Martes 25 DE Septiembre DE 2018
Investigación

La fortuna inmobiliaria de Juan de Dios Rodríguez

En un periodo de tiempo de seis meses, el expresidente del Seguro Social, hoy en prisión, compró apartamentos, un chalé y terrenos en zonas exclusivas.

Fecha de publicación: 23-11-15
Por: Investigación elPeriódico
Más noticias que te pueden interesar

Antes de ser funcionario, podía decirse que Juan de Dios de la Cruz Rodríguez López era un constructor con suerte, pero su fortuna creció aceleradamente tras hacerse cargo de la presidencia del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) en abril de 2013.

Rodríguez empezó a comprar propiedades en zonas privilegiadas como un apartamento en el exclusivo edificio Casa Margarita en la zona 10 capitalina; un chalé en Linda Mar, Puerto San José, Escuintla; una casa en Quetzaltenango; y un enorme terreno colindante con el club El Pulté, zona 16, según una investigación realizada por elPeriódico en el Registro General de la Propiedad.

Las cuatro propiedades fueron adquiridas en el primer semestre de 2014. En conjunto, los inmuebles tendrían un valor de mercado superior a los Q6 millones, algunas pagadas en su totalidad en efectivo.

El primer inmueble adquirido por Rodríguez fue un chalé ubicado en el lote 17 de la Lotificación Linda Mar, Puerto San José, Escuintla, el cual le fue vendido por el exdirigente sindical del Organismo Judicial y diputado electo por Suchitepéquez, Juan Ramón Lau Quan. La propiedad fue declarada en Q80 mil, según la escritura número tres faccionada por el notario Óscar René López Leiva el 14 de enero de 2014, según los documentos consultados en el Registro de la Propiedad.

Diez días después compró un terreno ubicado en el lote 55, 1-94 zona 4 de Quetzaltenango, que fue declarado en Q31 mil, según la escritura número ocho faccionada por el mismo notario, según el Registro de la Propiedad. En este inmueble se encuentra una construcción de tres niveles en estado de abandono.

El 6 de mayo de 2014, Rodríguez compró un terreno de 3 mil 57 metros cuadrados ubicado en la Finca El Pulté, zona 16, que fue declarado en Q80 mil, según la escritura número 27 faccionada también por el notario López Leiva. El precio de la tierra en ese sector ronda los US$40 la vara cuadrada, por lo que su valor comercial supera Q1 millón, según corredores inmobiliarios consultados.

Pero entre estos meses que el expresidente del IGSS estuvo de shopping inmobiliario, la compra que resalta es la de la zona 10 capitalina. Rodríguez adquirió un apartamento en el cuarto nivel del edificio Casa Margarita, este inmueble fue adquirido en una fecha desconocida mediante su aportación a una empresa panameña por parte de la inmobiliaria que desarrolló el proyecto, según los documentos consultados en el Registro General de la Propiedad. Posteriormente, Rodríguez habría recibido las acciones de la offshore. Distintas fuentes consultadas confirmaron que Rodríguez era el dueño del apartamento y tendría un valor mínimo de Q4.5 millones.

Embargos millonarios

Las investigaciones realizadas por el Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) apuntan a que Rodríguez habría percibido beneficios económicos de laboratorios farmacéuticos beneficiados con la compra de medicamentos por parte del Seguro Social.

Rodríguez permanece en prisión desde el 20 de mayo pasado, luego de que el MP y la CICIG lo acusaran de asociación ilícita, fraude y tráfico de influencias, por el otorgamiento de un contrato anómalo por Q116 millones a la empresa Droguería Pisa, para brindar tratamiento de diálisis peritoneal a los  afiliados del IGSS, el cual ha provocado la muerte de más de 30 pacientes.

En junio pasado, el Juzgado de Extinción de Dominio inmovilizó, a solicitud del MP, un total de Q3 millones 139 mil 407 que Rodríguez tenía en dos bancos del sistema.

El edificio que arrendaron al IGSS 

La relación entre Juan de Dios Rodríguez López y Obdulio Solórzano, asesinado el 8 de julio de 2010, data del gobierno de la Unidad Nacional de la Esperanza, cuando este último dirigía el Fondo Nacional para la Paz (Fonapaz). Durante su administración, Solórzano benefició con contratos a las constructoras de Estuardo Galdámez, diputado electo por el Partido Patriota y actualmente independiente, quien a su vez subcontrataba a Rodríguez.

Con la llegada al poder del Partido Patriota, Rodríguez, a través de su hijo Juan de Dios Rodríguez Portillo entonces de 20 años de edad, compró la mitad de las acciones de Combustibles Marítimos, S. A. (Cormar) propiedad del hermano de Obdulio, Otto René Solórzano Montepeque. Por estas acciones, el hijo del expresidente del IGSS pagó Q15 millones.

El 23 de junio de 2014, el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) suscribió un contrato de alquiler por US$30 mil mensuales para ocupar el antiguo edificio de Fonapaz, propiedad de la familia de Solórzano.

El inmueble nunca fue ocupado por el IGSS aunque este pagó 11 rentas por un total de Q2 millones 246 mil y debió ejecutar la fianza de cumplimiento y buscar un acuerdo con la empresa para que devolvieran las rentas canceladas y el perjuicio causado, debido a que las instalaciones nunca fueron reparadas para su uso pese al pago.

elPeriódico dio a conocer el pasado 14 de julio las anomalías dentro de la contratación y fue hasta entonces que la empresa propietaria del edificio accedió a restituir las rentas que no cubrió la fianza.

ESPOSA PRESTAMISTA

Mayra del Rosario Portillo Calderón, esposa de Rodríguez, se dedica a la compraventa de propiedades y a realizar préstamos con garantía hipotecaria.

De acuerdo con el protocolo del notario Óscar René López Leiva, entre 2012 y 2015 Portillo compró una docena de propiedades, la mayoría ubicados en Hacienda Real, zona 16, donde opera la constructora familiar Proyectos Globales Jumar.

Etiquetas: