Domingo 27 DE Septiembre DE 2020
Investigación

“Chamalé”, condenado a dos décadas de prisión

Ortiz se suma a la lista de guatemaltecos distribuidores de droga que se declaran culpables y son condenados en Estados Unidos. El reo era el enlace para Guatemala del narcotraficante Joaquín Guzmán, alias “el Chapo”, líder del cartel de Sinaloa, quien recientemente escapó de prisión por segunda ocasión.

Fecha de publicación: 27-07-15
Ortiz fue detenido en Quetzaltenango en un operativo encubierto, aprovechando la visita de este a una de sus convivientes.
Por: Investigación investigacion@elperiodico.com.gt

El 8 de julio pasado, la jueza Virginia Hernández, de la Corte del Distrito Medio de Florida, lo condenó a 262 meses de prisión y 60 más de libertad condicional. Son dos décadas las que Juan Alberto Ortiz López estará aislado en una prisión de Estados Unidos por considerársele culpable de vender, distribuir o almacenar drogas.

 

Aunque fue el mismo Chamalé quien firmó su culpabilidad el 8 de diciembre del año pasado, en busca de reducir su condena, a cambio de develar información sobre otros casos de personas o entidades que sean de interés para las autoridades de los Estados Unidos. El acusado deberá colaborar con las investigaciones y brindar cualquier tipo de documentos, videos o audios que considere relevantes para las operaciones contra otros personajes.

 

Según el pliego de acuerdos entre el Gobierno de Estados Unidos y Chamalé, a los que elPeriódico tuvo acceso. Este aceptó que traficó con drogas al menos desde cerca de 1998 hasta 2011 cuando fue detenido.

 

Ortiz firmó el acuerdo en donde se puede leer que la forma de traficar cocaína por parte de la organización se hacía a través del mar Caribe y del Pacífico, mediante vehículos acuáticos regularmente lanchas de pesca.

 

El documento de culpabilidad indica también que la organización del narcotraficante transportó mucho más de 40 toneladas de cocaína hacia Estados Unidos.

 

Entre los hechos reportados por la fiscalía y en los que Chamalé estuvo de acuerdo está la intercepción de varios cargamentos de droga de su organización, varias de ellas incluso llevaron a la captura de la tripulación la cual fue trasladada a Estados Unidos y juzgada, fue con estas interceptaciones que el Gobierno estadounidense terminó de confirmar sus sospechas sobre el capo Ortiz.

 

El 23 de mayo de 2014, Juan Ortiz fue trasladado desde Guatemala hacia Estados Unidos con el fin de que se llevara un proceso judicial en su contra. Tres años después de que fuera capturado por las Fuerzas Especiales Policiales (FEP) de la Policía Nacional Civil con el apoyo de la Agencia Antidrogas de EE. UU. (DEA, por sus siglas en inglés).

 

El trámite para su traslado a Estados Unidos comenzó el 1 de febrero de 2011, cuando la Corte de Distrito Medio de Florida ordenó su captura. El 25 de marzo las autoridades estadounidenses remitieron el expediente al país para que el 28 del mismo mes, el juzgado de turno emitiera la orden de captura con fines de extradición.

 

Finalmente, fue capturado en la colonia El Maestro en Quetzaltenango el 30 de marzo.

 

 

Dos últimos intentos

 

Al ser capturado, Chamalé intentó beneficiarse de las amistades que había forjado a lo largo de su carrera criminal. En un primer intento, aún en Quetzaltenango, según el reporte de las autoridades, se comunicó con Gloria Torres, entonces cuñada del presidente Álvaro Colom y quien según el reporte de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), mantenía una estrecha relación con el narcotraficante.

 

Ortiz esperaba que por intermedio de Torres, la captura pudiera ser revertida, sin embargo el proceso continuó, aunque en el transcurso sucedieron situaciones tensas que buscaban terminar en la liberación del reo.

 

El traslado desde Quetzaltenango hasta la ciudad capital fue realizado en un helicóptero de la Fuerza Aérea Guatemalteca. Antes de iniciar el vuelo, los dos FEP que habían apresado a Ortiz fueron bajados de la aeronave por los militares y fue trasladado únicamente con custodia del Ejército.

 

Al llegar a la Fuerza Aérea, según confió a elPeriódico un alto mando de Gobernación de la época, los soldados se parapetaron junto a Ortiz en el interior de la sede castrense y se negaban a entregarlo, aduciendo que no se contaba con la orden de aprehensión.

 

Más tarde ese día se conoció que Chamalé buscó apoyó también con el entonces ministro de la Defensa Abraham Valenzuela, lo que días después le costó el puesto.

 

“Chamalé” y “el Chapo”

 

Juan Alberto Ortiz López, alias Chamalé o el Hermano Juanito, era un conocido finquero de San Marcos que, de acuerdo con las investigaciones, fungía como el vínculo directo con Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, alias el Chapo, el mismo que se fugó por segunda ocasión de una prisión de máxima seguridad en México el 18 de julio pasado.

 

En diciembre de 2010 elPeriódico publicó una investigación basada en información que proporcionó la Secretaría de Inteligencia Estratégica del Estado (SIE), en la cual se explica que Ortiz y Guzmán operaban juntos y controlaban el departamento de San Marcos y los municipios fronterizos, desde donde la droga sale de Guatemala para ser transportada a México y después a Estados Unidos.

 

Mauro Salomón Ramírez Barrios, quien guarda prisión desde el 1 de octubre de 2010 y enfrenta proceso de extradición a Estados Unidos por cargos de narcotráfico, supuestamente estaba bajo el mando de Ortiz, pero creció y trató de apoderarse de su territorio, lo que provocó una fuerte enemistad entre ambos capos.

 

Una intercepción telefónica determinó que Ortiz busca matar a Salomón mientras estaba en prisión. Al escucharla, Salomón dio pormenores de la vida amorosa de Chamalé, lo que permitió ubicar a sus convivientes.

 

El 14 de julio pasado, el Tribunal Quinto de Sentencia Penal determinó dar con lugar la solicitud planteada por una corte de Estados Unidos para trasladar a Salomón.

 

Según los documentos, varias de las partes del proceso fueron selladas por el Juez, Ortiz habria delatado a su antiguo socio Mauro Salomón, que espera su extradición.

Según los documentos, varias de las partes del proceso fueron selladas por el Juez, Ortiz habria delatado a su antiguo socio Mauro Salomón, que espera su extradición.

 

La vida antes  de las rejas

 

En los últimos meses antes de su captura en Guatemala, Ortiz ya no utilizaba los 30 guardaespaldas que lo acompañaban regularmente, era más discreto, quienes lo custodiaban eran tres o cuatro hombres.

 

El narcotraficante adquirió propiedades en Guatemala y México, entre ellas, fincas dedicadas al ganado y a cultivos como la palma africana.

 

Al igual que otros narcotraficantes, tenía gusto por los caballos. Una de sus últimas apariciones públicas fue en abril de 2009 durante la feria de la cabecera departamental de San Marcos. En esa ocasión participó en un desfile hípico con algunos ejemplares.

 

Ortiz López fue propietario de una empresa de cable en Malacatán, San Marcos, y pastor de su iglesia evangélica en una de sus fincas del mismo municipio.

 

Al momento de su captura estaban registradas más de diez viviendas a su nombre entre Coatepeque, Quetzaltenango, y Tecún Umán y Malacatán, San Marcos.

 

“La Tana” se declara culpable

 

El 28 de abril pasado, Sebastiana Hortencia Cottón Vásquez, alias la Tana, aceptó su culpabilidad ante la Corte del Distrito Sur de Florida por el delito de tráfico de cinco kilogramos o más de cocaína con el conocimiento de que sería traslada a los Estados Unidos.

 

La Tana fue trasladada desde Chiapas, México el 10 de octubre de 2014 hacia la Ciudad de Guatemala para luego ser extraditada el 21 de diciembre hacia Estados Unidos, por una solicitud de la Corte Distrital de Florida, en donde se lleva el proceso en contra de Hayron Borrayo y se sentenció a Marllory Chacón.

 

Glenda Aldana, fiscal que se presentó a la primera audiencia de la Tana explicó en el juzgado que la investigación del Gobierno estadounidense reveló que ella era parte de una conspiración para transportar droga desde Colombia a Guatemala, para ser luego trasladada a México y posteriormente a Estados Unidos.

 

 

El testigo W1 fue quien filtró la información sobre la Tana. Este testimonio reveló las reuniones que sostuvo con José Manuel López Morales, alias el Ché, quien lidera la banda de los hermanos hondureños Valle Valle, que fueron también capturados en octubre del año pasado.

 

El Ministerio Público indicó en la audiencia que a Cottón también se le vincula con la estructura de Juan Ortiz, alias Chamalé. Según investigaciones, ella coordinaba las transacciones que este realizaba desde San Marcos hasta la frontera con México, además, la Tana habría utilizado sus conexiones directas para trasladar dinero y drogas.

262


Meses condena impuesta a Juan Ortiz por un juez de distrito medio de la Florida.