Sábado 17 DE Noviembre DE 2018
Investigación

La novela de los Bitkov

El debate por la condena de los Bitkov (Igor, Irina y Anastasia), los rusos sentenciados por falsificar documentos de identificación,llegó a las páginas del Wall Street Journal (WSJ) y a las oficinas del Senado de los EE.UU. Un empresario británico-estadounidense, férreo opositor de Vladimir Putin, apoya, financieramente, contra la CICIG para lograr la libertad de la familia.

Fecha de publicación: 22-04-18
Por: Redacción redaccion@elperiodico.com.gt
Más noticias que te pueden interesar

Aunque la familia Bitkov fue condenada en enero pasado a 14 y 19 años de prisión por uso de documentos falsificados y usurpación de estado civil, su libertad se cabildea en las más altas esferas de Estados Unidos. El debate llegó al Senado de ese país, y a las páginas de uno de los más importantes diarios financieros del mundo, el ‘Wall Street Journal’ (WSJ).

El 25 de marzo pasado, la columnista Mary O´Grady -miembro del consejo editorial del ‘Wall Street Journal’- publicó la columna “La venganza del Kremlin en Guatemala”, en la cual presenta a los Bitkov como víctimas inocentes de una conspiración ruso-guatemalteca, mediante la cual el gobierno ruso y el banco semiestatal VTB Bank habrían influido en Thelma Aldana, fiscal general del Ministerio Público, y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), para condenar a los Bitkov.

O’Grady es descrita por Jeffrey Golberg -director en jefe de la revista The Atlantic- como alguien que aún “vive en la guerra fría”.En referencia a uno de sus artículos, Golberg aseguró que “el odio de O’Grady hacía (Fidel) Castro es tan profundo, que le está haciendo falsificar la historia”. Por otro lado, el columnista y abogado Petter Bettie la describe como una persona desligada de la realidad, pero arrogantemente segura de sí misma.

Esta lucha en favor de los Bitkov tiene, además, un padrino multimillonario. El empresario británico-estadounidense Bill Browder, uno de los más férreos opositores del presidente ruso Vladimir Putin, también habría cabildeado activamente con congresistas y senadores estadounidenses. Durante estas reuniones ha argumentado que se ha cometido una injusticia contra esta familia. En su cuenta oficial de Twitter ha publicado mensaje en favor de ellos, además de apoyarlos a través de una carta que podría ser útil para pedir asilo político en Guatemala.

Este cabildeo, además de deteriorar la imagen de la CICIG ante los senadores estadounidenses, podría afectar el financiamiento que recibe del gobierno estadounidense, su principal donante.

 

El prólogo: Rusos en fuga

 

Igor Vladimirovich Bitkov, Irina Viacheslavovna Bitkova y su hija Anastasia Bitkova, nacieron en Rusia, país donde en 1993 fundaron una fábrica de papel. Según han relatado a diferentes medios de comunicación, lograron ampliar la empresa por medio de préstamos con el VTB Bank y otras entidades, adquiriendo así una deuda de US$450 millones.

Con el éxito de su compañía vino también la persecución política por parte del gobierno ruso y los bancos que querían apoderarse de su consorcio empresarial, sostiene Igor. Los Bitkov han manifestado,reiteradamente, que fueron amenazados y extorsionados por funcionarios de su gobierno para poder mantener sus empresas. Estas constantes amenazas los obligarona huir de su país.

Capítulo I:  Los rusos de Taxisco

 

La investigación que llevó a la condena de los Bitkov determinó que la familia adquirió sus documentos de identidad por medio de Cutino International, una empresa desconocida que trabajaba con una red de venta de pasaportes en Migración, y cuya página web desapareció misteriosamente al descubrirse el caso.

Esta empresa, determinaron los fiscales, les proveyó documentos guatemaltecos legales pero irregulares. Así, los documentos personales y pasaportes indicaban que la familia Bitkov, quienes se comunican con un notable acento ruso, eran originarios de Taxisco, Santa Rosa. Durante la audiencia, la familia aceptó que para adquirir los documentos pagó US$150 mil y señalaron que fueron engañados ya que creyeron que todo el proceso era legal pues los realizaban en las mismas oficinas de la Dirección General de Migración y el Registro Nacional de las Personas (Renap).

El argumento que planteó el abogado defensor fue que los Bitkov confiaron en la empresa Cutino, entre otras cosas, porque el contacto con quien conversaron vía Skype, les envió una fotografía en la que se veía al entonces presidente Álvaro Colom con el dueño de la empresa Marcos Cutino.

Los esposos rusos llegaron a Guatemala el 14 de abril de 2009 con pasaportes rusos provenientes de Turquía. Igor alega que se enteraron por Internet que la empresa Cutino International realizaba trámites de migración, ya en Guatemala se presentaron a sus oficinas en Ciudad San Cristóbal para gestionar documentos de identidad guatemaltecos. Por los mismos pagaron US$50 mil cada uno. Los pagos,aseguraron, se hicieron por medio de transferencias bancarias.

Al menos dos de los pasaportes de los Bitkov, fueron obtenidos durante la gestión del actual ministro de Gobernación, Enrique Dehenhart, mientras este fungía como Interventor de la Dirección General de Migración.

El pasaporte de Igor, que muestra el nombre de Leonid Zaharenco, fue entregado el 21 de julio de 2011. Según la investigación, los empleados de migración debieron eliminar los registros dactilares anteriores en donde aparecía como Gregorio Igor Benítez García, originario de Taxisco, Santa Rosa

Los documentos de Anastasia fueron obtenidos el 6 de enero de 2011, los documentos de Irina fueron emitido el 29 de abril de 2009 bajo el nombre de María Irina Rodríguez Germanis, también originaria de Taxisco, pero con domicilio en Guazacapán, Santa Rosa. El abogado de la familia, José Rolando Alvarado negó rotundamente  que tuviera varias identidades, aunque dentro de las pruebas presentadas y aceptadas ante el tribunal se encuentran los dos registros.

 

 

Capitulo II:  los millonarios rusos en Guatemala

 

Tras su llegada al país en 2009, Igor y su esposa empezaron una nueva vida, parecieron olvidar que huían de su país y buscaban asilo político, como argumentaron tras ser capturados en enero de 2015. En 2016, siete años después de haber llegado al país, hicieron la petición formal a la Comisión Nacional de Refugiados (Conare), la cual fue rechazada por considerar poco creíble su petición por haber contradicciones entre las declaraciones de la familia.

Igor continuó su vida con los documentos falsos. Utilizando su DPI guatemalteco solicitó la creación de la empresa Mirgib Investments, S.A. dedicada a realizar inversiones forestales y de maderas finas. La sociedad también fue utilizada para adquirir una lujosa vivienda de más de 500 metros de construcción en el exclusivo condominio Casa y Campo en carretera a El Salvador. María Irina Rodríguez Germanis (Irina Bitkova) fue nombrada representante legal.

Anastasia, por su parte, llegó a Guatemala en 2011 aunque no existen registros migratorios de su ingreso. Tras su llegada, empezó una carrera como modelo y grabó varios videos para un reality show que buscaban promocionar a Guatemala como destino turístico.Los videos de sus exclusivas fiestas y sesiones de fotos aún se encuentran en su canal de videos en Youtube.

 

Pese a que sus documentos contenían información claramente falsa, como sus nombres, el abogado defensor afirma que este trámite fue realizado por la empresa Cutino en las oficinas de Renap.

“Usted está llegando a una institución pública y allí le tomaron la foto. Quien extiende el documento es el Estado de Guatemala. No es que se lo hayan dado en otra oficina, es en una oficina estatal”, señala el abogado Alvarado.

El 11 de mayo de 2016, los Bitkov presentaron una denuncia contra la empresa Cutino International por estafa, falsedad material e ideológica, asociacion ilícita y lavado de dinero, sin embargo, la CICIG y el MP no encontraron ningún rastro de la misma ni de sus directivos y su sitio web fue inhabilitado. Además los Bitkov no presentaron intercambios de comunicaciones, certificaciones de pagos ni ningun indicio específico que documentara su relación con esta empresa, por lo que la denuncia fue desestimada y archivada el 7 de agosto de 2017 a solicitud del mismo Igor Bitkov.

Capítulo III:  El Caso Migración

 

El Caso Migración por el cual fueron condenados los rusos, data de 2010, cuando la denuncia del líder sindical Fidel Pacheco, pidió al Ministerio Público indagar una red internacional dedicada a ingresar extranjeros al país sin cumplir los requisitos establecidos en la ley, egreso de personas nacionales y extranjeras con documentación falsa y alterada y venta de pasaportes con datos falsos.

Un día después de acusar a funcionarios de migración de manejar una venta de pasaportes con documentos falsos, Fidel Pacheco fue torturado y asesinado en su casa.

La CICIG tomó el caso por representar una amenaza a la seguridad nacional, prevenir la actividad de redes de tratas de personas, narcotráfico y por constituir un cuerpo ilegal y aparatos clandestinos incrustados en una entidad estatal como la Dirección General de Migración.

Las capturas de personas con pasaportes irregulares empezaron.  Tres ciudadanos colombianos fueron capturados con pasaportes irregulares y condenados. A diferencia de los Bitkov, estos decidieron aceptar su culpa y se apegaron a un procedimiento abreviado, por lo que la justicia les impuso solo la expulsión del país.

Los rusos por su parte se negaron a realizar un procedimiento abreviado.Desde que fueron capturados,los distintos abogados que los defendieron han mantenido quesus defendidos actuaron de buena fe, y son perseguidos políticos del gobierno ruso.

El motivo principal, argumenta el abogado, era evitar su expulsión a Rusia “porque sus vidas corrían peligro”.

 

Capitulo IV:  La conspiración rusa

 

El banco Ruso VTB Bank, con el cual los Bitkov habrían adquirido una deuda antes de salir de Rusia, fue alertado de la presencia de los Bitkov en Guatemala. La notificación se recibió por medio de una denuncia de la Intendencia de Verificación Especial (IVE) en 2013 por transacciones sospechosas en las cuentas bancarias de la familia por la compra de propiedades.

Con esta alerta emitida y los fondos rastreados hasta Rusia, el VTB Bank planteó en Guatemala una denuncia a la fiscalía metropolitana argumentando que los señalados huyeron del país sin cumplir con la deuda, un fraude de alrededor de US$6 millones.

En 2014 la Fiscalía Metropolitana conexa los expedientes por el caso de lavado de dinero contra los Bitkov con el caso Migración que investigaba la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI) y la CICIG.

El banco ruso fue aceptado en un principio como querellante adhesivo en el caso de Migración, aunque más tarde la jueza los separó señalando que no tenían relación con el mismo.

El argumento utilizado por quienes cabildean en Estados Unidos en favor de la libertad de los Bitkov, aseguran, es una trama de conspiración rusa que involucra a la CICIG y el MP, esto pese a que los mayores cooperantes de dicha institución son Estados Unidos y los países europeos, todos fuertes opositores del régimen de Vladimir Putin. Los cabilderos de los Bitkov en Estados Unidos señalan la condena de los rusos como una “venganza del Kremlin en Guatemala”.

El abogado de Bitkov indica que la Comisión “ha hecho suya la tesis del banco estatal”, aunque al final, los rusos fueron condenados en enero por usurpación de Estado Civil, uso de documentos falsificados y alteración del Estado Civil, todos relacionados con el caso Migración.  VTB Bank fue excluida del caso Migración y la denuncia por lavado de dinero continúa en proceso.

 

Capítulo V:  La condena

 

Durante el proceso, al igual como sucedió con otros vinculados al caso Migración, los Bitkov recibieron el ofrecimiento de apegarse a un proceso abreviado y colaborar con la justicia, sin embargo, la oportunidad de obtener una condena menor por uso de documentos falsos fue rechazada por los Bitkov por temor a ser expulsados del país.

La investigación determinó que otras siete personas también obtuvieron documentos como guatemaltecos por medio de la misma red, aunque estos utilizaron el país como puente, los Bitkov en cambio permanecieron en Guatemala.

Durante el juicio, los rusos no pudieron probar ante el tribunal que eran perseguidos políticos y reconocieron que adquirieron documentos por medio de la empresa Cutino.

El 12 de enero de 2018 el Tribunal de Mayor Riesgo A condenó a Igor a 19 años de prisión: ocho por el delito de supresión y alteración del Estado Civil, seis años por uso de documentos falsificados y cinco años por usurpación del estado civil.

Irina Bitkova fue condenada a 14 años de prisión: ocho años por supresión y alteración del estado civil; y ocho años por asociación ilícita.

Anastasia Bitkova es condenada a 14 años de prisión: ocho años por supresión y alteración del estado civil y seis años por uso de documentos falsificados.

Junto a ellos, otras 36 personas fueron condenadas, varios de ellos empleados del Renap y de Migración. La mayor de las condenas de la red, fue para los señalados por transporte ilegal de personas, asociación ilícita y falsedad ideológica, quienes fueron condenados a 22 años.

Las condenas de los Bitkov parecen excesivamente altas, sin embargo, los artículos 65 y 69 del Código Penal establecen que corresponde al juez determinar la pena que corresponda dentro del máximo y el mínimo señalado por la ley para cada delito y que el responsable de dos o más delitos se le impondrán todas las penas correspondientes a las infracciones que haya cometido a fin de que las cumpla sucesivamente, empezando por las más graves, en este caso los tres delitos señalados.

Capitulo VI:  La solicitud de asilo

 

El marzo de 2016 Igor Bitkov, su esposa y su hija presentaron una solicitud de asilo político a la Comisión Nacional de Refugiados (Conare). Un año después, en febrero de 2017 esta comisión denegó la solicitud de asilo argumentando que hubo contradicciones en los testimonios de los tres solicitantes, por tanto, no fueron aceptados como perseguidos políticos.

El abogado señala que el problema se debió a que durante las entrevistas no se contó con un traductor, y se “malinterpretó” la información que había proporcionado Anastasia.

Los Bitkov apelaron la decisión y se resolvió que la misma debía ser conocida por la Presidencia de la República, que sostuvo que el nuevo Código de Migración establece que debía ser elInstituto Nacional de Migración, una entidad queno ha sido creada. Ante este vacío legal, hay un acuerdo que señalaquedicha decisión debería tomar la Presidencia que hasta la fecha sigue sin pronunciarse.

Tras la condena por el Caso Migración, el caso por lavado de activos continúa vigente e Igor deberá enfrentar juicio por esta causa; sus bienes están embargados y podrían ser sujeto de extinción de dominio.

Sin embargo, la novela de los Bitkov podría tener un final feliz para ellos, si el presidente Jimmy Morales decidiera otorgarles el asilo político -pese a que ya existe una sentencia en su contra por haber adquirido documentación falsa- la condena se anularía y recuperarían su libertad.

Etiquetas: