Sábado 20 DE Abril DE 2019
Investigación

Cortes de EE. UU. liberan documentos que acusan a narcos guatemaltecos

José Méndez Iglesias y Jorge Salvador Galdámez, alias “el Corvito”, están a la espera de ser extraditados. Las acusaciones detallan el tiempo que trasegaron sustancias ilícitas a lo largo del continente.

Fecha de publicación: 13-08-17
El supuesto narcotraficante identificado como José Méndez Iglesias también estaría implicado en una organización dedicada al lavado de dinero. Por: Investigación investigacion@elperiodico.com.gt

Según documentos oficiales liberados por las cortes del Distrito Norte de Georgia y del Distrito de Florida, dos guatemaltecos eran investigados por las autoridades estadounidenses desde 2008 y 2014. Los acusados son José Méndez Iglesias y Jorge Salvador Galdámez, el Corvito.

Méndez Iglesias, quien habitaba en un prestigioso condominio de la zona 16 capitalina y tenía una tienda de salud en un centro comercial de la zona, fue detenido el pasado 6 de junio mientras intentaba abordar un vuelo en el aeropuerto La Aurora.

Jorge Salvador Galdámez está en proceso de ser extraditado hacia Estados Unidos por narcotráfico.

Después de ser detenido, Iglesias fue enviado a la cárcel Mariscal Zavala, específicamente al área llamada “VIP” en donde guarda prisión el expresidente Otto Pérez Molina y parte de su Gabinete de Gobierno. Pese a que los internos se opusieron fuertemente a que Méndez Iglesias fuera recluido en el lugar, el narcotraficante ocupa actualmente un espacio al lado de la garita de control, construido originalmente para que los guardias del lugar durmieran.

La Corte del Distrito del Norte de Washington indica que, para el momento en que se redactó la primera acusación formal en su contra, este no había sido capturado. Razón por la que la información se mantuvo clasificada. “La publicación de esta acusación podría poner en riesgo la investigación criminal, y hacer más dificultosa y peligrosa el arresto del acusado”, se lee.

La investigación detalla que Méndez Iglesias era conocido con 15 seudónimos, entre los que se encuentran Jhon Deer, Paisano, Daniel, Javie One, Calamar 1, entre otros. Al menos desde noviembre de 2014, el sindicado operó en Colombia, Costa Rica, Guatemala, México y Estados Unidos “con la intención de distribuir al menos cinco kilos de sustancias combinadas conteniendo un detectable monto de cocaína”.

En el apartado titulado “provisión de decomiso”, se establece que todas las propiedades constituidas o derivadas de estas violaciones de ley, y las utilizadas para cometer estos delitos, serán decomisadas. Méndez Iglesias, de 62 años, aceptó los cargos y se allanó al proceso de extradición.

“El Corvito”

La segunda acusación liberada detalla una investigación más antigua. Jorge Salvador Galdámez, fue acusado por la Corte del Distrito Norte de Georgia por “conspiración y posesión con la intención de distribución de cocaína”.

Operó desde 2008 de manera continuada en los países de Colombia, Venezuela, Honduras, Panamá y México. Al igual que en el caso de Iglesias, el señalado deberá entregar todos los bienes derivados de esta actividad.

Galdámez, originario de Estanzuela, Zacapa, es conocido como ‘Corvito’ pues su padre, Hugo Roberto Galdámez es apodado como Corvo. Propietarios de fincas en la frontera entre Guatemala y Honduras han sido ganaderos que más de una vez han estado bajo investigación.

Hugo Roberto Galdámez, reportó El Heraldo de Honduras, fue señalado en el vecino país acusado por supuestamente haber asesinado a cuatro jóvenes en la frontera. En un operativo para capturarlo fueron encontrados un rifle M16 con mira telescópica, una pistola calibre 3.57 y un chaleco antibalas. Los detectives indicaron que Galdámez poseía documentos que también lo acreditaban como hondureño, los cuales presumieron fueron adquiridos de manera ilegal.

El defensor de  “El Corvito”

El día que fue capturado, Jorge Salvador Galdámez fue defendido por Mario Velásquez, hermano del director general de Aeronáutica Civil, Carlos Velásquez.

 

Etiquetas: