Lunes 11 DE Diciembre DE 2017
Investigación

Mafia intenta apoderarse de un inmueble vecino al Aeropuerto

Notario Carlos Fernando Barrientos Sagastume falsificó actas de asamblea de accionistas e inscribió a dos nuevos representantes legales de la empresa Cardacafé para apoderarse de un terreno contiguo al Aeropuerto Internacional La Aurora.

Fecha de publicación: 03-12-17
Un pequeño muro separa el terreno de la pista del Aeropuerto Internacional La Aurora. Por: Investigación elPeriódico
Más noticias que te pueden interesar

La tranquilidad de la familia Carlos desapareció desde la semana pasada. Las llamadas de varios conocidos preguntándoles si estaban vendiendo una vieja propiedad familiar ubicada al final de la zona 13, contigua al Aeropuerto Internacional La Aurora, los alteró.

El inmueble ubicado a pocos metros del hangar presidencial pertenece a una sociedad llamada Exportadora de Cardamomo y Café, S. A. (Cardacafé), la cual es propiedad de la familia desde hace tres décadas y no registra ningún movimiento desde hace varios años.

Preocupados se dirigieron al Registro Mercantil donde descubrieron que el nombramiento de la gerente administrativa y representante legal de Cardacafé, que había sido nombrada por la familia desde 2011, fue cancelado y sustituida por dos sujetos desconocidos.

El 10 de abril de 2017 el abogado Carlos Fernando Barrientos Sagastume extendió una acta de asamblea general ordinaria de accionistas de Cardacafé realizada en su oficina profesional en donde la totalidad de los accionistas decidieron cancelar el nombramiento como gerente administrativa y representante legal de la persona designada por la familia Carlos y nombraron al señor Pablo Oswaldo Osorio Jácome por un periodo de tres años.

Aunque los libros de actas están aún en poder de la familia Carlos y estos siendo dueños del cien por ciento de las acciones de Cardacafé no participaron en la asamblea, el notario Carlos Fernando Barrientos Sagastume, quien actuó como secretario de dicha asamblea, dio fe del quorum y de que estaban presentes la totalidad de accionistas con derecho a voto.

Barrientos Sagastume declaró en el acta que fue requerido por la representante legal de Cardacafé, quien le acreditó su personería con un nombramiento extendido en 2016, y después de dar fe de lo actuado por la asamblea extendió el acta notarial de nombramiento de Osorio Jácome como gerente administrativo y representante legal de la empresa, el cual inscribió en el Registro Mercantil el 18 de abril pasado. De acuerdo con la familia Carlos, la representante legal nombrada por ellos desde 2011 no  participó en dicha asamblea.

El 2 de agosto pasado, el notario Barrientos Sagastume celebró otra asamblea general de accionistas realizada en su oficina profesional, en la cual a requerimiento de Osorio Jácome y ante la presencia de la totalidad de los accionistas, procedieron a cancelar su nombramiento como gerente administrativo y representante legal y eligieron en sustitución a Rafael Aldana Melgar, a quien inscribió en el Registro Mercantil el 7 de agosto pasado.

Barrientos Sagastume es un abogado originario de San Manuel Chaparrón, Jalapa, y residencia en Santa Catarina Mita, Jutiapa, que asesora a las municipalidades de Agua Blanca (Jutiapa), Jocotán (Chiquimula), San Luis Jilotepeque (Jalapa); también arrienda dos inmuebles en Cuilapa, Santa Rosa, al Organismo Judicial (OJ) y al Ministerio de Trabajo.

Osorio Jácome, de 51 años, declaró ser empresario (en el Registro Mercantil no le aparece ninguna empresa individual o nombramiento de otra sociedad) y dio como dirección de residencia el Lote 2, Manzana 3v, Asentamiento Tierra Santa 2, Villa Nueva. Al consultar el Registro Nacional de las Personas (Renap), Osorio Jácome reportó ser electricista, originario de Ipala, Chiquimula, con residencia en la Aldea Jicamapa de dicho municipio.

Mientras que Rafael Aldana Melgar, de 29 años, declaró ser comerciante con residencia en la 4a. calle 3-45, zona 1. Al consultar al Renap, Aldana reporta ser originario de Mixco, su ocupación es estudiante universitario con residencia en la Colonia 25 de Junio de la Zona 5.

Intento de invasión

Las penas de la familia Carlos apenas iniciaban: el 22 de noviembre pasado cuando recién se habían enterado del cambio de representante legal de Cardacafé y preparaban la denuncia que presentarían ante el Ministerio Público (MP), un supuesto ingeniero y su ayudante llegaron por la mañana al inmueble para hacer mediciones para una construcción.

A este supuesto ingeniero no le importó que contiguo al terreno se ubica el centro de denuncias del Ministerio de Gobernación y siempre mantiene una fuerte presencia policial.

La familia Carlos llamó a su abogado quien enfrentó al supuesto ingeniero y lo ahuyentó del inmueble al advertirle de que llamaría a la Policía Nacional Civil (PNC) para denunciarlo.

El supuesto ingeniero se identificó como Gustavo Véliz, trabaja para la Constructora Coindra y llegó al terreno por encargo de Luis Francisco Pérez, nuevo dueño del terreno.

Véliz es un ingeniero que trabaja para Coindra, propiedad de Otto Samayoa, quienes están acusados por el Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), de haber pagado sobornos al exministro de Comunicaciones, Alejandro Sinibaldi, dentro del caso conocido como “Construcción y Corrupción”.

Al menos dos inmobiliarias promocionan el inmueble en Internet sin permiso de sus dueños.

Un inmueble codiciado

El crecimiento del parque de aviones y helicópteros privados combinado con la falta de espacio para la instalación de hangares dentro del Aeropuerto Internacional La Aurora ha disparado la demanda y los precios de arrendamiento; sin embargo, el problema principal es que ya no hay espacios disponibles dentro del Aeropuerto, ni terrenos en la vecindad.

Ante esta demanda de hangares el terreno de la familia Carlos se ha convertido en un inmueble estratégico y muy codiciado, por su ubicación (apenas lo separa un pequeño muro de la pista del Aeropuerto La Aurora) y su tamaño (102 metros de largo por 29 de frente).

Durante el gobierno pasado, la familia recibió varias ofertas de compra pero nunca se concretaron debido a sospechas de que provenían de altos funcionarios de gobierno. Una de estas se cree que provenía de la ex vicepresidenta Roxana Baldetti y del ex presidente Otto Pérez Molina, quienes se habrían interesado en el terreno para construir allí su hangar privado.

La familia sospecha de una oferta que recibieron en agosto de 2016 de una supuesta empresaria llamada María José Recinos, quien insistía en comprar el terreno pero solo utilizó tácticas dilatorias para mantener desinmovilizado el terreno en lo que parecía un intento de estafa. Está supuesta empresaria estaría vinculada con Luis Francisco Pérez Susá, a quien el supuesto ingeniero Gustavo Véliz mencionó como el nuevo dueño del terreno. Pérez Susá estuvo interesado en comprar el inmueble pero nunca concretó su oferta.

Pérez Susá es hijo de un piloto aviador que es muy amigo del piloto de Otto Pérez Molina.

El inmueble ha sido puesto a la venta en varios portales inmobiliarios en la Internet y en Facebook por una empresa llamada Bienes y Estilo, pero sin la autorización de la familia. Los precios en los que se ha cotizado oscilan entre US$1.6 millones y US$2.9 millones.

Denuncia al MP

La familia Carlos tiene temor de posibles represalias por el despojo de su empresa Cardacafé y el inmueble contiguo al Aeropuerto La Aurora.

El 23 de noviembre pasado acudieron al Ministerio Público a presentar una denuncia contra Pablo Oswaldo Osorio Jácome, Rafael Aldana Melgar y el notario Carlos Fernando Barrientos Sagastume, la cual fue registrada bajo el número MP001-2017-111169.

Nombramientos

Faccionados anómalamente por el notario Carlos Fernando Barrientos Sagastume a Rafael Aldana Melgar y Pablo Oswaldo Osorio Jácome, nombrándolos gerente administrativo y representante legal de Cardacafé, empresa dueña del inmueble.

Nota del editor:

El notario Carlos Fernando Barrientos Sagastume, en su derecho de respuesta, presentó una denuncia ante el Ministerio Público en la que hace constar que no conoce a la emoresa CARDACAFÉ ni a los dos representantes legales inscritos y que se trata de una falsificación de su firma y sello.  Agrega que no es la primera vez que le falsifican su sello y firma, por lo que en el presente año ha presentado dos denuncias ante el MP donde denuncia que fueron falsificados dos instrumentos públicos, con protocolo de otro notario pero con su aparente firma y sello, procesos que ya se encuentran en investigación.

dav