Sábado 15 DE Agosto DE 2020
Inversión

Hay riesgos para un millón de personas

Oxfam recomienda eliminar la “no duplicidad” en los programas Bono Familia y de apoyo a la economía informal.

Fecha de publicación: 10-07-20
Situación precaria de los hogares del Corredor Seco se profundizará más con la crisis económica del COVID-19.
Por: Geldi Muñoz Palala/ elPeriódico

La población rural de los 82 municipios del Corredor Seco que requiere asistencia alimentaria en 2020 se estima en 1 millón 12 mil 292 personas, lo cual representa casi  191 mil hogares, según Oxfam.

El nuevo informe ‘El hambre es la medida del COVID-19: Incremento de la población que requiere asistencia alimentaria en el Corredor Seco de Guatemala’, señala que la inseguridad alimentaria severa se incrementó en 289.2 por ciento y la moderada en 25.3 por ciento, respecto a 2019.

El organismo analizó a 4 mil 526 hogares (2 mil 717 entrevistados en 2019 y 1,809 en 2020) de 51 comunidades de Rabinal, Cubulco y San Miguel Chicaj del departamento de Baja Verapaz; y de Jocotán, Camotán y Olopa en Chiquimula. Las entrevistas se efectuaron vía telefónica por el COVID-19.

Programas

Oxfam le recomienda al Ministerio de Desarrollo Social garantizar mecanismos que faciliten la inscripción de estos hogares al Bono Familia. Además que se elimine la regla de no duplicidad de beneficiarios entre el programa Bono Familia y el de apoyo a la economía informal, porque el monto asignado por hogar es precario.

Agudiza la crisis


“Ese  progresivo  deterioro  que experimentaban  los  hogares  del  Corredor  Seco,  se  ve ahora  acentuado  con  una  crisis  económica  generalizada,  especialmente  en  el  sector informal”, indica el informe.