Sábado 18 DE Noviembre DE 2017
Investigación

Guillermo Samayoa y sus argucias para ganar contratos

Durante los allanamientos a una de las oficinas del exdiputado del Partido Patriota y constructor Guillermo Samayoa, los investigadores encontraron decenas de documentos que vinculan al menos 60 empresas con el exparlamentario, acusado en el caso Construcción y Corrupción por pagar comisiones a Alejandro Sinibaldi.

Fecha de publicación: 12-11-17
Por: Investigación [email protected]
Más noticias que te pueden interesar

 

José Guillermo Samayoa Soria, electo por el Partido Patriota (PP) en las elecciones de 2007 y hermano del constructor Otto Samayoa mejor conocido como el Brodercito, tenía a su servicio un mazo completo de empresas constructoras a las cuales ponía a competir entre sí con la finalidad de ganar contratos de obra pública.

Tras conocerse el caso Construcción y Corrupción en el que se conoció que decenas de empresarios pagaron millones de quetzales en coimas al entonces ministro de Comunicaciones Alejandro Sinibaldi, los investigadores y fiscales allanaron distintas oficinas de empresas contratistas con la finalidad de recabar evidencia que sirviera para el caso.

En una de las propiedades ubicada en la zona 13, fueron necesarios al menos dos días para recabar las evidencias al personal de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) y del Ministerio Público (MP), según pudo constatar elPeriódico, en la 15 avenida “A” 18-43 de la zona 13, los fiscales e investigadores embalaron evidencias mientras en un camión de alquiler trasladaba los indicios que podrían involucrar en otro caso al exlegislador del PP.

La oficina era de la empresa Constructora de Ingeniería Civil, Supervisión y Asesoría (CISA), una sociedad individual registrada por José Roberto García Rodríguez, uno de los empleados de Guillermo Samayoa.

El fraude de CISA y M&C

La compañía CISA, es una de las tantas cartas con las que contaba Samayoa para hacerse de millonarios contratos de obra pública, la empresa individual obtuvo de 2006 a 2014 adjudicaciones por Q299 millones 227 mil 745.18 la mayoría de ellas en el Ministerio de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda (CIV).

El mayor de los contratos lo recibió durante el gobierno de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), mientras Samayoa fungía como legislador. El contrato fue adjudicado por excepción aprovechando la tormenta tropical Agatha por un monto de Q147 millones 991 mil 7.34 en marzo de 2011.

En otros contratos, CISA competía con Denis Elí Marroquín Castillo propietario de la constructora M&C Construcciones. Marroquín Castillo era además de contador de Guillermo Samayoa y uno de sus tantos testaferros.

En los eventos en los que no ganaba CISA, M&C era la ganadora, como lo muestra la licitación para el mejoramiento de la Carretera CA-01 Occidente de Momostenango a San Pedro Necta, realizada por el Fondo Social de Solidaridad (FSS) en diciembre de 2012 en donde ambas empresas compitieron.

El Acta de adjudicación 695-2012 muestra que CISA fue descalificada mientras M&C que ofertó Q64.5 millones y obtuvo 100 puntos. De cualquier manera, Samayoa era el ganador de la mano con cualquiera de las dos opciones.

La licitación para el dragado del río San Francisco en Panajachel, Sololá hecha por el FSS en julio de 2014 muestra otro fraude de las empresas de Samayoa. En esta ocasión CISA fue la ganadora al ofertar Q39.5 millones, frente a los Q41.1 de su “competidora” M&C, las únicas dos participantes.

En total M&C obtuvo entre 2007 y 2013 de los gobiernos de la UNE y el PP, adjudicaciones por Q221 millones 957 mil 892.91

Cogua, Mavisa y las excepciones

Dentro de las decenas de empresas utilizadas por Guillermo Samayoa para recibir millonarios contratos a través de sus testaferros, se encontraba Constructora Guatemalteca y Bienes Raíces, Sociedad Anónima (Cogua), así como la empresa individual Mantenimiento Vial Ingeniería y Arquitectura (Mavisa), que recibieron Q11.2 y Q19.4 millones en contratos respectivamente.

La modalidad utilizada por estas constructoras era la de obtener contratos del gobierno por excepción, es decir con adjudicaciones a dedo sin ningún proceso de licitación previo. La mayoría de los contratos fueron firmados por el CIV y el FSS tanto el gobierno de la UNE como en el del PP.

Cogua fue fundada por Samayoa junto a Ana Patricia Lemus Interiano quien además fundó Constructora de Ingeniería, otra sociedad anónima vinculada a Samayoa, la cual recibió Q1.8 millones en adjudicaciones en el gobierno del PP, conforme los datos del portal electrónico Guatecompras.

Más de Q700 millones en contratos

Durante la audiencia de primera declaración de Guillermo Samayoa, los representantes del MP pusieron a la vista del exdiputado, sus abogados y la jueza, los cuadros de las empresas encontradas en el allanamiento de la firma CISA, en estos documentos elPeriódico pudo determinar que al menos 34 de las más de 50 empresas presentadas por CICIG y el MP según obtuvieron millonarios contratos.

En total, conforme los datos del portal electrónico de Guatecompras, 34 empresas obtuvieron contratos por Q702 millones 72 mil 116.08.

Barajas para pequeños proyectos

Guillermo Samayoa no solo manejaba las grandes empresas, también contaba con otras pequeñas, las cuales también ponía a competir entre sí o como relleno de las licitaciones. Los investigadores de la CICIG y del MP encontraron documentación de más de 60 compañías varias de ellas individuales dentro de las oficinas de CISA, la red de fraude y los tentáculos de Samayoa eran extensos.

Empresas como Cicsa Construcción de Miriam Marroquín Castillo, Cico Construcciones Ingeniería Civil y Obras de Baltazar Castillo Paiz, Cicma Constructora Equipo Ingeniería Civil y Maquinaria de Ruth Noemí Batres García, Aspa de Guatemala de María Isabel Rodríguez Soria, Arinco, Arquitectos, Ingenieros y Constructores de Inés Marroquín y Marroquín Castillo fueron algunas de las firmas encontradas en el allanamiento.

El origen de los hermanos Samayoa

Guillermo y Otto Samayoa aprendieron a construir carreteras de su padre Guillermo Otto Samayoa Bagodini, un antiguo ingeniero de la Dirección General de Caminos.

En 1998 cuando Álvaro Arzú privatizó la construcción de carreteras y muchos viejos ingenieros se jubilaron y crearon sus propias empresas para competir en el nuevo sistema, el padre y sus hijos crearon la Constructora Bagodini.

Sin embargo, fue durante el gobierno de Alfonso Portillo que empezaron a despegar y a ganar concursos.

Otto fue el más aventajado. Se asoció con el cuñado de Alfonso Portillo, Julio René Morales Arévalo, beneficiándose con millonarios contratos de obra pública. En 2007 y 2008 creó tres empresas  offshore en Panamá, Servicios de Ingeniería Delta de Panamá, S.A. (Cidelta), Cidelta Holdings Inc. Y Nuci Ingeniería, S.A.

Otto, según fuentes del Organismo Legislativo fue socio de Marllory Chacón, quien le proporcionaba liquidez financiera para ganar licitaciones de obra pública.

Guillermo apostó por entrar directamente a la política y en 2007 fue electo diputado del Partido Patriota.

Durante los gobiernos de la UNE y el PP fue beneficiado en 34 empresas administradas por testaferros, contratos por más de Q700 millones gracias al pago de coimas y por poner a competir a sus propias constructoras para asegurarse los contratos.