Lunes 10 DE Agosto DE 2020
Inversión

Índice de confianza en la economía refleja crisis

Desde abril pasado el índice se mantiene por debajo de la zona de expansión y continúa el panorama negativo para el siguiente semestre.

Fecha de publicación: 10-07-20
En junio las remesas familiares se recuperaron, pero se estima que será insuficiente para acelerar el consumo.
Por: Lorena Álvarez /elPeriódico

El impacto de la pandemia sigue causando incertidumbre y desconfianza para la actividad económica del país, que luego de más de 125 días desde el inicio de las restricciones de movilidad y cierre parcial de empresas para enfrentar los contagios, sigue con expectativas negativas para los próximos meses.

En abril el Índice de Confianza en la Actividad Económica (ICAE) se redujo a 32.64 puntos, en mayo mostró una leve recuperación y alcanzó los 38.34 puntos, y en la medición de junio nuevamente retrocedió a 36.40 puntos.

El ICAE publicado por el Banco de Guatemala (Banguat) se mantiene por debajo de los 50 puntos, considerados la zona de expansión de la economía, pese a que en los primeros dos meses del año había llegado a 66.50 y 71 puntos empujado por el cambio de gobierno.

Para este domingo, el mandatario Alejandro Giammattei ofreció presentar la propuesta para reabrir la economía, y el ministro de Finanzas, Álvaro González Ricci, ha expresado que a finales de agosto se podrá tener abierta la economía cumpliendo los protocolos que se tienen.

Por ahora el 82.3 por ciento de los analistas que respondieron la Encuesta de Expectativas Económicas, que realiza el banco central, no espera que en los próximos seis meses la situación de la economía mejore, y ninguno prevé mejoras en el clima de negocios.

La revisión de las estimaciones del comportamiento del Producto Interno Bruto (PIB) que presentó el Banguat ubican el rango medio en una contracción de 2.5 por ciento este año, con el peor escenario de hasta -3.5 por ciento y el de menor caída en -1.5 por ciento.

De acuerdo con la Fundación para el Desarrollo de Guatemala (Fundesa) desde diciembre 2019 se mostró menor dinamismo en la actividad económica, pero que se marcó hacia la baja en los primeros cuatro meses de este año “especialmente a finales de abril, cuando ya son notorios los efectos de la desaceleración económica por la pandemia del COVID-19”.

Fundesa también advierte que el crédito bancario al sector privado ha aumentado debido a la demanda significativa de fondos por parte de las empresas, para solventar necesidades derivadas de la situación actual.

52.9% de los encuestados por el Banguat respondió que el clima de negocios empeorará en los siguientes seis meses y para el 47.1% se mantendrá igual.

 

Números en descenso


En abril pasado el Índice Mensual de la Actividad Económica (IMAE) cayó 5.2 por ciento principalmente por el comportamiento de actividades como el comercio, reparación de vehículos, alojamiento y construcción. Es la caída más fuerte en la tendencia del IMAE.