Jueves 23 DE Noviembre DE 2017
Investigación

El “maestro” de Juan Carlos Monzón que asesora a Neto Bran

Héctor Valdez, exdirector de la comisión liquidadora de Fonapaz, fue contratado en la Municipalidad de Mixco como asesor y está involucrado en la implementación del nuevo proyecto de transporte público. Valdez fue quien guió a Monzón para hacer sus primeros negocios con el Estado.

Fecha de publicación: 17-10-16
En la CDAG, Valdez benefició con contratos millonarios a sus empresas. Incluída Canchas Deportivas que fundó Monzón por sugerencia suya. Por: Investigación [email protected]
Más noticias que te pueden interesar

El proyecto estrella de Neto Bran, el “Express Roosevelt” que conectará Mixco con la ciudad capital con buses más modernos y articulados, tiene una mente arquitecta detrás. Su nombre es Héctor Arnoldo Valdez Batz, quien, desde la década de los noventa ha tenido un recordado y cuestionado paso por la Confederación Deportiva Autónoma de Guatemala (CDAG), y por la comisión liquidadora del Fondo Nacional para la Paz (Fonapaz) bajo el gobierno del Partido Patriota (PP).

Quienes lo conocen, describen a Valdez como el “maestro” de Juan Carlos Monzón, el exsecretario vicepresidencial de Roxana Baldetti que logró controlar buena parte de las instituciones del Estado para cobrar comisiones.

La historia es confirmada por adjudicaciones de Guatecompras, declaraciones de testigos dentro del proceso de Cooptación del Estado, los vínculos de parentela, y fuentes distanciadas entre sí.

Valdez laboró desde los noventa en la CDAG, incluso tras una reestructuración interna a la institución. Momento en el que afianzó sus vínculos internos y conoció a Monzón. En esta institución laboró como Gerente de Proyectos, un puesto clave pues entre las facultades de ese cargo estaba el diseñar las bases de los concursos de licitación que publicaría la CDAG.

Con esta información, y la capacidad de modificar las bases, Valdez contactaba a Monzón y le indicaba exactamente las características de los productos y servicios que la CDAG estaría interesada en adquirir. Si la Confederación necesitaba, por ejemplo, balones de determinado tamaño, Monzón ya tenía lista la cotización a la medida. Así, respaldado por sus influencias, se aseguraba que su socio fuera el ganador de los concursos. Las ganancias eran compartidas, confirman las fuentes que conocieron de cerca estas negociaciones.

Monzón y Valdez institucionalizaron su red y ampliaron su negocio a la construcción y mantenimiento de canchas. A sugerencia de Valdez, el exsecretario vicepresidencial fundó Canchas Deportivas, empresa donde laboraba la mayoría de los testaferros que utilizó Baldetti para ocultar sus bienes. En mayo de 2007, esta empresa recibió su primer contrato por Q698 mil 269.19 para colocar carpeta sintética en cuatro canchas sintéticas de tenis en la villa deportiva de Huehuetenango. En julio del mismo año recibió otra adjudicación para el complejo deportivo de Retalhuleu, ambas de la CDAG.

Canchas Deportivas no fue la única empresa a la que Valdez le gestionó proyectos para beneficiarse y beneficiar a Monzón. Teknideportes otra empresa de Monzón y Multiempresarial HJ&AV, en donde figuraba como propietario el contador de Monzón, Víctor Hugo Hernández, fueron las compañías beneficiadas por Valdez desde la CDAG.

Desde antes que asumiera Bran, Valdez lo seguía de cerca en cada actividad.

Desde antes que asumiera Bran, Valdez lo seguía de cerca en cada actividad.

Valdez, el primer cooptador

Proyectos y Tecnología Corporación, Sociedad Anónima (Protecnia), una empresa representada por Valdez y creada en 2005, recibió adjudicaciones de diversas instituciones del Estado entre 2007 y 2012 (cuando aún laboraba en la CDAG, fue despedido en 2008).

Valdez hacía trabajos de cualquier tipo a instituciones como el Ministerio de Comunicaciones, el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social y, a inicios del gobierno Patriota, fue contratista de la Tipografía Nacional, en donde su amigo y socio, Óscar Masaya, mantenía el control.

Masaya entonces diputado del Partido Patriota al Parlamento Centroamericano, gestionó también publicidad en el Registro Nacional de las Personas (Renap) para una empresa controlada por ambos, el medio impreso “El Ciudadano” en donde pautaron publicidad por más de Q120 mil.

Quién autorizó la pauta fue Julio Alvarado, exjefe de Valdez cuando este trabajó en la CDAG, quien fungía como representante del Congreso ante el Renap. Alvarado se encuentra detenido por su vinculación con el caso Cooptación del Estado y señalado por el Ministerio Público y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), por Asociación Ilícita y Cohecho Pasivo.

En total, solo la empresa Protecnia recibió adjudicaciones del Estado entre 2007 y 2012 por más de Q33.6 millones, Valdez también se especializó en dar servicio a las municipalidades.

Mi Camio fue un proyecto fallido de Valdez para implementar cobros prepago en autobuses, por esta razón se involucró en el “Express Roosevelt”.

Mi Camio fue un proyecto fallido de Valdez para implementar cobros prepago en autobuses, por esta razón se involucró en el “Express Roosevelt”.

El liquidador de Fonapaz

Los negocios fueron fructuosos en la CDAG, pero los descuadres en las cuentas hicieron que Monzón y Valdez se distanciaran por algunos años. Más tarde, en 2013, Valdez encontraría la fórmula perfecta para reinventarse: Crear un plan para aprovechar los recursos que quedaban en el Fondo Nacional para la Paz (Fonapaz).

En 2013 el entonces presidente Otto Pérez anunció el cierre de Fonapaz debido a la “corrupción enraizada” que existía ahí. Valdez acudió a Monzón con una estrategia para tener ganancias de los recursos de la institución. Tanto agradó el plan al exsecretario que removió al primer liquidador de Fonapaz y nombró a Valdez. Las diferencias quedaron olvidadas.

La única condición que tenía Valdez para asumir era obtener un título profesional. Un mes después y con la ayuda de varios de sus futuros asesores en Fonapaz, Valdez presentaba su tesis y se graduaba de arquitecto en la Universidad San Carlos con un trabajo que versaba sobre un complejo deportivo en Villa Nueva. La graduación fue en julio de 2013, su asesor, Aníbal Baltazar Leiva Coyoy, fue contratado al mes siguiente con un sueldo de Q18 mil.

La sombra de Neto Bran

Valdez habría sido un personaje muerto de no ser por un golpe de suerte, ganarse la confianza del nuevo alcalde de Mixco.

Desde antes de ser electo, Valdez no se despegaba de quien sería el reemplazo de Otto Pérez Leal. En diferentes actividades como el recapeo del bulevar El Naranjo, Héctor Valdez, permanecía cerca de Bran.

Tras asumir el cargo de alcalde, el 15 de enero de 2016, el mismo día que fue juramentado como alcalde, Bran suscribió el contrato administrativo DRH-SP-029-05-2016 con Valdez, a quién contrató como “asesor” por un monto total de Q230 mil 666.67 anuales (Q20 mil cada mes aproximadamente).

Valdez presta sus servicios según el contrato como “asesor en gestión comunitaria”, aunque los empleados de la comuna refieren que en realidad se encarga de manejar las distintas adjudicaciones que se realizan además de asesorar a Bran en la implementación del proyecto “Express Roosevelt”.

Un proyecto a dedo

La semana pasada, el alcalde Ernest Bran, quien desde abril de este año cambió su nombre a “Neto Bran Montenegro”, anunció con orgullo la próxima entrada en funcionamiento de un proyecto que conectará con autobuses articulados el municipio de Mixco con la ciudad de Guatemala. Dentro de los anuncios no se ha presentado quiénes son los empresarios beneficiados con el proyecto ni cómo se tomó la decisión de trabajar con ellos.

Los autobuses ya están siendo sometidos a pruebas y acompañados por funcionarios de la Municipalidad de Mixco.

Este proyecto, confirman las fuentes, es la razón por la cual Valdez está en la municipalidad. En julio de 2012 Valdez inició un proyecto fallido conocido como “Mi Camio”, en donde se invirtió en equipo y software para instalar cobros prepago. Este mismo  sistema será utilizado en el “Express Roosevelt”.

Se intentó contactar con el Alcalde de Mixco para hablar sobre la contratación de Valdez y el proyecto “Express Roosevelt”. Sin embargo, su vocero se limitó a enviar unos audios en los que Bran presentaba el proyecto. Posteriormente a eso no se tuvo respuesta.

Contratos para otro asesor

Esta semana elPeriódico reveló que el Jefe Financiero de la municipalidad de Mixco, César Augusto Pérez Cáceres, se beneficiaba con la renta de un inmueble por Q30 mil mensuales a la comuna mixqueña. Tras la publicación, Pérez Cáceres presentó su renuncia.

El nepotismo hecho alcalde

Ernest Bran ganó las elecciones y con él su familia. Desde que asumió se encargó de dar trabajo a su madre, padre, tíos y otros parientes. En la repartición de cargos, el hijo de Valdez también fue beneficiado.

> Ernesto Bran (Padre) – Representante de las Alcaldías

> Ernestina Montenegro de Bran (Madre) – SOSEA

> Nancy Bran Montenegro (Hermana) – Oficina Municipal de la Mujer

> Ovidio Bran (tío) – Servicios Públicos

> Mario Bran (Tío) – Servicios Públicos

> Héctor Javier Veldez Bran – (sobrino e hijo de Valdez) – Comunicación