Domingo 18 DE Noviembre DE 2018
Investigación

Auditor atacado a tiros el lunes trabajaba para Jonathan Chévez

Carlos Aparicio Pisquiy Morales recibió dos disparos en la espalda por parte de dos sicarios que se transportaban en una motocicleta.

 

 

Fecha de publicación: 20-04-16
Jonathan Chévez es señalado de lavar los fondos que Otto Pérez y Roxana Baldetti recibieron ilegalmente. Por: investigación elPeriódico
Más noticias que te pueden interesar

El caso TCQ registró su primera mancha de sangre, luego de que dos desconocidos que se transportaban en motocicleta atentaran el lunes contra el auditor Carlos Aparicio Pisquiy Morales, cerca de las ofibodegas donde laboraba ubicadas en el kilómetro 7.5 carretera a Santa Catarina Pinula.

Pisquiy Morales es contador de las empresas de Jonathan Chévez, quien fue capturado el pasado viernes y está acusado por el Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) de haber lavado al menos US$12 millones en sobornos para el expresidente Otto Pérez y la ex vicepresidenta Roxana Baldetti, para facilitar el usufructo de un terreno en Puerto Quetzal a la Terminal de Contenedores Quetzal (TCQ).

El lunes por la mañana, el auditor acudía a su trabajo en un complejo de ofibodegas ubicadas al final de la 20 calle de la zona 10, cuando fue atacado desde una motocicleta. Su vehículo recibió al menos cinco perforaciones de bala, de las cuales dos impactaron en la espalda de Pisquiy, quien fue auxiliado por Bomberos Municipales que lo trasladaron en estado delicado a un hospital público.

Fuentes cercanas a la investigación confirmaron el nexo entre Pisquiy Morales y Chévez.

Se desvinculan de Pisquiy

Tras ser atacado, los fiscales del Ministerio Público encontraron en el vehículo de Pisquiy Morales, un maletín con recortes de noticias sobre TCQ.

La empresa Terminal de Contenedores Quetzal emitió ayer un comunicado en donde negó cualquier relación con el contador de Chévez.

“Deseamos aclarar que la persona identificada como víctima de tal incidente, no ha laborado ni labora para esta empresa”, indica el comunicado.

Lavador de políticos y narcos

Chévez es propietario de varias empresas, entre ellas: Transacciones Monetarias Unidas, dedicada a la compraventa de divisas, y Fortknox, que transporta valores en camiones blindados. Ambas empresas operan en un complejo de ofibodegas ubicado al final de la 20 calle de la zona 10.

Carlos Pisiquiy Morales sufrió un atentado el pasado lunes, pero sobrevivió y fue trasladado a un centro asistencial.

Carlos Pisiquiy Morales sufrió un atentado el pasado lunes, pero sobrevivió y fue trasladado a un centro asistencial.

Esta oficina fue allanada semanas atrás por investigadores del MP y la CICIG en busca de documentos e información sobre los millonarios sobornos pagados por TCQ a Otto Pérez y Roxana Baldetti, entre otros exfuncionarios.

Chévez era un discreto empresario que incursionó en el negocio a mediados de la década pasada, cuando empezó a utilizar a grupos de jóvenes para transportar dólares por vía aérea a Panamá.

Según fuentes cercanas a la investigación, Chévez tenía entre sus clientes, además de Pérez y Baldetti, a numerosos políticos y narcotraficantes, a quienes prestaba sus servicios de compraventa de divisas, manejo de efectivo, transporte de valores y transferencias para “justificar” el origen de los fondos, por lo que cobraba comisiones entre cuatro y 18 por ciento del monto.

Además, señalan que Chévez también ofrecía entre sus servicios, la venta de lingotes de oro registrados, una operación que permite resguardar su dinero en un buen refugio y obtener ganancias si el precio internacional del oro se eleva.

“(Chévez) es una persona con el perfil ideal para el manejo de dinero en cuentas internacionales”, afirmó Iván Velásquez, jefe de la CICIG, el viernes pasado, al explicar cómo operaba la estructura criminal y cómo esta persona realizó una compleja serie de transferencias por varios países para, finalmente, retornar los fondos a Guatemala, con el fin de perder su rastro, y entregárselos a Pérez y Baldetti.

Con esos fondos, Pérez gastó US$300 mil para ampliar y remodelar su chalé en Monterrico, compró un yate en US$319 mil 216.23 y se quedó con US$3 millones en efectivo, según los registros hallados en las oficinas de Chévez.

Por su parte, Baldetti gastó US$198 mil 300 en la compra de máquinas de rejuvenecimiento; US$90 mil para montar un spa con el doctor Germán Vargas; usó US$710 mil 586 para comprar un hotel en La Antigua Guatemala; Q6.4 millones para comprar el chalé de Otto Pérez en Monterrico; destinó US$1.2 millones para abonar a un amplio terreno contiguo a su casa en Los Eucaliptos, zona 10, y se quedó con US$600 mil en efectivo.

Por la comisión de cambio de divisas y manejo de efectivo, Chévez le habría cobrado US$119 mil 646.08 a Otto Pérez y US$319 mil 218.89 a Baldetti.

Otras entregas de fondos

Los documentos encontrados en la oficina de Chévez, revelan que Roxana Baldetti le entregó Q1.2 millones (US$160 mil) a una persona llamada Carlos Estuardo Moscoso Burgos. Chévez también le habría entregado, en nombre de Baldetti, Q465 mil y US$92 mil 352.94 a otra persona llamada Boris Benjamín Meza Barillas. También figura una transferencia de US$100 mil realizada por Chévez a una persona de apellido Biguria; y una entrega de efectivo por US$100 mil a una persona nombrada como “Isme”, que los investigadores suponen podría ser Ismenia del Val Herrera, una abogada de Juan Carlos Monzón, exsecretario privado de Baldetti, y quien laboraba en ese momento para la Vicepresidencia.

Etiquetas: