo Tomás ha perdido competitividad debido a la falta de inversión en equipo e infraestructura.

Como alarma y medida para justificar las millonarias compras, las autoridades de la Empornac hicieron circular en mayo un rumor. Con total certeza aseguraron que la naviera Maersk Line –la compañía de transporte de contenedores más grande del mundo– reduciría sus operaciones de seis a dos barcos por semana. De concretarse, esto hubiera representado una disminución de 2 mil 600 contenedores semanales.

Pocos días después, la naviera aclaró que no se retiraba del país, solo había trasladado una operación pequeña a Puerto Barrios, pero la mayor operación se mantendría en Santo Tomás. Descartaron por completo trasladar sus operaciones a Puerto Cortés, Honduras.

Entre el 13 de abril y el 30 de mayo, las autoridades de la Empornac subieron al portal de compras públicas Guatecompras más de nueve concursos para adquirir los equipos, cuya presentación de ofertas está previsto que inicie a partir de la presente semana.

Una investigación de elPeriódico reveló los planes del binomio presidencial para asegurar negocios en la portuaria.

Regresan los Cooptadores

El primer cooptador en regresar a los negocios con la Empornac fue Juan Carlos Salguero Barrientos. Run Run está actualmente en prisión acusado de cohecho activo (pagar sobornos) al exsecretario privado Juan Carlos Monzón, esto a cambio de obtener contratos millonarios en las terminales marítimas.

Durante la gestión patriota, Proyectos e Importaciones de Guatemala, S. A. (Proimgua), la empresa de la cual Salguero es presidente y representante legal, obtuvo contratos por Q70 millones en la Empornac y en la Empresa Portuaria Quetzal (EPQ).

El 31 de julio de 2017 –estando en prisión– Salguero volvió a hacer negocios con la Empornac. Está vez a través de la empresa Muelles Mercantes, S. A. (Mumersa) que vendió tres spreader para contenedores por Q2 millones 682 mil 895. El 24 de enero de este año, Mumersa le vendió un montacargas de 32 toneladas en Q6 millones 690 mil 960 a la Portuaria Quetzal; y el 20 de febrero de 2018 le vendió seis remolques por Q2 millones 724 mil 790.20 a la Empornac.

Muelles Mercantes, S. A. es, se supone, una empresa nueva. No obstante, sus vínculos apuntan directamente al cooptador.

La empresa fue constituida el 21 mayo de 2014 ante el notario Luis Gilberto Chigua Calderón, el mismo abogado que faccionó los nombramientos para Salguero en Proimgua. Como socio fundador y accionista mayoritario figura Kelvin René Delchi Núñez, un empleado de Proimgua, quien fungía como administrador único y representante legal. Delchi falleció en un accidente de tránsito en Izabal el 30 de marzo pasado.

Mumersa reportaba como dirección inicial un inmueble en la 6a. calle entre 6a. y 7a. avenida de Puerto Barrios, Izabal, el cual, según información de la Dirección de Información Catastral, es propiedad de Salguero Barrientos.

En el perfil de Facebook, Delchi Núñez es amigo de varios empleados de la Empornac, incluyendo algunos funcionarios que han formado parte de las juntas de licitación en las que han resultado adjudicados contratos a Proimgua y Mumersa.

El actual gerente general y representante legal –nombrado como reemplazo del fallecido– es el abogado César Obed Palacios Delgado, quien labora como asesor jurídico de la Municipalidad de Santa Catarina Pinula. Además, en marzo fue contratado como asesor laboral de la Dirección General de Caminos del Ministerio de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda con honorarios de Q12 mil mensuales.

El actual subsecretario privado de la Presidencia, Eduardo Castro Montejo, es el enlace de viejas mafias con el presidente Morales.

Tras más contratos

El 11 de mayo pasado, Mumersa, que hasta 2017 solo había emitido siete facturas desde su fundación en 2014, interpuso tres inconformidades en tres concursos para la compra de nueve remolques, tres máquinas portacontenedores y 15 cabezales respectivamente.

Mumersa impugnó el requisito de las bases de licitación que establecía que las empresas oferentes deben tener como mínimo cinco años de haberse constituido legalmente –Mumersa fue constituida en mayo de 2014, por lo que solo tiene cuatro años de existencia y no hubiera podido participar en los tres concursos–. La Dirección de Operaciones Portuarias de la Empornac aceptó las tres impugnaciones de Muelles Mercantes y modificó bases de licitación para eliminar ese requisito para presentar ofertas.

El retorno del Suizo

Otro antiguo cooptador que está muy atento de las nuevas licitaciones es Jurg Widmer, considerado prófugo desde mayo de 2016 acusado de cohecho activo en el Caso Cooptación del Estado. Su empresa Novacom ha sido la mayor proveedora de la Empornac, la EPQ y el INDE. Desde 2004 a la fecha les ha vendido maquinaria y repuestos por Q615 millones y solo durante la gestión Patriota les vendió Q264 millones a estas tres empresas públicas.

Aunque Novacom dejó de proveer a la Empornac desde septiembre de 2016, “es solo cuestión de tiempo para que regrese” comenta un proveedor rival, ya que es la única que maneja ciertas marcas y productos que requieren las portuarias desde hace más de 30 años, concluye.

Juan Carlos Salguero está imputado en el caso Cooptación del Estado.

Una red histórica en la Empornac

En julio de 2017, el mandatario Jimmy Morales nombró a Byron Monterrosa como presidente de la Junta Directiva de la Empornac.

Monterrosa es conocido como uno de los empleados de Gustavo Figueroa Amenabar, conocido como el Coche, un exmiembro de la Democracia Cristiana (DC) y exdiputado al Parlamento Centroamericano por este partido.

Figueroa llegó a ser conocido como el gestor de los negocios más fuertes en la portuaria, entre ellos el reaseguro de la Empresa Portuaria Quetzal (EPQ), los contratos por generación de energía en barcazas, o el negocio de las grúas.

 

El Coche Figueroa se convirtió en operador de negocios portuarios desde el gobierno de Vinicio Cerezo (1985-1991) hasta el gobierno de Alfonso Portillo (2000-2004), de quien es buen amigo. Sus principales conexiones en la Portuaria Quetzal eran Leonel Montejo Orellana, quien fue gerente general; Julio Girón, secretario privado de Portillo y por un tiempo presidente de la Portuaria; y César Medina Farfán, amigo de Portillo e implicado en la creación de cuentas bancarias en Panamá.

Fuentes cercanas al actual presidente de la Junta Directiva de Empornac, recuerdan que durante el gobierno del FRG se gestó un gran negocio para Monterrosa, Montejo y Figueroa.

Monterrosa, que para ese entonces trabajaba como corredor de seguros, fue nombrado por Leonel Montejo, gerente de la EPQ para gestionar el seguro y posterior reaseguro de las instalaciones de la Portuaria Quetzal. Por dicho nombramiento como corredor, confirman las fuentes, Monterrosa recibió una millonaria comisión.

Según datos del Registro Mercantil, Monterrosa fue gerente general de la sociedad Agencia de Seguros y Servicios Analítica, S.A. en 2002.

En cuanto a Montejo, este se presenta como un auditor que laboró toda su carrera en las Portuarias: “me inicié en el campo portuario desde el 11 de febrero de 1976 como cheque de mercadería en la Empornac… fungí como subgerente general en la Empresa Portuaria Quetzal, del 13 de octubre de 1993 al 15 de marzo de 1996, y en el año 2000 fui nombrado como gerente general, cargo que desempeñé hasta el 1 de marzo de 2004, fecha en que me retiré”.

Montejo y Julio Girón son recordados en la EPQ por haber facilitado el negocio de las grúas a Jurg Widmer. Según registros de la Portuaria, Servicios Bayside es la compañía que presta la asistencia de grúas en Puerto Quetzal desde el 2000 –cuando inició el gobierno del FRG–; su empresa Caribe Gru obtuvo la concesión para operar grúas en la Empornac en 1999.

Aunque Montejo se retiró en 2004, ha logrado mantener su influencia sobre los puertos desde entonces. Con el gobierno de Jimmy Morales volvió a cobrar protagonismo y contactos de alto nivel con la Presidencia, el contacto es su sobrino, Eduardo Andrés Castro Montejo, quien funge actualmente como Subsecretario Privado de la Presidencia.

 

En tres años de operación, Muelles Mercantes, S.A., empresa vinculada a Salguero, solamente ha emitido siete facturas.

El rey de los puertos

Según las declaraciones de Juan Carlos Monzón, a inicios de 2013, época en que se convirtió en enlace con las portuarias por órdenes del presidente Otto Pérez, se le presentó el empresario suizo Jurg Widmer Probst. El presidente de Grupo Interport era conocido como el Canchón, quien controla las grúas en ambos puertos y vendía la mayoría de repuestos a las portuarias.

En su confesión de colaborador Monzón aseguró que el Canchón ofreció el diez por ciento de sus ingresos como comisión, haciéndole ver que era una práctica normal con todos los gobiernos.

Los documentos en poder de la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI) del Ministerio Público (MP), revelan que los pagos de coimas no eran menores a los Q250 mil mensuales, de lo cual Otto Pérez y Roxana Baldetti recibían el 60 por ciento, Monzón se quedaba con el cinco por ciento y el resto se distribuía entre los funcionarios de las portuarias.

El monto más grande que recibió Monzón fue el soborno por el dragado realizado por una empresa de Jurg en el Puerto Santo Tomás, por el cual recibió Q9 millones. “Desde que tomé los puertos Jurg nunca dejó de entregar”, se lee en su declaración.

El remolcador Baldetti

Roxana Baldetti, Juan Carlos Monzón y el expresidente Otto Pérez tenían varios negocios en la Empornac con los cuales pretendían financiar su plan de jubilación hasta el 2026.

Entre estos negocios figuraba el de las básculas en la Empornac, un contrato de Q38 millones adjudicado a Consultora y Constructora BEA, S. A., una alianza con los hermanos Carlos y Jorge Eduardo Ruiz, conocidos como Los Fuchos, y Juan Carlos Salguero.

Otro negocio era el contrato del sistema de control biométrico de la Empornac por Q52 millones adjudicado a la empresa El Grupo Motley, S. A. relacionada con Los Fuchos y Salguero. En la red social Facebook, Kelvin Delchi es amigo de Jaime Bourdet, quien era representante legal de Grupo Motley.

Los exmandatarios y el exsecretario también buscaron la concesión de la terminal minera en Puerto Santo Tomás de Castilla a la Comercializadora Pahame, S. A. de Jurg Widmer Probst, quien pagaría una comisión de US$0.25 por cada tonelada de mineral a los
exgobernantes. El Suizo adelantó US$4 millones en efectivo a Monzón para recibir dicho contrato.

Uno de los negocios que más anhelaba Baldetti era la compra de un barco remolcador para arrendárselo a la Portuaria Santo Tomás de Castilla, el cual no pudo concretar.

Etiquetas: