Domingo 9 Julio 2017
Investigación

Sobrinos de Leonel Montejo ocupan cargos en el gobierno

Los familiares del controversial exfuncionario de puertos ocupan puestos claves en la Secretaría Privada de la Presidencia y en los ministerios de Agricultura y de Desarrollo Social.

Por: Investigación [email protected]

El nombre de Edwin Leonel Montejo Orellana retorna a la escena pública con el nombramiento de Bayron Alejandro Monterrosa Salazar como presidente de la Empresa Portuaria Santo Tomás de Castilla (Empornac) y empiezan a relucir sus vínculos personales con el actual gobierno.

De acuerdo con varias fuentes consultadas, Edwin Leonel Montejo Orellana, conocido como el Dueño de la Empresa Portuaria Quetzal (EPQ), busca ahora entrar a Empornac. Montejo tuvo acceso a la actual cúpula del gobierno a través del diputado, Edgar Justino Ovalle Maldonado, exsecretario general del partido FCN-Nación, quien desde febrero pasado está prófugo de la justicia acusado por el caso de las masacres ocurridas en la Base Militar de Cobán, Alta Verapaz, durante el conflicto armado interno.

Los vínculos entre Montejo Orellana, operador de las viejas estructuras portuarias, y la administración de Jimmy Morales son sus tres sobrinos: Eduardo Andrés, Celwin Ivannov y Josué Pablo Castro Montejo, los tres contratados en dependencias del Organismo Ejecutivo (OE).

Según datos del Registro Nacional de las Personas (Renap), Eduardo, Celwin y Josué, son hijos del excapitán de navío Celvin Eduardo Castro Alvarado y de Gloria Ninnet Montejo Orellana, hermana de Edwin Leonel.

Tras ganarse la confianza de Edgar Ovalle, Montejo Orellana impulsó el nombramiento de su sobrino Eduardo Andrés Castro Montejo como Subsecretario de Asuntos Políticos en la Secretaría Privada de la Presidencia en donde devenga un salario mensual de Q38 mil 994.77.

Durante la administración del Partido Patriota (PP), el sobrino de Montejo Orellana, trabajó para el Ministerio de Desarrollo Rural (Mides) como asesor especializado en Cooperación Internacional.

Hombre de confianza

Eduardo Andrés Castro Montejo cuenta con el respaldo del presidente Jimmy Morales. El grado de confianza es tal que cuando se dio la renuncia de Rodrigo Colmenares como secretario privado de la Presidencia, Castro Montejo se hizo cargo de dicho despacho hasta que se nombró a Regina Elizabeth Farfán Colíndres como sustituta de Colmenares en dicha Secretaría.

En febrero pasado su sobrino Josué Pablo Castro Montejo fue contratado como asesor del despacho en el Ministerio de Desarrollo Rural (Mides), bajo el contrato 029-140-2017, el cual estipula un pago de Q10 mil mensuales por concepto de honorarios.

Su otro sobrino, Celwin Ivannov Castro Montejo, se desempeña como Subdirector Técnico I en el área de compras y contrataciones del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación (MAGA) desde el 2011. Mensualmente percibe un salario que ronda los Q10 mil mensuales.

Celwin Ivannov trabaja para el Estado desde 2007 cuando laboró en el departamento de Compras de la Secretaría de Coordinación Ejecutiva de la Presidencia. En esa dependencia laboró hasta 2010.

Subgerente frustrado

Montejo Orellana también intentó impulsar a su cuñado, Celvin Eduardo Castro Alvarado, un excapitán de navío con experiencia en las portuarias, como subgerente general de la EPQ.

Castro Alvarado trabajó en 2011 para la Dirección General de Servicios de Seguridad Privada del Ministerio de Gobernación (Mingob), y en 2012 fue asesor de la Dirección General de la Policía Nacional Civil (PNC) con un sueldo de Q25 mil mensuales.

Después de su nombramiento fallido en la EPQ, el año pasado Castro Alvarado fue contratado como asistente de Gerencia General y de Presidencia de Junta Directiva de la Empornac. El contrato fue suscrito bajo la modalidad de servicios temporales, durante dos meses recibió Q24 mil.

¿Quién es Leonel Montejo?

Edwin Leonel Montejo Orellana es un auditor que trabajó durante cuatro décadas en la Empornac y en la Empresa Portuaria Quetzal. Ingresó a la Empornac el 11 de febrero de 1976 como cheque de mercadería. Del 13 de octubre de 1993 al 15 de marzo de 1996 se desempeñó como subgerente general de la Empresa Portuaria Quetzal (EPQ). En 2000 el presidente Alfonso Portillo lo nombró gerente general de la EPQ, cargo que dejó el 1 de marzo de 2004. Sus detractores lo vinculan con negocios oscuros dentro de las portuarias, desde compras y negocios sobrevalorados hasta facilitar el robo y evasión de contenedores así como el tráfico de drogas.

Montejo Orellana ha sido investigado por la DEA (Administración para el Control de Drogas, por sus siglas en inglés) por sus vinculaciones con narcotraficantes como los Sarceño de Iztapa. Después que Walther Overdick fue deportado, y que Obdulio Yuyo Solórzano fuera asesinado, Montejo pasó a ser administrador de parte de sus bienes, afirma una fuente consultada.

Negocios con Monterrosa

El nombre de Leonel Montejo cobró vigencia de nuevo después del nombramiento de Bayron Monterrosa como presidente de la Empresa Portuaria Santo Tomás de Castilla (Empornac). Según datos del Registro Mercantil, Monterrosa fue gerente general de la empresa Estrategias y Aplicaciones Innovadoras, S.A., fundada por la hija de Gustavo Figueroa, socio a su vez de Montejo.

Gustavo Figueroa Amenábar, conocido como el Coche, es un antiguo miembro de la Democracia Cristiana (DC), partido por el cual llegó al Parlamento Centroamericano (Parlacen). Figueroa llegó a ser conocido como el gestor de los negocios más fuertes, uno de ellos, el reaseguro de la Empresa Portuaria Quetzal (EPQ), las barcazas o el negocio de las grúas.

 

El Coche Figueroa se convirtió en un operador de negocios portuarios desde el gobierno de Vinicio Cerezo (1985-1991) hasta el gobierno de Alfonso Portillo (2000-2004) de quien es buen amigo. Sus principales conexiones en la Portuaria Quetzal eran Leonel Montejo Orellana, quien fuera el gerente general, Julio Girón, secretario privado de Portillo y quien fue brevemente presidente de la Portuaria, y César Medina Farfán, amigo de Portillo e implicado en la apertura de cuentas bancarias en Panamá, quien actualmente está siendo procesado por haber traficado influencias durante el gobierno de Otto Pérez Molina a fin de obtener beneficios para varias empresas.

Fuentes cercanas a Monterrosa recuerdan que, durante esos años, se gestó un gran negocio para Monterrosa, Montejo y Figueroa. Monterrosa, quien en ese tiempo era un corredor de seguros, fue nombrado por Leonel Montejo, entonces gerente general de la EPQ, a instancias de Figueroa, para gestionar el seguro y posterior de las instalaciones de la Portuaria Quetzal con el Crédito Hipotecario Nacional (CHN). Por dicho nombramiento como corredor, que no representó más esfuerzo que llevar y traer la papelería al banco estatal, Monterrosa recibió una millonaria comisión que compartió con el Coche Figueroa, recuerda una fuente que trabajó en la EPQ durante dicha administración.

 “Ojalá podamos convertirnos en corto tiempo en un ejemplo de puerto”

Bayron Monterrosa, presidente de Empornac.