Domingo 7 Mayo 2017
Investigación

El asesor de Jimmy que toma decisiones

Yury Arana Castillo fue contratado como un asesor técnico administrativo de la Unidad de Convoyes Regionales del Fondo Social de Solidaridad (FSS) bajo renglón 0-20; sin embargo, este se presenta ante los alcaldes como director de dicha unidad donde toma decisiones.

El asesor Yury Arana (centro) es el enlace con los alcaldes que llegan a gestionar maquinaría de los convoyes regionales del Fondo Social de Solidaridad (FSS) para rehabilitar caminos rurales.

El Fondo Social de Solidaridad (FSS) se creó en marzo de 2009 como una unidad ejecutora ágil de programas y proyectos competencia del Ministerio de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda (Micivi); un lustro después se ha convertido en una entidad sin controles y fuente de empleos para los amigos y simpatizantes del presidente de turno.

Yury Giovanni Arana Castillo es amigo de Jimmy Morales y fue su asesor de comunicación durante la pasada campaña electoral. Tras asumir la Presidencia en enero de 2016, fue contratado como Asesor de la Secretaría de Comunicación Social de la Presidencia.

Pero un error le apartó de Morales. En septiembre de 2016, el presidente se enteró de un grupo de niños que conformaban la banda de la Escuela Sejol, San Pedro Carchá, Alta Verapaz, quienes practicaban con instrumentos elaborados con botes y materiales reciclados.

El video conmovió al mandatario quien decidió donarles los instrumentos y más tarde transmitió la entrega en vivo por su cuenta en Facebook, sin embargo, dichos instrumentos llegaron a otra escuela. Arana Castillo regresó dos días después a la Escuela Sejol para entregarles otros instrumentos musicales y una invitación de Morales para ir a desfilar el 14 de septiembre frente al Palacio Nacional.

En su cuenta de Facebook, Morales justificó el error indicando que al tratar de ubicar a la banda escolar del video se dio cuenta que en San Pedro Carchá había más de una banda con similares características por lo que decidió apoyar a dos escuelas con los instrumentos musicales.

El 19 de septiembre de 2016, Arana Castillo fue contratado como Técnico Administrativo de la Unidad de Convoyes del Fondo Social de Solidaridad (FSS) bajo renglón 0-29 (servicios temporales), según el contrato número 601-2016-029-FSS por un monto de Q54 mil 400.

El 2 de enero de 2017 le fue extendido un nuevo contrato anual por servicios técnicos por Q239 mil 354.84 (unos Q20 mil mensuales); ambos contratos se dieron por excepción.

Pese a ser un asesor contratado bajo el renglón 0-29, Arana Castillo se presenta en las actividades oficiales y reuniones con alcaldes como Director o Coordinador de Convoyes Regionales del FSS, según varias publicaciones en la página web del Fondo y en la red social Facebook.

El 24 de noviembre de 2016, Arana Castillo se reunió con Raúl Gutiérrez Ardón, alcalde de Ixcán, y Pedro Caba, alcalde de Chajul, para definir las acciones necesarias para el inicio de los trabajos para abrir un tramo de 8.5 kilómetros de caminos vecinales en dichos municipios de Quiché, informó la Oficina de Comunicación Social del FSS en su página web. Tres días antes se reunió con Florencio Carrascoza Gámez, alcalde de Joyabaj, Quiché, con el objetivo de elaborar una agenda conjunta para la planificación de trabajos en carreteras terciarias y comunitarias en dicho municipio.

¿Asesor que toma decisiones?

El hecho de que Arana Castillo sea un asesor y director de Convoyes Regionales del FSS llama la atención, ya que si bien el renglón 0-29 permite contratar servicios técnicos o profesionales estos no tienen relación de dependencia, son empleados temporales cuyo contrato puede rescindirse en cualquier momento por lo que no pueden tomar decisiones y no pueden asumir responsabilidades del patrimonio público (no tienen cuentadancia).

En sus informes de la Auditoría Anual de 2013 y 2015 realizada al FSS, la Contraloría General de Cuentas (CGC) reportó como hallazgo la contratación de personal bajo el renglón 0-29 con tareas administrativas por lo cual impuso sendas multas al Coordinador Ejecutivo y a la Coordinadora de Recursos Humanos.

El portal Guatecompras muestra que Yury Arana Castillo fue contratado como asesor técnico administrativo en la Unidad de Convoyes Regionales del Fondo Social de Solidaridad por Q239 mil 354.84.

 

La página web del Fondo Social de Solidaridad presenta a Yury Arana como Director de Convoyes Regionales.

En su defensa, los coordinadores del FSS argumentaron que solo cuentan con nueve puestos bajo renglón 0-22 y que desde el 2011 gestionan ante la Coordinación General de Recursos Humanos del Ministerio de Comunicaciones la creación de puestos con cargo al renglón presupuestario 0-22 “Personas por Contrato Servicios Directivos Temporales”, pero que hasta la fecha la Oficina Nacional de Servicio Civil (Onsec) no les ha autorizado los puestos, por lo que durante el mes de abril de 2016 estarían retomando dicha gestión.

La Contraloría investigará

Consultado al respecto, Carlos Mencos, contralor general de cuentas, indicó que todos los años en conjunto con el Ministerio de Finanzas Públicas (Minfin) emiten una circular en donde se les indican a todas las dependencias públicas que las personas contratadas bajo el renglón presupuestario 0-29 no pueden ser considerados servidores o funcionarios públicos, no pueden hacer gestión pública o asumir ninguna responsabilidad.

Los contratados bajo el renglón 0-29 no pueden firmar como un empleado de carácter permanente, pueden asesorar (en lo que dice su contrato) pero no pueden firmar ni tomar decisiones de orden administrativo o financiero, explicó Mencos.

Agregó que tomarán nota de lo que ocurre en el FSS y mandaran auditores a evaluar el caso para determinar si están tomando decisiones y poniendo en riesgo los bienes públicos patrimonio del Estado lo cual no es correcto.

El nuevo Fonapaz

Para Manfredo Marroquín, presidente de Acción Ciudadana (AC) Capítulo Nacional de Transparencia Internacional, lo que ocurre en el FSS es anormal. Ninguna persona contratada como 0-29 puede dirigir una dependencia o unidad ejecutora y las funciones que estaría ejerciendo Arana Castillo no son propias de un contrato 0-29.

Explicó que los fondos sociales son fideicomisos que surgieron durante los años noventa como unidades ejecutoras agiles pero se han convertido en bolsones de contratación de amigos de los gobernantes de turno. Lo que ocurre en el Fondo Social de Solidaridad donde solo hay nueve plazas 0-22 y 204 plazas 0-29 es anormal, hay que llamar la atención de que se volvió un nuevo Fonapaz, no se pueden tener más de 200 asesores, concluyó.