Martes 13 DE Noviembre DE 2018
Investigación

Empresa de ex diputado señalado por plazas fantasma ha recibido Q13.3 millones en este gobierno

La empresa del exdiputado Edgar Cristiani, sindicado por MP y CICIG por beneficiarse con plazas del Congreso, continúa como proveedor del Estado.

Fecha de publicación: 18-02-18
Por: Investigación investigacion@elperiodico.com.gt
Más noticias que te pueden interesar

 

La empresa Cleanomatic parece ser inmune a las acusaciones realizadas contra su propietario Edgar Cristiani. El exdiputado, ligado a proceso por haberse beneficiado de plazas fantasma en el Congreso, recibió contratos por más de Q46 millones durante el gobierno del Partido Patriota (PP). Bajo la administración de Jimmy Morales los contratos se mantienen.

Bajo la actual administración de Jimmy Morales, Cleanomatic ha recibido Q13.3 millones. La adjudicación más grande fue de Q2.4 millones por la limpieza, mantenimiento y jardinización para las diferentes dependencias de dicha cartera.

El segundo contrato más grande fue por limpieza del Ministerio de Relaciones Exteriores, dirigido Sandra Jovel, para todo el año 2018.

Ascenso “limpio”

El exdiputado fundó Cleanomatic S.A. en el año 2007, compañía especializada en brindar servicios profesionales de limpieza, jardinería, pintura, conserjería y fumigación. Durante el gobierno de Álvaro Colom, esta empresa recibió Q23.4 millones por contratos, las dependencias que más adjudicaciones le otorgaron fueron el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) y el Ministerio de Cultura.

Fuentes cercanas a la investigación del caso Cooptación del Estado confirman que Cristiani, durante los meses de campaña que trabajó con las “células patriotas”, llevó a Juan Carlos Monzón, exsecretario privado de Roxana Baldetti, a las filas del PP.

Monzón, según reveló él mismo en su calidad de colaborador eficaz, fue la persona a cargo de administrar sobornos y comisiones fraudulentas para Baldetti. Durante esta época Cristiani duplicó las adjudicaciones para Cleanomatic por un total de Q46.7 millones. El exdiputado fue, junto con Juan Pablo Urrea, uno de los mayores operadores de la ex vicepresidenta Baldetti en el Congreso.

Cristiani ha reiterado en varias ocasiones que se deshizo de sus acciones en Cleanomatic, no obstante, el único cambio registrado fue el de representante legal. La modificación nombró a Jonathan Rafael Barrios Toledo, cuñado de Cristiani.

Las plazas fantasma

Cristiani fue detenido en mayo de 2016 junto con Luis Mijangos, exdirector general del Congreso, y el exdiputado Alfredo Rabbé Tejada.

El dueño de Cleanomatic fungió como segundo secretario de la Junta Directiva del Congreso durante el año 2015, tiempo durante el cual fue presidida por el hoy prófugo Luis Rabbé.

Según la acusación del Ministerio Público y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), mientras Cristiani ostentó ese puesto, tuvo a su cargo al menos cinco personas que cobraban sueldo en el Congreso, pero no asistían a sus labores. La investigación demostró que dos de ellas trabajaban en otra dependencia del Estado, las otras tres laboraban para Cleanomatic. En el proceso también fue ligada su cuñada Manola Zarco por recibir un salario de Q10 mil sin trabajar.

Aunque inicialmente los exparlamentarios sindicados fueron beneficiados con medida sustitutiva, el juez a cargo del caso decidió anular esa decisión y los envió de nuevo a Mariscal Zavala.

 “Muerte civil”

El mes pasado, los diputados que conforman el Frente Parlamentario por la Transparencia y la Democracia presentaron una iniciativa de ley que dictamina “muerte civil” para las empresas y personas que hayan sido halladas culpables por corrupción. La inhabilitación limitaría la posibilidad de ser contratista del Estado por los próximos 20 años. La diputada Andrea Villagrán aseguró que con la aprobación de esta ley se lograría “una verdadera depuración de la administración pública”.

Etiquetas: