jueves 6 julio 2017
Investigación

Nuevo presidente de Empornac devuelve el poder a viejas mafias

El nombramiento de Bayron Monterrosa al frente de la terminal de Izabal consolida los intereses de Leonel Montejo y Gustavo Figueroa en los negocios portuarios.

Bayron Monterrosa fue nombrado el miércoles presidente de la Portuaria Santo Tomás de Castilla por el mandatario Jimmy Morales. Por: Investigación Investigació[email protected]

Con su decisión de nombrar a Bayron Alejandro Monterrosa Salazar como presidente de la Empresa Portuaria Santo Tomás de Castilla (Empornac), el presidente Jimmy Morales coloca a un alfil que le devuelve el poder sobre la terminal a un oscuro grupo de exfuncionarios que llegaron a controlar los negocios millonarios que ahí se gestaron desde los tiempos de Alfonso Portillo.

El Registro Mercantil muestra que Monterrosa ha tenido participación en varias empresas. En 2011 fue nombrado gerente general de New Heaven S.A., sociedad propiedad de los farmacéuticos Jeffrey Montes y Carlos Gil, cuestionados proveedores del Seguro Social.

Otra empresa que Monterrosa representa y que tiene más historia es Estrategias y Aplicaciones Innovadoras S.A. Su nombramiento como gerente general fue faccionado el 25 de febrero del año pasado y aún continúa como vigente. Esta sociedad fue creada en 2009 por Paula María Figueroa Amado y José Augusto Mérida Reinoso.

Figueroa Amado es hija de Gustavo Figueroa Amenabar, conocido como el Coche un antiguo miembro de la Democracia Cristiana (DC), partido por el cual llegó al Parlamento Centroamericano. Figueroa llegó a ser conocido como el gestor de los negocios más fuertes, uno de ellos, el reaseguro de la Empresa Portuaria Quetzal (EPQ), las barcazas o el negocio de las grúas.

El Coche Figueroa se convirtió en un operador de negocios portuarios desde el gobierno de Vinicio Cerezo (1985-1991) hasta el gobierno de Alfonso Portillo (2000-2004) de quien es buen amigo. Sus principales conexiones en la Portuaria Quetzal eran Leonel Montejo Orellana, quien fuera el gerente general, Julio Girón, secretario privado de Portillo y quien fue brevemente Presidente de la Portuaria, y César Medina Farfán, amigo de Portillo e implicado en la apertura de cuentas bancarias en Panamá, quien actualmente está siendo procesado por haber traficado influencias durante el gobierno de Otto Pérez Molina a fin de obtener beneficios para varias empresas.

Fuentes cercanas a Monterrosa recuerdan que, durante esos años, se gestó un gran negocio para Monterrosa, Montejo y Figueroa. Monterrosa, quien en ese tiempo era un corredor de seguros, fue nombrado por Leonel Montejo, gerente de la EPQ, a instancias de Figueroa, para gestionar el seguro y posterior reaseguro de las instalaciones de la Portuaria Quetzal. Por dicho nombramiento como corredor Monterrosa recibió una millonaria comisión que compartió con el Coche Figueroa, recuerda una fuente que trabajó en la EPQ durante dicha administración.

 Según datos del Registro Mercantil, Monterrosa fue gerente general de la sociedad Agencia de Seguros y Servicios Analítica S.A. en 2002, una empresa de  su cuñado César Augusto Vargas Archila.

Socio investigado por la DEA

Montejo Orellana se presenta como un auditor colegiado que laboró toda su carrera en las Portuarias: “me inicié en el campo portuario desde el 11 de febrero de 1976 como cheque de mercadería en la Empornac… fungí como subgerente general en la Empresa Portuaria Quetzal, del 13 de octubre de 1993 al 15 de marzo de 1996, y en el año 2000 fui nombrado como gerente general, cargo que desempeñé hasta el 1 de marzo de 2004, fecha en que me retiré”.

Aunque Montejo Orellana se retiró  en 2004 ha logrado mantener su influencia sobre los puertos desde entonces, y con el gobierno de Jimmy Morales vuelve a cobrar protagonismo y contactos de alto nivel con la Presidencia. El contacto es su sobrino, Eduardo Andrés Castro Montejo, quien funge como Subsecretario Privado de la Presidencia.

Desde el 25 de febrero de 2016, Bayron Monterrosa es gerente general de Estrategias y Aplicaciones Innovadoras, S. A., una sociedad de Paula Figueroa Amado, hija de Gustavo Figueroa.

Montejo Orellana y Julio Girón son recordados en la EPQ por haber facilitado el negocio de las grúas para Jurg Widmer, el suizo-guatemalteco dueño de las empresas de Grupo Interport: Servicios Bayside es la compañía que presta el servicio de grúas en Puerto Quetzal desde el 2000; mientras que su empresa Caribe Gru obtuvo la concesión para operar en la Empornac en 1999.

Según el colaborador eficaz Juan Carlos Monzón, exsecretario de la ex vicepresidenta Roxana Baldetti, el contrato más grande del que recibió soborno fue el dragado hecho por una  empresa de Jurg en el Puerto Santo Tomás, por el cual recibió Q9 millones. “Desde que tomé los puertos Jurg nunca dejó de entregar”, se lee en su declaración.  Widmer permanece profugo de la justicia y está acusado de haber pagado sobornos por más de Q9 millones al gobierno patriota.

Por su parte, Montejo Orellana ha sido investigado por la DEA (Administración para el Control de Drogas, por sus siglas en inglés) por sus vinculaciones con narcotraficantes como los Sarceño de Iztapa. Después que Walther Overdick fue deportado, y que Obdulio Yuyo Solórzano fuera asesinado, Montejo pasó a ser administrador de parte de sus bienes, afirma una fuente consultada.

“Offshore” con “famosos”

Los registros guatemaltecos muestran a Gustavo Figueroa como un empresario propietario de una gasolinera en el kilómetro 7, ruta al Atlántico, y una fábrica de plástico. Pero  en Panamá, una offshore muestra vinculaciones hechas durante su época de mayor influencia.

El Registro Público de Panamá señala que Gustavo Figueroa forma parte del directorio de Grupo Mulligan, S.A., constituida el 23 de agosto de 2000.

En octubre de 2011 Bayron Monterrosa fue nombrado gerente general de la farmacéutica New Heaven, S. A., propiedad de Jeffrey Montes, un cuestionado proveedor del IGSS.

Grupo Mulligan, es presidida por William Anthony Billy Schwanck López, un operador de negocios en Puerto Quetzal, capturado por el caso de corrupción TCQ. El vicepresidente es Marco Vinicio Morales Portillo, sobrino del expresidente Alfonso Portillo. José Miguel de la Vega Izeppi, exministro de Energía y Minas de Otto Pérez, es otro director. El secretario de la offshore es Luis Enrique Zeceña de León, socio fundador de la Inmobiliaria Tic Tac, investigada por el MP en el caso IGSS-Pisa. Los vocales son Gustavo Figueroa y Mario Roberto Martínez Schlaffke.

El nombramiento de Monterrosa, quien no tiene experiencia en cargos públicos ni portuarias, se da pocos meses antes que inicien adquisiciones como el servicio de las grúas que controló por décadas Jurg Widmer, el reaseguro del puerto y la autorización de una rampa de inspección de contenedores.

Proveedor del Estado

Bayron Monterrosa figura en Guatecompras como proveedor del Estado con su empresa individual Grupo Integrado de Inversiones.

El 3 y 24 marzo de 2017 le vendió a la Municipalidad de Puerto Barrios, Izabal,  una mesa ejecutiva desmontable con acabados de madera y cuerina para sesiones y un juego de 14 sillas tipo ejecutivas enguatadas en cuerina por un total de Q47 mil Q800.  También Estrategias y Aplicaciones Innovadoras le vendió en 2017 a la Municipalidad de Puerto Barrios 287 sacos de mezcla asfáltica valorados en Q24 mil 567.20.

El alcalde de Puerto Barrios es Hugo Sarceño Orellana, familiar de Leonel Montejo Orellana.