Jueves 23 DE Noviembre DE 2017
Investigación

La historia real de Baldetti y Monzón en Corea

Un testimonio al que tuvo acceso elPeriódico desmiente la confusa versión que ofreció la ex vicepresidenta hace dos años.

Fecha de publicación: 09-04-17
Por: Investigación [email protected]
Más noticias que te pueden interesar

El próximo domingo 16 de abril se cumplen dos años de que se diera a conocer el caso La Línea, el cual llevó a la renuncia de Ingrid Roxana Baldetti Elías y Otto Fernando Pérez Molina a sus cargos. Mientras el caso era dado a conocer en Guatemala, la ex Vicepresidenta, junto a César Kim, esposo de la exdiputada del Partido Patriota Regina Guzmán; su entonces secretario privado, Juan Carlos Monzón Rojas; y quien hasta hace unas semanas era su fiel escudera Daniela de la Luz Beltranena Campbell, se encontraban en Corea del Sur, en donde Baldetti recibió un doctorado Honoris Causa, por parte de la Universidad de Daegu.

Al regresar, Baldetti ofreció una conferencia de prensa en donde, lejos de aclarar las dudas, intentó dar su versión sobre el viaje y el supuesto paradero de Monzón. En una explicación que duró poco más de 28 minutos, Baldetti aseguró, entre otras cosas, que ya no había visto a Monzón tras ser condecorada, que lo había despedido por teléfono y que le había exigido que regresara lo antes posible al país. Un testimonio la desmiente.

“Llamo a Juan Carlos a su teléfono, me contesta y le digo que si él sabe lo que está pasando en Guatemala y me dice que no, que él no sabe. Entonces le digo que se lo voy a decir, y le digo: Primero estás destituido como Secretario Privado de la Vicepresidencia; segundo te exijo que regreses lo antes posible a ponerte a disposición de los tribunales de Guatemala; y tercero espero que no sean más de 24 o 48 horas lo que te lleve estar allá para dar la cara, por tu familia, pero también por la confianza que te di todos estos años; después de eso no volví a tener comunicación”, fue la versión que dio Baldetti durante su última conferencia.

Tras dos años del viaje, y de haberse revelado la primera parte de la estructura que terminaba en Monzón, elPeriódico tuvo acceso al testimonio de una persona que viajó de avanzada para coordinar la seguridad de la Vicepresidenta. Esta narró a las autoridades lo que vio durante el periplo y reveló, entre otras cosas, que contrario a lo que aseguró la entonces vicemandataria, Monzón y Baldetti se despidieron en el mismo hotel de lujo en donde se hospedaron.

La “suite” para Baldetti

La persona que acompañó a la comitiva narró, el 2 de noviembre de 2016 ante los representantes del Ministerio Público (MP), todo lo que vio y supo del viaje a Corea del Sur.

“Yo me fui antes, yo me fui de avanzada. Llegué a hablar con las personas de allá, con el embajador, con el personal de seguridad, voy a ver el lugar donde se lo van entregar –el doctorado– que no era en Seúl sino en otra parte y teníamos que tomar el tren, luego la vamos a esperar al aeropuerto, ella llega con Daniela Beltranena, Juan Carlos Monzón y el señor César Kim, nos hospedamos en el hotel Lotte”, señala en la declaración ministerial.

“Ella (Baldetti) estaba en su suite, la licenciada Beltranena estaba en el mismo piso, y el licenciado Juan Carlos Monzón, César Kim y yo nos quedamos en otro piso”, explicó.

Comunicados hasta el último momento

La persona de seguridad indicó que debido a lo que sucedía, la asistente de la entonces Vicepresidenta le indicó que adelantarían el vuelo y explicó lo que vio.

“De lo que sucedió en esa oportunidad, yo no me enteré hasta después, solo recuerdo que me llamó la licenciada Beltranena y me indica que hubo cambio de planes, que el vuelo ya no saldría a las 14:00 y que se saldría en el vuelo de las 9:20. Ella solo me dice que había problemas en Guatemala y que la señora Vicepresidenta tenía que venirse lo antes posible”, contó.

Baldetti recibió un doctorado Honoris Causa, por parte de la Universidad de Daegu, al tiempo que la Cicig anunció la captura de Juan Carlos Monzón.

Dentro de otras cosas aseguró que Monzón y Baldetti se despidieron en el hotel en donde estaban hospedados, contrario a lo que aseguró la ex vicepresidenta en su discurso.

“Yo voy a tocar las puertas, el licenciado Monzón no estaba en su habitación, le toco la puerta al licenciado Kim y ya luego voy a la habitación de la licenciada Beltranena y a la de la Vicepresidenta, y allí estaba el licenciado Monzón. Luego de hacer los preparativos con el cambio de horario, en el lobby del hotel ella se despide del licenciado Monzón y de César Kim”, –en su declaración a los medios, Baldetti aseguró que después de que recibiera el doctorado no volvió a ver a Monzón–.

La persona encargada de la seguridad explicó que ella se quedó en Corea para regresar en otro vuelo, y volvió a tener contacto con Monzón. Baldetti en ningún momento le dijo que Monzón estaba siendo buscado por las autoridades guatemaltecas o que cortara el contacto con él.

“Yo regreso al hotel y allí estaba aún Juan Carlos Monzón en la suite de la Vicepresidenta, yo llego a recoger los regalos y ropa que ella había dejado y allí Monzón me da una maleta y su mariconera. De eso yo le consulto a la Vicepresidenta, a través de Daniela Beltranena qué hago con la maleta, de primero me dice que revise qué tiene la maleta, y le indico que tiene una iPad, un teléfono, y ropa de él; pero ya luego me indica la señora Vicepresidenta que deje la maleta y se la doy al embajador que era Gustavo López, y se queda en la embajada”, concluye.

Cada quien tomó su camino. Baldetti Elías volvió a Guatemala, Juan Carlos Monzón se refugió en un país de Europa. Por tres meses, Monzón fue el prófugo más buscado de Guatemala, fuentes cercanas a la investigación cuentan que retornó al continente a través de Colombia y viajó hasta cruzar la frontera de Honduras para entrar al país. Un día antes de entregarse, hizo un viaje en motocicleta, almorzó en un conocido restaurante a la orilla de la autopista de Palín, Escuintla. Si alguien lo hubiera identificado esa tarde, hubiera podido cobrar los Q100 mil que ofrecía el Ministerio de Gobernación (Mingob) como recompensa, nadie lo notó. Monzón volvió a su motocicleta, pasó frente a un retén de policías e ingresó a la ciudad capital.

Las dos caletas de la Vicepresidenta

A mediados del año pasado, en una carta dirigida a la Fiscal General, el actual vicepresidente Jafeth Cabrera informó que se había encontrado una caja fuerte escondida en el piso, la cual estaba “cubierta o disfrazada por un bloque de cerámica”.

La caleta estaba ubicada en una habitación que, según le habrían informado algunos empleados a Cabrera, era utilizada por Baldetti “como bodega para archivar sus documentos personales”, señala la misiva.

Los fiscales del Ministerio Público (MP) acudieron a las instalaciones de la Vicepresidencia y abrieron la caja fuerte. En su interior no se encontró nada. Se desconoce con certeza si esta servía a Baldetti o fue instalada por alguno de los anteriores vicemandatarios.

En los allanamientos hechos a la casa blanca de Los Eucaliptos, el informe del MP detalla que en un clóset se encontró un espacio en el cual, según su apariencia, pudo existir una caja fuerte.